22 de octubre de 2009

CUANDO QUIERAS, NO QUIERO

Este post nace a las 2 am, mientras Cris cuadraba cifras del presupesto, y yo esperaba para terminar la presentación...

***
Hablando con una amiga -de esas nuevas, con las que logras una empatía impresionante desde el día uno-, recordé que el destiempo ha marcado varias de mis historias.

Destiempo, segun un diccionario es una "palabra que se utiliza en la locución a destiempo , que significa ‘fuera de tiempo o en un momento poco adecuado"

Según la RAE "loc. adv. Fuera de tiempo, sin oportunidad."

Sin sofisticaciones y según mi experiencia quiere decir: "Demasiado tarde, mi vida!"

Lo he analizado, y escuchado historias, pero aun no logro entender por qué carajos, cuando yo quiero, la contraparte se muestra reacia. Se queda un ratico y luego se da la vuelta y se va. Uno queda con ganas de más. Con el corazón espichado y con una piedra ante otro fracaso (que tus amigas, amigos, y hasta tu mamá, te había anunciado).

Pero luego, cuando ya lo he superado, vuelto al ruedo y  con otro en la mira, aparece, de la nada, a pedirme que reincidas, que vuelvas, que lo intenten de nuevo, que ahora sí está dispuestos  a todo lo que tú les pidas. (Aplica para solo sexo, o incluso para que te propongan ahora sí comenzar una relación seria).

Y en ese momento te da una rabia peor que cuando te echan con cualquier excusa cula, de esas que se desempolvan cada tanto, o que se llevan en los bolsillos, por si acaso.

Pero ya has recobrado el valor, la valentía y el ego está por las nubes. Como ya no hay ganas, ni deseo, ni ilusión, todo es más fácil. Tomas aire, y con tono heróico vocalizas: "Gracias, yo no soy reicidente" -y por dentro: huevón-. Él comienza a insistir... una, dos, tres -y depende de la persistencia- hasta muchas más veces. Se vuelve intenso, mamón. Una ladilla.

La victoria me pertenece en ese momento.
(Y es ahí cuando recuerdo esta canción)


8 comentarios:

  1. Chica_Aburrida10/22/2009 9:54 a. m.

    y es cuando uno dice para sus adentros..."esta bueno huevon, ahora la que no quiere soy yo" y te apartas de él con una satisfaccion tan inmensa que solo se parece paradojicamente a la que sentias cuando estabas a su lado...ay que rico sentirse asi! :)

    ResponderEliminar
  2. Y te das cuenta! de que las cosas no eran como creías!! y puedes dar vuelta y dar espalda para empezar por otro lado!! "porq como no es cuando quieras!! sino cuando quiero yo!! te jodiste!!"
    Así que ahora!! con el orgullo medianamente elevado y un fresquito se deja el pasado!! y que empiece lo bueno!! :)

    ResponderEliminar
  3. Es bueno eso de tener el sarten por el mango, que se den cuenta que no son tan necesarios como creían y que uno si pudo seguir viviendo..Me encantan tu post :)

    ResponderEliminar
  4. Excelente... pero ojo... el que es caballero repite!!!! Besos... me encanta leerte... sentir el ritmo que pones al escribir.

    ResponderEliminar
  5. ASí es suerte te cuidas papi,,, es a mi tiempo no al tuyo! Adrianitaca!

    ResponderEliminar
  6. ¿Temor a reincidir? ¡Cobarde! Lucha con todo y si el enemigo se rinde, derrótalo, fulmínalo, aniquílalo, y si no resucita, no servía.

    ResponderEliminar
  7. Cómo se indignan por algo tan trivial y lleno simplemente de falso prestigio. Pero para ampliar el caso a situaciones más de mi interés, sé que las cosas siempre suceden a destiempo: "siempre" esperando el dinero que me debe este país para poder irme, para poder ver, al menos como espectador lejano, a Lera Averbach o asistir a los Festivales de Bayreuth, para vagabundear, sin rumbo, por el mundo. Para ver quién toca en vivo la sonata tercera de Samuil Feinberg o para ver si a Sneyana a Oksana o a Miroslava la vejez les sienta mejor que a mí. Definitivamente, desde un punto de vista humano (que no es lo supuestamente amplio con que nos engañamos), todo sucederá a destiempo, nada más al comenzar con que nunca pedimos venir por estos lares: una vez nos mineralicemos todo sucederá "justo a tiempo" y tendremos el destino eterno de la materia.

    ResponderEliminar
  8. ¿Por qué debe ser una cuestión de orgullo?,si se va pues bien ido y si quiere regresar pues bien regresado, hay que aprovechar todo hasta sancionarnos de lo que nos rodea pero hay que hacerlo poco a poco, dejar el lastre llamado orgullo, ego o vanidad y solamente dejarse llevar, que bueno es deshojar una flor pétalo por pétalo hasta que quede una rama pero queda y saber que se disfruto de ese momento, no regresa pero habrá otras flores que deshojar.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!