28 de enero de 2015

Público y Personal - 52


Capítulo Anterior 51 

Cuando Antonia quedó embarazada era demasiado joven. Estaba completamente enamorada. Pensaba, que el amor era suficiente. Que no necesitaba nada más. Solo que no pensó que él era el hombre correcto, que llegó en el momento equivocado, en el peor de los momentos. Lo de ellos no era posible. Y lo intentaron.

Lo amó tanto que le consagró su vida entera. Nunca jamás volvió a amar a nadie tanto como a él. Solo a Sofía, quien era su vivo recuerdo. La única cosa que la ataba a él.

Llegó a su casa luego de dejar a Sofía en el Aeropuerto. Encontró un sobre deslizado debajo de su puerta. Adentro un a sola hoja: MENTIRAS COMO LA SUYA, SE PAGAN CON SANGRE.

Entendió la amenaza. Corrió a la Colmena.

Boris. Tenemos una situación que se puede llegar a complicar.
Luego de la muerte de David Martínez en Europa varios agentes que estuvieron asignados a la Colmena, comenzaron a recibir amenazas de muerte. Hoy el cuarto agente llegó a nosotros con las amenazas.
¿Qué supone, General, que está pasando?
La teoría inicial basada en los informes de inteligencia indica que la oposición radical ha vuelto a la acción.
¿No estaba desactivada?
Con la crisis de hace cinco años se desarticuló el 90% de la organización. Obtuvimos información, al inicio del gobierno que ya no existía. Al parecer se reactivó con la primera información filtrada a la prensa sobre las interceptaciones ilegales. Con todo el descontento, les fue fácil reclutar jóvenes.
Hay que tomar acciones.
Estamos en eso.
Haga lo que tenga que hacer.
De acuerdo.

“Tensa calma en el país. Se declara enfrentamiento formal con el País del Norte y renace la oposición radical”; “Se revelan amenazas por todo el país. Seguridad Nacional asegura que se trata de la oposición Radical”.

La prensa no tenía descanso. Cada dos días un hecho nuevo. Los comentaristas enloquecían a sus oyentes con tantos análisis que la confusión era el estado general de la gente en la calle.

¿Usted entiende algo de lo que está pasando?, le preguntó el taxista apenas le dijo que la llevara del aeropuerto al hotel. Había preferido ir sola que aceptar una comitiva que la recogiera.
¿Pasando de qué?
En el país, señorita, en el país.
Señor, es mejor no gastarle tiempo a intentar entenderlo.
Bueno… Pero todos hablan y dicen tantas cosas.
Yo soy de las que cree que es mejor preocuparse solo por su entorno. El resto, es accesorio.
Uhmmm, señorita. No se oye muy optimista que digamos.
Creo que ser positiva no es lo mío en los últimos días.
Súbale ese ánimo, y sintonizó una emisora de música moderna.

Sofía cerró los ojos y se transportó al mar. Necesitaba calmarse y sumergirse, así fuera imaginariamente, la ayudaba.

Santiago no quería decirle nada a Sofía sobre la nota anónima. El director de la Colmena le planteó la necesidad de que cambiara de domicilio. Pero… ¿Cómo explicarle el cambio a ella? Todo se complicaba. No quería decir mentiras. ¡¿Por qué las mierdas no son fáciles!?, se repetía cuando se sentía al borde del desespero. Comenzó a sentir que lo seguían. Esa vez sabía que no era alguno de sus compañeros. Evitó llegar a su casa. Dio varias vueltas por el congestionado centro y se metió en el primer hotel de mala muerte que encontró.

Me están siguiendo. Es necesario hacer algo. Estoy ubicado en la Calle primera con Carrera Libertador. Hotel con el mismo nombre, tipeó en el celular. Sus manos le sudaban, lo que le sorprendía porque estas situaciones no eran para nada nuevas.

Un par de agentes salen para allá. No se mueva.

Una ducha fría para calmarse.

Continuará 

21 de enero de 2015

Público y Personal - 51



Alarcón era un convencido de que para tener seguridad, era necesario sacrificar una serie de libertades. Creía firmemente en el empadronamiento, en la perfilación de los ciudadanos, en el control total. Hizo su sueño realidad. Pero se le salió de las manos. Era difícil explicar que una democracia se fundara sobre valores antidemocráticos.

