24 de junio de 2009

EL MUNDO AL REVÉS

Que tire la primera piedra quien no haya violado una norma. Por ejemplo, copiarse en un examen, o colarse en una fila. También levanten una mano aquellos que no hayan cometido un delito: comprar películas piratas, bajar música de internet, o falsificar una contraseña. Los que si -y supongo que son la mayoría- son unos delincuentes. Me incluyo en la lista, por supuesto.

Y es que en Colombia ya ser un delincuente se convirtió en un asunto de poca monta. Los acontecimientos de los últimos años nos han convertido en una sociedad tolerante al delito, que tiene la conciencia dormida, la moral embolatada y que ha "banalizado el mal" (Hanna Arendt usó este término y lo oí en uno de los discursos de mi antigua jefa). Y esto no es un pequeño problema.

Hoy, masacrar, traficar, desplazar es más rentable que habler sido víctima de esos delitos. O ser corrupto es menos grave que ser parapolítico. Si eres mula sales libre -por aquello del principio de oportunidad-, mientras si cargas un porro te vas preso -porque hay que penalizar la dosis mínima-.

Y si eso es en los niveles más graves de los delitos. A dónde nos va a llevar como sociedad el ejemplo de "los padres de la patria"?? A pensar que falsificar una cédula, cometer plagio, meterse a prepago o a traqueto no es tan grave, si al final de cuentas, el ministro de gobierno está planteando una impunidad -disfrazada de inmunidad- para los Congresistas.

El problema en el largo plazo no es si salen libres o no los político-mafiosos que están sentados en el legislativo, o si cada vez existen más mentes delincuenciales haciendo política, sino cómo explicarle a nuestros niños y niñas qué está mal o no, cuando ya tenemos toda la moral invertida.

18 de junio de 2009

Viejos verdes.... viejos coloridos...

Me vi una película que me puso a pensar en muchas cosas:
1. Ser viejo, muy viejo es demasiado fuerte
2. Cuándo dejamos de comprender que no todas las mujeres son flacas o con cuerpos ejercitados?
3. Qué mamera los viejos Verdes!!!!!!!!!

La película es maravillosa. Se llama Venus. Hace reir, uno se emociona, siente pesar, y hasta lástima... incluso puedes llegar a suspirar.

El argumento es simple
"
Maurice e Ian son viejos amigos y actores semijubilados de segunda fila. A pesar de haber llegado a los "años dorados", siguen trabajando. Por ejemplo, Maurice encarna a un paciente hospitalizado en una telenovela. Pero su cómoda rutina y sus charlas matutinas en un Café se ven interrumpidas por la llegada de Jessie, la bisnieta de Ian. Jessie no tarda en sacar de quicio a su tío abuelo.

Pero la chica cae bien a Maurice, que decide enseñarle Londres. Y mientras intenta ayudar a Jessie, le sorprende descubrir lo poco que sabe de sí mismo cuando su vida está a punto de acabar" (Sacado de http://es.movies.yahoo.com/v/venus/index-2108045.html)


Así pues se oye bonito. Pero el tema es que Maurice y Jessie comienzar a tejer una relación algo patológica. Él se enamora, ella lo utiliza. Éle da regalos y a medida que pasan los días, ella va cediendo: pasó de un "no me toques!!" a un "Te permito oler mi cuello" ... Pero bueno, en la peli puede ser hasta gracioso, pero toda esta situación de viejo-adolescente me hizo pensar en los manilargos lagartos que uno se cruza en la vida, en los besos babosos esquineros de cuchos abusivos....

En serio no entiendo por qué creen que la edad les da permiso para bajar la mano sin permiso, mirarnos con cara de hambre y mejro aún babearnos cuando nos saludan.... Peor aún, por qué a los manes no se le disminuye la líbido cuando llegan a cierta edad???

Lo grave es que cuando necesitamos niveles altos de testosterona, ahí si no existe... pero cuando no la necesitamos para nada... aflora como en primavera!!!!!!!!!

14 de junio de 2009

AHORA NOSOTRAS NECESITAMOS UN MANUAL

Esta semana en uno de mis ratos libres me topé con un comercial de televisión en el que un hombre -sentado en la mesa de un bar con sus amigos- le dice al que se presume su mejor amigo "me acompañas al baño"... y al ratico mira el celular, manotea y con voz de consentido le dice a su amigo -quien ya está rayado- "ay ella nada que me llama". Total, si no la han visto, es un comercial del shampú EGO, el que tiene como lema que los hombres que no lo usan se "afeminan", y no en el sentido gay del término.

