11 de septiembre de 2009

LAS RELACIONES DE @HORA

Desde que ingresé al mundo del messenger (hoy ampliado al gtalk, facebook, twitter y su combo) he creído que esto de lo virtual ha modificado sustancialmente la dinámica de la primera etapa de conquista.

Me explico. Hoy conoces a un personaje, te pide el teléfono. Hace 10 años, tocaba morderse un codo esperando a que te llamara a invitarte así fuera un café. Y luego de la primera cita, amarrarte el dedo a la espalda para no marcarle, porque "qué mal gusto".

Hoy, conoces al personaje, le pides el celular, el msn y el gmail y viceversa. Si no te agrega, lo agregas, no tienes nada que perder. La espera se limita a la próxima vez que se conecte la contraparte para comenzar la charla. Hablan todo el día... y no hay angustia ni ansiedad para la siguiente llamada.

Hasta ahí todo bueno. Por lo menos las uñas permanecen intactas. Los tiempos se acortan y las posibilidades de sinceridad se incrementan. Al final de cuentas el papel aguanta todo.

Ahora, el problema es cuando lo virtual se convierte en lo predominante y las llamadas se limitan al tecleo, los besos se mandan así: :* y te toca comenzar a graficar suspiros.

4 comentarios:

  1. Sí, definitivamente los rituales de la conquista cambiaron. Ahora, hay un cortejo virtual. Les pregunté a mis amigas, entre esas tú, cómo llegarle a una nena y todas me dijeron que a través del e mail.
    Se acabó el piropo? O, ¿el piropo es online? la pregunta es: cómo empezar el flirteo online?

    ResponderEliminar
  2. Sí, definitivamente los rituales de la conquista cambiaron. Ahora, hay un cortejo virtual. Les pregunté a mis amigas, entre esas tú, cómo llegarle a una nena y todas me dijeron que a través del e mail.
    Se acabó el piropo? O, ¿el piropo es online? la pregunta es: cómo empezar el flirteo online?

    ResponderEliminar
  3. No solo eso... sino como alimentarse de gestos, caricias? Dónde quedará la emoción del roce de manos inesperado, y los nervios antesd e que pase a recogerte???

    ResponderEliminar
  4. Qué buen tema, y da para mucho más. Deberías ampliarlo y poner uno que otro ejemplo de esos extrañísimos que te pasan a ti o a tus amigos. Ah, y dirás que qué intenso hablar de esto aquí, pero ese "ves" del tercer párrafo desentona (ponle la "z").

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!