La seguridad había mejorado significativamente desde que se podían prever los crímenes. Desde un asalto menos, hasta una conspiración para tumbar al Gobierno. El tiempo no le alcanzó para lograr establecer los mecanismos expeditos que le permitiera realizar todas las capturas necesarias. “Los delincuentes políticos siempre son paranoicos. Para agarrarlos es necesario un poquito más”.

Boris había alcanzado a extrañar a ese Gabriel. El calculador. El frío. El político. El hombre sensible en el que se había convertido no lo terminaba de convencer. “Debería dejar eso para el retiro. Por ahora lo que requerimos es agallas”, se decía. Boris hubiera querido entender los motivos, pero si bien los conocía a fondo, no podía comprender cómo un hecho como se podía marcar a alguien de esa manera. A veces sentía que su hermana tenía la razón cuando le decía: “hay muchas cosas que tu no entiendes, sencillamente porque no tienes corazón”.

Estimas Tía Margarita y Tía Fabiola

Les escribo este correo con el corazón en la mano. Estoy a punto de salir de viaje por la gira del Ballet. Estoy demasiado feliz por eso, pero hay algo que me atormenta. Es más, que me ha venido perturbando desde hace muchos años. No me pregunten los motivos, pero necesito saber quién es mi padre y por qué mi mami nunca quiso decirme nada. Yo sé que ustedes lo saben todo. Y sé también que les he preguntado reiteradas veces, pero esta vez la petición se asemeja más a un ruego. Ustedes eran inseparables. De verdad, necesito entenderlo todo. ¿Será mucho pedir que me ayuden? Un poco de honestidad no le cae mal a nadie nunca. Además ya no soy una niña.

Las adoro con el Corazón. En 15 días viajo a la costa. Espero poder verlas. Sofi.

Te amo.
Pensé que nunca lo ibas a volver a decir. Menos así de pronto.
A veces es mejor rendirnos a nuestros sentimientos.
Te voy a extrañar.
No son tantos días.
Lo sé. Pero de todas maneras. Apenas recomenzamos.
Tenemos toda una vida por delante.

Mariana estaba ausente. Permanecía encerrada, esperando que en algún momento alguien viniera por ella. No quería comentar nada. Ni siquiera a Sofía. Esculcaba noticias de todos los medios alternativos posibles solo para saber si Martínez había sido el único. Pero no había nada. Pensó que la conspiración era más grande de lo que se había imaginado en un comienzo.

“Permítanme, compatriotas, alterar un poco la agenda del día de hoy, para dar unas reflexiones sobre esta declaración del Presidente Alarcón.

Querido, Estimado Gabriel: la verdad es que a usted se le olvida que esta Gran Nación le ha apoyado irrestrictamente. Le ha soportado todas sus posiciones en los escenarios internacionales.

La verdad, Presidente Alarcón, es que cuando no hay argumentos y se apela a los insultos, como usted lo hace, se afectan no solamente las relaciones internacionales, sino que, en este caso, usted con sus mentiras y su falta de argumentos hiere la dignidad de su propio pueblo, al que usted representa.

La verdad, Presidente Alarcón, es que nosotros no necesitamos una invasión a su territorio para lograr el desarrollo económico. Pero usted, usted sí necesita de este escándalo para tapar el desastre en el que se ha convertido su democracia.

Sus palabras, sus actitudes, dan la impresión de que usted no está interesado en la paz entre las naciones, sino en mantenerse a toda costa en el poder.

La verdad, Presidente Alarcón, es que no se puede incendiar el Continente como usted lo hace, hablando un día contra nosotros, al otro día contra los Estados Pares; maltratando un día al uno o al otro día al otro. No se puede maltratar al Continente, incendiarlo, como usted lo hace, hablando de conspiraciones e invasiones.

La verdad, Presidente Alarcón, es que no se puede amañar la historia, no se puede manchar la memoria de quienes construyeron nuestra patria, para desorientar a los pueblos.