Comentando esto con una de mis grandes amigas tomé la decisión de violar el nombre de mi blog y sentar una sentida protesta ante la curva descendente de la testosterona en los hombres que hemos conocido en los últimos años. Repito no se trata de que sean homosexuales, sino que estamos viviendo que los manes cada vez son más nenas. (Aunque mis amigos ya esten buscando piedras para lincharme, me sostengo).

¿Cuál es el punto? Que los hombres se han convertido en un mar de contradicciones:
Asumen posiciones de meros machos en algunos momentos, pero al siguiente, están convertidos en lady pink, demostrando una sensibilidad extrema. Ellos nunca entendieron lo que era el término medio: ni tan cavernícola, ni tan barbie. Ellos pasan de un lado a otro, como cuando una mujer tiene ataque hormonal porque le viene su periodo (incluso ese derecho ya nos lo están arrebatando).

Ahora, si la feminización de los hombres fuera para asuntos positivos que nos beneficiaran a las mujeres, estaría celebrando. Pero no... ahora tenemos que "entenderlos". No comprendo por qué no se feminizaron para ser más delgados -y churros, por ende-; no pegarle a sus esposas; aprender a cambiar pañales; cocinar y lavar platos sin refunfuñar... Por el contrario, se feminizaron para no saber lo que quieren; entrar en crisis por una pelea familiar; entrar en crisis porque no les alcanzó la plata; entrar en crisis por que la nena pagó una cuenta; entrar en crisis porque los "utilizaron"; entrar en crisis porque si, porque no, porque también, porque ajá". Crisis?????????????????????

Por esto pregunto: ¿A dónde se fue la testosterona? Quien sabe... Pero estos son los síntomas de su ausencia:

- A una amiga un man le dijo "es que yo tengo miedo de que me utilices, tires conmigo y me botes"... Y el personaje no le había ni siquiera invitado el primer tinto. Ahora resulta que son ellos los "utilizados"
- Por ahí tienen conciencia. He escuchado a algunos decir que les da remordimiento poner los cuernos, pero solo en el discurso porque por ahí se las van comiendo a todas y luego se dan golpes de pecho. (Ya todos conocen mi posición sobre la fidelidad)
- Se rayan, porque se envidean y la película no les salió como querían
- Llaman luego de una cita y preguntan "¿por qué no me habías llamado?"
- No saben lo que quieren. Plantean el discurso de la libertad, pero cuando la nena lo aplica, ella es demasiado libertina, no les sirve. Pero si la pobre víctima se comporta como novia, tampoco sirve. Es como una crisis de identidad femenina: Hoy si quiero, pero mañana no.
- Se hacen los difíciles cuando una mujer les cae. O peor aún, les parece de quinta que una mujer les caiga. O si quieren algo más terrible: se llenan la boca alegando que es maravilloso que una vieja se los pida de frente, pero salen corriendo cuando se topan con la primera valiente que lo hace.

Pero eso no fuera problema si por el otro lado:
- No buscaran mujeres lindas y exitosas, pero que a su vez sean unas damas en la calle, putas en la cama, y entran en crisis de celos cuando ella habla de sus socios exitosos y sus churros compañeros. Exitosa pero sumisa.
- No quieren que la nena gane más que ellos
- Siguen esperando que ella haga el desayuno
- Pretenden serguir siendo los "machos alfa", pero llorando si se los comen y los botan.
- y siguen creyendo que una minifalda es un buen motivo para el abuso

Entonces, cómo lidiamos con esto? Dónde encontramos el manual?
Yo solo sé que hace 8 años, todo era más fácil con ellos: o querían novia o querían solo sexo, y uno tenía novios o amantes. Pero ahora, nos va a tocar ir a donde una pitonisa para saber qué quieren y cómo comportarnos

Acepto descargos e insultos... pero prefiero las voces de apoyo...

8 de junio de 2009

LARGOS VS INTELIGENCIA

Estando de rumba el sábado, me fijé en mi entorno y ví -con menos sorpresa que curiosidad- un manojo de jóvenes mujeres con el pelo hasta el culo. Con visos rubios, como es menester. Recordé mi natal Barranquilla donde la mayoría tiene una cirujía antes de los 30, el bronceado es requisito indispensable y obvio, hay que ser flaca. Esa misma mayoría no se destaca por su inteligencia.

