26 de septiembre de 2009

CÓMO SE SIENTE UN FRESQUITO


Hi Everyone... Esta es una historia basada en hechos reales, previa autorización de una amiga. Espero que la disfruten

****

- Hola Andreita. Qué pena molestarte pero Alejandro me dijo anoche que iba para tu casa y no ha llegado.

Era su exsuegra. Aspecto complicado siendo que hace más de 3 meses no sabía nada de él. Se soprendió pero guardó la calma.

- Señora Alba, lamento mucho decirle esto, pero desde julio su hijo y yo no estamos juntos. Así que no tengo ni idea de lo que me habla

Todo indicó que a la señora le dio un infarto.

- Él debe estar con Alejandra, su nueva novia
-Nueva novia? pero cómo????? Acaso ustedes no están juntos?
- No señora. Hace tiempos yo no hablo con él.
- Pero cómo?
- Si señora. Lo siento mucho.
- Pero por qué me dice mentiras???

Durante el largo silencio que siguió a esa frase, Andrea recordó todo.

Fueron novios por 6 meses. Ella estaba muy encarretada. Pero un día él, en medio de una cena, le salió con el trillado cuento de estoy confundido. Ella, con la claridad mental que la caracteriza, lo mandó a freir espárragos. Siguió con su vida. Pero la ira, el odio y el desconcierto se apoderaron de ella, cuando durante un café, su mejor amiga le dijo. "Álvaro está con Alejandra" Como balde de agua fría le cayó la noticia. -Alejandra era su amiga-. "Cómo??? no sabías??? ella está embarazada. tiene 3 meses".

Comenzó a contar disimuladamente. 3 meses... hace uno y medio que terminamos. Jueputa. Se derrumbó en ese momento. Pero al recibir la llamada, ya estaba recuperada. Al final, ella no esta tan mal, no estaba embarazada.

Lla ex suegra retomó el aliento y dijo:

- Mijita, pero no le puedo creer

En ese momento su yo malvada salió a flote y le dijo "la venganza es un plato que se come mejor frío"

Tomó aire y soltó la bomba

- No es por chismosa, señora Alba, pero ya ella debe tener casi 5 meses de embarazo

Largo silencio al otro lao del teléfono. (Andrea supuso que la pobre señora estaba haciendo cuentas)

- Yo no puedo creer que yo haya criado un cerdo que engañe a niñas como tu
- No señora, no se preocupe por mí, que yo estoy bien. Más bien preocúpese por su hijo y su nieto

Luego de haber vomitado esas palabras, pensó que era demasiado fuerte. Pero no le importaba, al fin de cuentas, se lo tenía merecido.

Suspiró. Esperó durante un tiepo que Álvaro la llamara a insultarla y a pedirle cuentas. Pero eso nunca pasó. Quizá él entendió que las cuentas estaban saldadas

4 comentarios:

  1. esto de las venganzas con embarazos me resulta truculento

    ResponderEliminar
  2. Angry Gril: lo peor es que esa si es cierta. Osea, pasa en las películas, pasa en la vida... Tnks por pasarte siempre por acá

    ResponderEliminar
  3. Bacana la historia... :)
    Una vez más, esto demuestra que ser un patán irresponsable lastima incluso a personas que nada tuvieron que ver en el asunto... :S

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!