Me preocupa mucho que usted, afanado por controlar el caos interno que lo agobia ahora trate de apelar al viejo truco de estimular el odio contra nosotros y contra mi Gobierno para buscar su favorecimiento de la sociedad.

La verdad es que los antecedentes de mi Gobierno demuestran hemos sido respetuosos de todos los Gobiernos y de todos los países del mundo.


Apelo a la reflexión, a la conciencia de sus gobernados para que no se dejen engañar en este tema”.

15 de enero de 2015

Público y Personal - 50



¿Qué creen que pasó con Martínez?
¿Por qué le pones tanta tiza a la muerte de Martínez?
Tengo un mal presentimiento.
¿En qué sentido?
Muy simple. Los políticos se retractaron, solo quedan los radicales y nosotros. ¿Crees que el asesinato de David fue gratuito?
Puede tratarse de cualquiera otro problema que tenía. Ya conoces sus antecedentes.
Ahora soy paranoica.
Solo creo que hay que poner las cosas en sus justas proporciones.
Yo solo creo que tenemos que tener cuidado hasta no saber exactamente qué hay detrás de todo esto.
Debes tranquilizarte. Ya sabes que cuando te gana la ansiedad, las cosas se te complican.
Eso trato, dijo resignada Mariana.

Gabriel se sentía cómodo con la situación. Había perdido todos los escrúpulos. Jugaba el papel a la perfección. Hoy sus motivos eran distintos a los de ayer. Sus sueños se habían transformado. Pero necesitaba mantener la pose de Presidente, mientras resolvía el rompecabezas para poder dar el siguiente paso, no para pasar a la historia, sino para reconstruir la suya propia.

Los últimos reportes de Venus 69 eran alentadores. Era feliz. Eso le complacía.

Abrió la puerta de su apartamento. Apenas lo vio, una gran felicidad la invadió desde los pies, hasta la cabeza. Nunca estuvo más segura de lo que estaba haciendo. Lo invitó a pasar. Las palabras sobraban. El espacio entre ellos también. La tomó entre sus brazos y la trajo hacia su cuerpo. Se fundieron en un beso largo, sincero. Un beso que le devolvió el sentido a su existencia. Sus dedos palparon al otro. Recorrieron sus cuerpos como si fuera la primera vez que lo hicieran. Reconociendo cada rincón, cada centímetro. Se besaron sin parar. Sin respirar. Olvidaron lo malo. Se amaron como si no hubiera nada después de ese momento. Era suyo. De nadie más.

Mañana en la noche salgo de viaje.
¿Comienza la gira?
Así es.
Voy a extrañarte.
Puedes venir conmigo.
No creo que sea conveniente.
¿Por qué?
Necesitas estas concentrada.
Eso es cierto. Eres muy considerado.¿Cuándo regresas?
En una semana y luego vuelvo a salir.
Al menos no me abandonas tanto.
No podría…

Se durmieron apoyados el uno en el otro.

“Gobierno moviliza tropas a la frontera norte”; “Se revela enemigo de la Nación”; “Según información confidencial, el País del Norte estaría interesado en invadir región petrolera”.

No era necesaria una declaratoria de guerra expresa por medio de una rueda de prensa para generar cientos de titulares. Boris los sabía. Solo era dar el movimiento correcto para generar una bola de nieve, de esas que crecen y crecen.

¿Apoya usted la decisión del Gobierno de movilizar tropas a la frontera?
Sí: 97%
No: 2%
NS/NR: 1%

Las encuestas eran reveladoras. “La opinión pública es un poder al que nada resiste”, decía Napoleón. ¿Y quién somos nosotros para no darle al pueblo lo que quiere? Boris sabía perfectamente que las cartas estaban de su lado y las estaba jugando perfectamente bien. Había salvado al Presidente. Nadie lo contaría. Pero ya podría morir tranquilo.

Mami. ¿Por qué no puedes contarme qué fue lo que pasó? Necesito saber la verdad sobre quién soy. No entiendo nada. Cada vez que Sofía pensaba en que su madre tenía un secreto que nunca podría revelar, no tenía la menor idea de los motivos. Eso le daba demasiada rabia.

 Santiago la estaba esperando afuera del asilo. Notó a Sofía destrozada. No quiso preguntar nada. Aunque tampoco fue necesario.