Entonces, me pregunté, y le pregunté a mis compañeras de fiesta: ¿Será el largo del pelo indirectamente proporcional a la inteligencia? Y que me perdone mi amiga Jenny que es pelirroja con el pelo así de largo o mi prima Olgui con el pelo igual de largo, pero en versión negra... pero asumo que ellas podrían entrar en el margen de error. Y como la excepción hace la norma... vamos a tomarlas como parte de la teoría.

Toda esta disertación para hablarles de los prejuicios. Y sobre esto sí que basamos casi todo: si le caemos a alguien, o si le aceptamos algo a alguien... La pregunta es si somos capaces o no de aceptar públicamente que nos equivocamos al usar como metro un prejuicio? Yo sí lo he hecho... pero yo, muchas veces, doy este tipo de peleas solita.

Como siempre consulté con mis amigos a ver qué prejuicios son los más comunes para juzgar personas, y ver si es posible revaluarlos. Hay de todo, desde políticos hasta sexuales. Veamos:

Que toda feminista es lesbiana, y que de seguro es así porque no se levantó ningún tipo en su vida. Obvio, este es un argumento de macho alfa que aun cree que la mujer es para estar en la casa cocinando y criando. Yo me considero linda, tengo éxito entre los manes y bastante feminista si soy. Y como yo, muchas otras como Jane Fonda o Meryl Streep, defensoras de la causa.

Que si baila bien, tira bien... Ok.... Si fuera eso cierto, más de la mitad de población del mundo tendría que ser calificado como mal polvo, porque no nació en una región donde se nace bailando.
En esta categoría cabe el prejuicio costeño de que el "cachaco" no sabe bailar (osea que no hay cachacos buenos polvos?? lo dudo)

Siguiendo con las regiones que los pastusos son torpes y brutos, y bobos y torpes y de todo. Bueno espero que aquí los pastusos salgan a defenderse. Pero uan cifra para su beneficio, es que 8 presidentes colombianos son de allá.

Que los costeños son perezosos o corronchos... Bueno, primer punto, reto a todos los cachacos o que vivan en un clima medianamente fresco y sin humedad a que viajen a Barranquilla e intenten tener una jornada laboral en ese calor!! Nojodaaaa, la siesta es necesaria. Qué somos corronchos. A ver!!! Nunca he visto en mi tierra un a nena de bota blanca, con tacón puntilla, chaqueta con peluche café, extensiones de pelo postizo hasta el culo, uñas rojas 'parra' (mis coterraneos entienden) en la costa... esos especímenes que hacen alarde de su mal gusto y bien llamadas 'lobas' se aprecian mucho más al interior que en la costa. Así que corronchos quienes??????

Confiar en la gente que no fuma, que no toma, no tira, no trasnocha, no rumbea no, no , no, no, no... Alguna mierda indebida deben tener tooooodos... Creo que tantas buenas almas no son de fiar.

Las generalizaciones tampoco ayudan:
- Que todos los políticos son Corruptos: unos más que otros y unos que no necesitan robarle a nadie
- Que todos los viejos son verdes
- Que todos los gordos sonj buena gente: Ok, o no les ha tocado el gordo o gorda resentida con el mundo?
- que todos los pobres roban y que todos los ricos son tacaños: pasa, pero no siempre
- Que los europeos no se bañan y huelen. Conocí un par que no solo se bañaban sino que se rasuraban porque les parecía antihigiénico tener pelos. Bien por la solidaridad con las mujeres.
- Que las monas son brutas, que las feas son pilas. Eso es pensar con el deseo, porque realmente sí es una desgracia ser fa y bruta.

Bueno no me queda más que invitarlos a debatir, pelear, o controvertir lo que aquí he dicho. Perdón su algunos se sintieron indignados...

3 de junio de 2009

PASAN LOS AÑOS...

Hola a todos y a todas!!!

Esta semana supe que es llorar y reirme al mismo tiempo. Llanto de nostalgia y risa porque los chistes son demasiado buenos. Ok, no me enloquecí ni soy bipolar. Simplemente estaba recordando momentos del Colegio.

El 30 de noviembre pasado cumplí 10 años de graduada del colegio Alemán de Barranquilla - Deutsche Schule- . Así suene a frase de cajón la mejor época de la vida, no solo porque no hay que tener responsabilidades y preocupaciones, sino porque las lecciones -y no de mathe- má importantes las aprendimos ahí.

