21 de diciembre de 2014

Público y Personal - 44

Capítulo anterior

Sabía que no lo estaban siguiendo. Que ya lo suyo con Sofía no le importaba a nadie. Decidió pelear, como le recomendaba Phillipa. No podía ser valiente en la guerra pero un cobarde en las cosas del amor.

Hola.
¿Con quién hablo?
Santiago

Silencio.

A Sofía se le congelaron los pies y las manos. No se esperaba la llamada. No le dio tiempo de pensar en fingir, como siempre recomiendan los manuales de amor y conquista. Santiago murió de los nervios durante esos segundos eternos. Sentía ahogarse en la mitad del mar, sin costa a la vista.

Hola. ¿Viste la foto?
No. ¿cuál?
La que puse en el Blog.
No. Tengo días sin revisar internet, mintió, era mejor eso a aceptar que se había estado comportando como un cobarde.
Ah… Pensé.
¿Qué era?
Una foto con la cadenita que me regalaste.
Entonces estamos conectados.
Puede ser.
¿Cómo has estado?
Como en un carrusel de emociones.

En ese momento recordaron por qué en algún momento definieron escribir una historia juntos.

Es fácil de suponer. Con todo lo del ballet y eso. A propósito, te veías hermosa ese día.
Gracias. Todo lo que ha pasado alrededor ha sido fabuloso. Al parecer ya están negociando una gira nacional.
¡Qué bueno! ¡Felicitaciones!
Si, la verdad nunca había estado tan enfocada en algo. Y al parecer funciona.
Encontramos la felicidad cuando sentimos que tenemos un propósito. Seguro el tuyo es ese.
Estás todo filósofo.
Todos tenemos uno adentro, a veces bastante oculto.
Seguro.

Silencio. Ambos esperaban que el otro diera algún paso. Cualquiera.

Yo sé que te debo unas disculpas. Y más que eso, explicaciones.

Silencio.

¿Qué sucede?
No nada. Es que no sé.
¿Qué no sabes?
Si debemos vernos.
¿Temes?
Mucho.
No tienes que prometerme nada.

Silencio.

Esta bien. Pero advierto que no doy garantía por mi reacción.
Acepto.
¿Vamos a cenar?
Mañana a las 8 en la Tasca Española.
Perfecto. Allá nos vemos.
Adiós.

Mariana no podía creer lo que escuchaba. Mucho descaro el del Presidente. Negarlo todo.

¿Qué vamos a hacer ahora?
Continuar publicando pruebas.
Pero con esta ‘amenaza terrorista’… la opinión va a respaldarlo.
Debemos intentarlo. Por lo pronto, vamos a poner a marchar otro plan más radical. No podemos dejar que gane.
¿Sabemos si siguen los seguimientos?
Solo continúan las que tienen orden judicial.
Eso nos da cierto margen de maniobra.
Es verdad. ¿Necesitan que regrese?
Si. Necesitamos que tu grupo esté con nosotros.
¿Hay algún riesgo?
No hay sospechas sobre ti.
Y ¿Qué va a pasar con Martínez?
Se queda en Europa por lo pronto. Por ahora aquí no hay riesgo para él.
En un par de días regreso.
Nos vemos.

 Continuará

18 de diciembre de 2014

Público y Personal - 43

Viene de acá

“Estimados compatriotas.


Las últimas horas han sido complicadas para todos como Nación. Vemos desde el Gobierno como miles de ustedes se han volcado a las calles a pedirme una explicación. Y por eso estoy aquí, dispuesto a explicarles todo.


Antes que nada, quiero celebrar la forma cómo se están llevando a cabo las protestas: sin disturbios y sin violencia. He dado las instrucciones a la policía para que se garantice la seguridad a todos los manifestantes. Adicionalmente hemos abierto la posibilidad para que las empresas o empleados que lo deseen, adelanten para esta la semana de festividades nacionales, para que no haya afectación a la economía familiar.


Dicho esto, quiero pedirles perdón. Perdón por haberlos sometido a esta situación. Perdón porque como ciudadanos ven vulnerados sus derechos e, incluso, se han sentido traicionados por mi, su Presidente, quien tiene el deber de protegerlos. Y eso es precisamente era eso lo que hemos estado haciendo desde mi gobierno.


