6 de septiembre de 2009

VENGANZA

"hey! Been trying to meet you. Hey! Must be a devil between us, or whores in my head... whores at my door... whores in my bed, but hey where have you been if you go i will surely diewe're chained..."

Primera llamada.

"hey! Been trying to meet you. Hey! Must be a devil between us, or whores in my head... whores at my door... whores in my bed, but hey where have you been if you go i will surely diewe're chained..."

Segunda llamada.

"hey! Been trying to meet you. Hey! Must be a devil between us, or whores in my head... whores at my door... whores in my bed, but hey where have you been if you go i will surely diewe're chained..."

Tercera llamada

Y siguió así hasta que la pantalla de su celular contó 15 llamadas perdidas de CataM.

Apagar el celular sería algo brusco, por no decir descortés. Y por más que lo sacaran de sus cabales, podría comportarse como cualquier cosa, menos como un patán. Así que al tercer timbrazo decidió poner el aparato en silencio, meterlo en un cajón y hacerse el loco.

Para él, CataM tenía todo lo que cualquiera desearía: buenas tetas, buen culo, buenas piernas, buena boca y era lo suficientemente polite para no llamar mucho la atención en público de otros manes. Siempre creyó que la novia de uno no está para que se la miren todos por la calle.

Iba derecho a recoger el telefóno del cajón del olvido cuando timbra el portero.

"Jefe, aquí llegó la señorita CataM. Le aviso, porque sus nuevas instrucciones son esas... Claro que aquí está gritando como loca que desde cuando la anuncian!!! Qué hago doc"

Quería saltar por la ventana. Huir. Era lo más fácil. Era malo para enfrentar las vainas. Era malo para poner la cara. ¿Por qué con las viejas no se manejan las cosas como cuando uno hace negocios? Era su pregunta recurrente.

En eso le iba bien: Generando rentabilidad en los negocios. Pero creía que sus relaciones personales debían funcionar de la misma manera. Por eso, se la pasaba despachando mujeres a diestra y siniestra. CataM había sido la más complicada de echar. Y ahí la tenía en la portería de su casa, dando alaridos como loca histérica. Ella no había entendido el mensaje.

La hizo pasar. Para tranquilizarse se decía "lo cortés no quita lo valiente". La vio en la puerta. Ojos hinchados, pelo desordenado, vestida en sudadera. Parecía todo menos esa mujer que al despertarse por las mañanas irradiaba luz.

- No me vas a hacer pasar?
- Solo si prometes no hacer un escándalo.
- Bueno.

Se sentó recogida en una esquina del sofá. Tomó aire y comenzó el discurso que había ensayado durante las últimas 36 horas.

"No entiendo. Todo iba tan bien..."

Si todo iba bien, pero él se aburrió. Simple. Pasaron unas mejores piernas, un culo más firme y ya. No habían más motivos. Pero no podía serle sincera.

"Yo no puedo darte todo lo que te mereces. Te mereces un hombre mejor"

(Nota del autor: Este man debería aprender a ser menos promedio. Discurso trillado)

Se levantó. Dio una vuelta al sofá. Se agarró la cabeza y soltó la bomba. "Estoy embarazada"

Plop. No sabía qué responder. Había presupuestado todo, menos eso.

- "Tengo un amigo médico..."
- "No!!! no lo he considerado! Y sí tienes razón. Necesito un hombre mejor."

Recogió su cartera. Levantó la cabeza y salió del apartamento. Él se quedó petrificado. No fue capaz de detenerla.

Se subió al carro, miró al horizonte y comenzó a reirse... No podía parar. Ella sí que sabía de venganzas.

"Don't speak. I know what you're thinking. I don't need your reasons. Don't tell me cause it hurts"

Timbró el teléfono. Una. Dos. Tres veces. Hasta la vez 15.

Lo apagó y suspiró "Huevón"

5 comentarios:

  1. si esa mujer fuera tan inteligente para hacer esa venganza, ni siquiera se habria metido con ese man, es mas, si esa mujer fuera tan inteligente para hacer esa evnganza, ni siquiera tendria unas tetas y culo perfecto para levantar hombres

    ResponderEliminar
  2. Hola Angry Girl... se eso se trata la ficción no??? Puede tratarse de una mujer "redundante". bonita e inteligente!!!
    gracias por comentar siempre

    ResponderEliminar
  3. si hay mujeres bonitas e inteligentes!! o es que te consideras fea? parecen un par de amargadas! :P por otro lado... bacana la historia :)

    luv ya

    ResponderEliminar
  4. Ah, las delicias de la venganza... Me gustó, y mucho, pero creo que la "nota del autor" sobra.
    Un beso desde Chicago

    ResponderEliminar
  5. jajajaaj
    uy esa si es mucha venganza.... bueno se lo merecia! ja

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!