Gracias a el colegio descubrí que el carisma ayuda, que la pena -entendida como vergüenza- no lleva a nada y que sin duda ser bonita es clave e importa -y si no lo eres, sé la mejor amiga de la más linda del curso-.

Aprendí a sobrevivir, a copiarme, a armar gavilla para que el mundo no te callera encima. Salté muros, me volé de -cape- clase, escribí graffittis en las paredillas, inventé enfermedades para no ir a clase de deportes. Aprendí a negociar, a reirme, a llorar y a superar los traumas.... M e copipe con éxito, negocié notas, eché peos químicos para intentar dar clase. Puse y me pusieron apodos, me sentí miserable porque el man que era 3 años mayor que yo nunca me paró bolas... Pero lo más importante fue que el "cole" me enseñó el valor de la amistad.

10 años después redcibí por mail una edición del periódico del colegio, con escritos de la gente de la prom 98 (http://sites.google.com/site/elpulpoonline/)... Por eso estoy sentimental.

Nos graduamos 40 -maso- y a pesar del tiempo, la distancia y la vida que cada uno armó por su lado, todos mantenemos contacto, nos alegramos por los hijos, por los éxitos... nos sentimos acongojados por las separaciones y los malos ratos de los demás. Incluso nos felicitamos y acordamos de los cumpleaños. Y, sobre todo, nos reimos de nosotros mismos (nojoda, es que las fotos de esa época eran una cosa terrible... la moda, los copetes....), los chistes siguen teniendo sentido y nos hacen reír por horas. Es más, estamos a punto de pedir rescate por aquellos miembros de la Prom que no dan rastro de vida!!!

Y como este homenaje no sería lo mismo sin música... he aquí algunos clásicos que amenizaron nuestro paso por el Alemán!!!

El intercambio, sin esta canció no hubiera sido lo mismo!!!!!!!


Apenas para la edad



De fiesta en fiesta -O no Puchi-???

1 de junio de 2009

DIVAGANDO

Hola!!!

Esta semana he tenido millones de cosas en la cabeza, pero una me ha perturbado más que las otras, así que la escribiré para ver si deja de darme vueltas en la cabeza.

¿Para qué hacemos planes?

Me refiero a planes de vida, no planes de fin de semana o planes de rumba o planes con los amigos. Hablo de esos planes a mediano y largo plazo que en algunos casos nos ayudan a tener un norte, a no desviarnos del objetivo. Visto así, suena bastante positivo. Los planes nos ayudan a no andar a la deriva. Pero ¿qué pasa cuando la vida, las situaciones, las circunstancias no permiten que esos planes se realicen? Queda uno viendo un real chispero y todo puede llevar a una crisis. Suena a tragedia, no?

Bueno... sí... está bien... uno no opuede controlar todas las variables, y toca aprender a moverse al vaivén del aquí y ahora. ¿No?

Pero como sobrellevar estos cambios y no sentirse entre frustrado, triste, perdido y hasta embolatao??? Eso es lo complejo. Cuando se plantea este tema, mucha gente dice "Ay pero no hagas planes!!!" y mi respuesta es... eso cómo se hace? Sobre todo en un contexto donde todo te dice que tienes que hacer planes: Ahorra, Estudia, Trabaja, compra una casa, consigue marido, ten hijos. A ver!!!! Con todo este lavado cerebral... cómo no hacerlos?

Otros dicen... solo ten claro el objetivo final de todo y vas construyendo todos los días la forma de lograrlo. Bueno, lo intento. Pero no logro figurarme un solo objetivo final de la vida. ¿Ser Feliz? ¿Estar Tranquila? ¿Comprar una casa? ¿Tener una familia? ¿Ser exitosa?... Osea, podría seguir toda la tarde y tampoco se ubica un fin último al cual armarle un plan de acción.

Tercer consejo. Trázate objetivos en el corto plazo (entendido corto plazo, 6 meses) y luego vas viendo cómo marchan las cosas y vas revaluando. Osea, plan te acción, seguimiento, monitoreo y reestructuración en caso de que falle el plan inicial. Puede ser una buena salida. Pero entonces, hasta qué punto eres tu quien determina el siguiente paso, o son las situaciones las que van a determinar todo por ti...

Demasiadas vueltas... Y aun no encuentro una manera asumir con dignidad y cero cara larga, cuando se me desarman mis planes.