Les pido perdón por todas las incomodidades, pero no me arrepiento. No me arrepiento porque, distinto a todo lo que se ha especulado en las últimas horas, planteamos ésta como la mejor salida para defender los derechos de la inmensa mayoría frente a la amenaza que representan los enemigos de esta Nación. Por el contrario no podría perdonarme a mi mismo el no haber hecho nada para protegerlos.


 No hay por qué temer. Gracias al sistema sofisticado de seguimiento montado por este gobierno, mantuvimos a raya a las amenazas terroristas que venían desde el extranjero.


Mi Gobierno, y si se demuestra lo contrario renuncio a mi cargo, nunca ha escuchado sin orden judicial a ningún ciudadano de bien. Yo mismo verifiqué personalmente que esto no se hiciera.


Mientras los politiqueros que posan de defensores de Derechos Humanos calumnian y se valen de nuestra libertad de prensa, todo este Gobierno ha permanecido firme en la tarea de protegerlos, incluso a ellos. Estos enemigos de la democracia desconocen todos los avances que hemos tenido en los últimos años: la disminución de los homicidios de ciudadanos, la disminución del consumo de drogas, el incremento de los ingresos de la nación, la mejora en los índices de calidad de vida. Y desconocen todos nuestros esfuerzos por preservar el derecho a la seguridad en nuestra Nación.


Miren a su alrededor y piensen si realmente somos o no un mejor país que antes…


El llamado hoy es a la unión. La unión como País nos hace fuertes. Y necesitamos esa fortaleza para enfrentar esta amenaza. Hoy más que nunca no podemos ser inferiores a esta responsabilidad.
Buenas noches y muchas gracias.


El país se paralizó. Las imprentas se detuvieron. La televisión y la radio sacaron avisos de ‘Extra. Noticia de última hora’.


La pregunta había cambiado. Giro interesante en la historia. “Presidente denuncia amenazas al país desde el extranjero” se convirtió en el principal titular de ese día. La pregunta pasó a ser: “¿Cuál es la amenaza?” “¿Quién quiere atacarnos?” Los analistas, expertos en todo y en nada, hablaban de la dualidad que se presentaba entre el “control del terrorismo versus los derechos individuales.”


Felicidades. Es, de lejos, el mejor discurso que has dado.
Creo que me he vuelto el mejor mentiroso.

Los gajes de la política.

11 de diciembre de 2014

Público y Personal - 42

Si eres nuevo en este espacio. Esta es una historia por partes. Comienza Acá
Capítulo anterior

Las instrucciones que había recibido David Martínez eran sencillas, contar todo lo que sabía sobre las operaciones en la colmena, asegurar que el Presidente conocía todo y mostrarse cansado e indignado frente a este tipo de acciones del Gobierno. Nosotros nos encargamos del resto.


Mariana no salía del asombro. La entrevista había salido demasiado bien. El entrenamiento que le dieron a David en manejo de medios y entrevistas había pagado cada minuto invertido. El tema era noticia mundial y todo el mundo estaba reaccionando. Era impresionante cómo la solidaridad mundial se movía por un tema como la privacidad, y no por las grandes masacres de las últimas guerras. De pronto, Mariana sintió que quizás se había equivocado de pelea.


Sintió cansancio. Decidió dormir después de cuatro días de insomnio.


Señores Ministros, Generales y Asesores… ¿Cómo vamos a solucionar este desastre? Ya el argumento anterior no nos sirve.
Podemos justificar las acciones como un control porque teníamos informaciones de un posible ataque de ‘los enemigos’, dijo una joven del grupo de redacción de discursos.
Desarrolle la idea, por favor.
Pues, Señor, la gente se solidariza con el Gobierno, cuando sus acciones son para protegerlos, ¿cierto?
Cierto…
Entonces, si tenemos una gran amenaza –y para eso toca armar un buen caso-, seguro la gran mayoría se va a poner de nuestro lado.
Creo que es la hora de desempolvar la idea de la guerra, afirmó el Ministro de la Defensa, recordando el plan de Boris, que se había dejado enfriar, de acuerdo al transcurso de los acontecimientos nacionales.
Pero también necesitamos un plan para no ir a guerra de verdad, insistió el Ministro de la Política.
Señora Canciller, ya sabe cómo proseguir.