¿Tu puedes ayudarme con algo?
Lo que quieras.
Es que mi mamá nunca quiso decirme quién es mi padre. Es el secreto mejor guardado.
¿Y cómo puedo ayudarte con eso?
¿Dentro del seguimiento que hiciste, no hubo ningún tipo de indicio al respecto?

Sé que tu mamá no fue objeto de seguimiento por su enfermedad. En los registros solo aparece que naciste por parto natural. Tus tías estuvieron con tu madre en el hospital y el registro de nacimiento lo hicieron con su apellido de soltera.

Otro callejón sin salida.

La verdad no se me ocurre otra forma de ayudarte.
Lo sé. Gracias de todos modos.

Reporte 210
Venus 69 se prepara para salir de viaje por diferentes ciudades por cuenta de la gira del Ballet. Cada viaje durará una semana y luego volverá a la capital por un par de días. Se siente bastante inquieta por su madre, y una serie de secretos que nunca le quiso contar. Cosas como quién es su padre. La actividad de Venus 69 se ha centrado en ensayar y verse eventualmente con Afrodita 08.

“Buenas noches,

Hoy, nuestros ciudadanos, nuestra forma de vida, nuestra libertad se encuentran amenazados. El Norte, que durante la historia siempre ha sido un amigo conveniente y un enemigo en potencia, hoy, más que nunca revive sus intensiones históricas por invadir nuestro territorio más productivo. Quieren nuestra fuente de riqueza. Y no lo vamos a permitir.
Ese es mi deber como Presidente.

Por eso, como ya el país ha sido informado, he decidido militarizar la frontera. Pero quiero decirles no hay nada que temer.

Nuestro país es fuerte. Somos un gran pueblo, que hoy ha sido llamado a defender una gran nación.

Intenté, por todas las vías, lograr un acuerdo con el Presidente Pava. No fue posible. Por eso hoy iniciamos una búsqueda al interior de nuestro país de quienes están detrás de estos planes violatorios de nuestra soberanía. He dado instrucciones a todos los servicios de inteligencia y a las autoridades del orden público para encontrar a los responsables y llevarlos ante la justicia. Para eso, nos hemos valido de todos los medios necesarios.

No hemos hecho, y ahora menos que nunca, haremos distinción entre los enemigos que pretender cometer estos actos y aquellos que los protegen.

Quiero aprovechar para agradecer a todos los miembros del Congreso, columnistas, líderes de opinión, empresarios y sectores de la sociedad que se han unido para condenar enérgicamente las amenazas a nuestra Nación.

Y en el nombre de todos nosotros, agradezco a los muchos líderes mundiales que han llamado para ofrecer sus solidaridad y apoyo.

Los Estados Pares y nuestros amigos y aliados de todo el mundo, se unen a todos aquellos que quieren la paz y la seguridad en el mundo; y estamos juntos para ganar en este nuevo reto que nos imponen nuestros vecinos.

Me permito, delante de todos ustedes, elevar una plegaria para que un Poder Más Grande que cualquiera de nosotros nos proteja. 

Salmo 23. “Aunque ande en el valle de sombra y muerte, no temeré mal alguno porque tú estás conmigo”.

Este es un día en que toda la nación, de todas las clases sociales, se unen en nuestra determinación por la justicia, la paz y la seguridad.

Ya hemos vencido antes a nuestros enemigos, y lo haremos esta vez.

Seguimos adelante para defender la libertad y todo lo que es bueno y justo en nuestro mundo. No admitimos que se abuse de nuestra situación interna para venir a incorporarnos a un proyecto expansionista que poco a poco va negando las libertades que con tanta dificultad este Continente ha logrado conquistar.

Gracias, buenas noches”.

Gabriel era demasiado bueno. Sus discursos le llegaban a la gente, más por su contenido, que por su forma. Los gestos, la mirada, los tonos eran perfectos. El Palacio de Gobierno estaba atento a la andanada del país del Norte. Distribuyeron a todos los medios las diversas pruebas que sustentaban las versiones dadas por el Presidente en cuanto a las intenciones de país vecino. Había material suficiente para que nadie volviera a mencionar las interceptaciones ilegales