Los agentes abandonaron la colmena inmediatamente después de las últimas instrucciones. Se mezclaron entre la gente que se atiborraba en las calles y plazas reclamando respuestas del gobierno. Entre tanto, de los computadores iban desapareciendo archivos, datos, nombres. Un horno recibía lo que debía quemarse.
El mayor truco de desaparecer se estaba llevando a cabo en el edificio de la Empresa de Teléfonos y Comunicaciones Digitales Nacionales.


Se montaron campamentos. Se dibujaron grafitis en cada uno de los muros de la ciudad. La música, las artes, la voz, el cuerpo. Todo se convirtió en un elemento de protesta. En cada ciudad capital estudiantes, amas de casa, desempleados, ancianos, emprendedores, extranjeros, activistas. Todos se congregaron. “Nosotros somos una vergüenza como país. Alarcón nos ha traicionado a todos sus electores. Estamos pidiendo su renuncia”. “No queremos que el gobierno nos siga escuchando. Quiero mi privacidad de vuelta”. “¡Qué vengan los tribunales internacionales, el Comité Global de Naciones. Esto no puede quedar impune!”. “¿Qué futuro le espera a mis hijos si esto pasa en una democracia?” Todos se expresaban ante cualquier micrófono que apareciera.


El monitoreo de la Casa Presidencial no daba abasto. Solo se hablaba de eso. Radio, Internet, Televisión, Redes sociales. Reventaron. La noticia era tendencia en todas partes. Boris, esto es inviable. Toca poner a alguien a que hable a favor de nosotros. Esta es la lista de analistas, columnistas, y académicos cercanos, que han tenido posiciones a favor del control absoluto. Toca llamar a los ExGenerales.


Comenzó la contraofensiva.


“Señor Presidente de la República


Somos un grupo de académicos, investigadores, artistas y defensores de los derechos humanos que hace unos años escribimos una carta pública como ésta para expresar nuestro apoyo a su propuesta de Gobierno. Hoy recurrimos a esta misma vía para expresarle nuestra preocupación por las actividades de inteligencia que, según información de revelada por los medios de comunicación, fueron adelantadas por su Gobierno en contra de todos los ciudadanos de este país.

Estas acciones no son más que una injerencia arbitraria, que se erigen ante la obtención ilegal de información privada de los ciudadanos, lo que, a nuestro parecer, va en contra de los valores democráticos de la nación.


Sus acciones, Señor presidente, constituyen una amenaza a la seguridad personal de todos sus gobernados y en graves violaciones de los derechos humanos civiles, y políticos del derecho internacional y de nuestras soberanías, y dañas las relaciones entre naciones.


Solicitamos que se suspenda toda actividad de este tipo y exigimos a la Rama Judicial que inicie todas las investigaciones pertinentes para aclarar estos hechos.


Reclamamos de usted y de todo su Gobierno las garantías necesarias para la libre realización de nuestras actividades diarias y a que renuncie a cualquier acción futura para intimidar a la sociedad.


Queremos resaltar que hoy los ciudadanos y especialmente los jóvenes saben que nadie puede estar por encima de la ley, que pensar diferente no una amenaza, y que nadie puede violar sus derechos consagrados en la constitución.


Esperamos que la sabiduría ilumine su Gobierno y tome las acciones necesarias para que logremos retomar la fe en su gestión.


Cordialmente,


Siguen 58 firmas, entre ellas las de Mariana.


Reporte 208


Venus 69 no ha presentado mayor actividad. Desde el viaje de Afrodita 08 no tiene contacto con ella. Ha presentado bastante interés por las noticias de las interceptaciones y la amenaza generada por las nuevas protesstas. Ha permanecido bastantes horas en internet leyendo prensa de diversos países.


Sofía pensaba en Mariana. ¿Cómo alguien tan cercana a ella estaba involucrada en el mayor escándalo político de este momento y no lo vio venir? No le creí nada. Definitivamente uno tiente a subvalorar a las personas que nos rodean. A veces, nunca termina de conocer a las personas. Se sintió bastante desolada. El que era el amor de su vida, desaparece sin dejar el menor de los rastros. Era como un fantasma, un sujeto que no existía. Su mejor amiga podía ser casi un héroe nacional y ya la desconocía. Estaba completamente sola. Decidió tomar el control de la situación. Sacó del fondo del cajón la cajita con la cadena que le entregó Santiago, se la puso y subió una foto a su blog.


Únicas oportunidades
A veces solo necesitamos cerrar los ojos y lanzarnos al vacío.
Esperar que nos reciba el mar profundo y no el suelo.
A veces las oportunidades se dan una sola vez.
¿La tomas o la dejas?


Se sentó a esperar. Seguro aparecería.


Querido Santi
Tengo internet limitado. Me vine a áfrica a hacer una temporada de voluntariado. Asumo que necesitaba encontrarme a mi misma. Sé que estás en problemas. Sé que me necesitas pero por ahora solo puedo decirte que tienes que luchar por lo que amas. No te quedes quieto. Da la pelea. Todas las que tengas que dar. No te rindas. Ve, consigue tu sueño. No importa cuán difícil pueda resultar. Ya has sacrificado mucho. Ya has puesto al resto de la humanidad por encima de tu felicidad. Basta. Basta. Comienza a pensar en ti. No es justo.


Te adoro. Philli






8 de diciembre de 2014

Público y Personal - 41

La historia viene de acá


Felicitaciones. Todo va marchando según lo acordado. Puedes retirarte.


El papel de Mariana era simple. Encargarse de que Martínez llegara a Bruselas, se entrevistara con medios independientes en ese país y que todas las agencias internacionales difundieran la noticia. Simple. Había puesto su parte en restablecer el orden que le corresponde a la democracia.


Esa noche partió hacia Praga. Ahí le esperaban nuevos papeles, nueva identidad. Debía esconderse por un tiempo.


Sofía no paraba de ver noticias. Entró a internet de manera desenfrenada. Leyó todo lo que encontraba. Menos mal no tengo mucho que esconder. De lo contrario… Qué miedo. Al final, Mariana tenía razón.


Tocaron a su puerta. Se sobresaltó. Sintió miedo. Abrió y no vio a nadie. Había un sobre en el suelo.


Sofi: Llegó el momento de perderme por un tiempo. Supongo que a esta hora viste las noticias y debes estar aterrada. No uses ningún dispositivo y no te preocupes por mi. Estoy bien. Hice mi parte y espero haber contribuido a que nuestro país quede en mejores manos. Te amo hermana. Mar.


Se sentó y no lo podía creer. Por fin Mariana había tenido su revolución.


Las alarmas comenzaron a sonar en toda la colmena. Luces naranjas alertaban que era el final. Convocaron de urgencia a todos los agentes.


Señores. Esta operación de cancela. Todos quedan relevados de sus funciones. Tómense unas vacaciones y pronto les notificaremos su estatus. Gracias por el Servicio al País.


Agente Aldana, acérquese. Venus continúa. Permanezca en su casa, sea discreto y pronto recibirá instrucciones, dijo como un murmullo.
Sí señor.


A Santiago le tomó por sorpresa esta petición. Salió corriendo hacia su casa. En las calles se comenzaba a agitar todo. La gente estaba como loca. Salían a la calle. Interrumpían el tráfico. La policía se aparcó en las esquinas. Santiago sintió un sobresalto, como si presintiera que lo peor estaba por suceder. Le atribuyó el sentimiento al temor de perder el único vínculo que tenía con Sofía. Como pudo, se abrió camino entre los ríos de gente que le impedían llegar a su apartamento.


Reporte 207

Los logs de navegación en Internet de Venus 69 demostraban un interés por las últimas noticias. En las llamadas, solo un par de conversaciones con sus dos tías más cercanas, la conversación no profundizaba mucho sobre la situación. Todas se mostraron ‘aterradas’ por las noticias. Pero mostraron algo de incredulidad por la información. No se revelan mayores intensiones de Venus 69 de actuar ante los últimos acontecimientos.