26 de octubre de 2009

REFLEXIONES LUEGO DE UNA MALA PELI

Acabo de verme la película más mala de este año. "Los fantasmas de mis ex" echó por la borda todo lo que nos gusta a las mujeres sobre las comedias románticas. Uno no suspira, no sale con ganas de morirse de amor, ni que se mueran por uno. Ni siquiera Matthew MacConaughey logra enamorarlo a uno. Que se burlan de los perros, llamados "Don Juanes", si... pero no basta. De perros ya tenemos bastante en la vida real y no creo que fantasmas -léase literalmente fantasmas- logren que un Macho dominante, recuerde lo que es amar.

Pero como suelo verle el lado positivo a las cosas, sobre todo para no sentir que boté la plata en la película, extraigo un par de frases que me generan unas cuantas reflexiones:

- El poder en una relación está en quien quiere menos: Siempre he oído frases como mejor andar con una persona que te quiera más que tu a ella, porque así no te hará sufrir...Pero el idea es amar igual, bajo las mismas condiciones, no? ahora, sobre la frase de la película, ¿Para qué quiere alguien el poder en una relación? Las relaciones no se tratan de poder, de ser así, eso no sería amor, sería posesión.

- El dolor es mejor al arrepentimiento: El dolor nos hace sentir vivos, y si nos duele es porque de verdad quisimos. Entonces, mejor arriesgarse... botarse al abismo saber que se hizo el intento con todas las fuerzas. Correr, hacerle el caso al miedo genera menos satisfacción que quedarse, ver el amanecer juntos, así no sea para siempre...

***
Termino este post durante el concierto de U2 por YourTube. 
Maravilloso

4 comentarios:

  1. Sin tener demasiado que comentar, ya que no me gusta el cine ni veo televisión, sólo se me ocurre citar la célebre frase de Baruch de Spinoza: "El que se arrepiente es dos veces miserable", para "darle la razón".

    ResponderEliminar
  2. Me se una: 'desde que el amor sea puro, no importa la posición'

    ResponderEliminar
  3. Repito pero conste que no aplico, hay que arriesgarse, tirarse de bruces contra quien sea para poder sentir que es querer y “tal vez” amar. Sufrir es bueno porque al final se decanta todo y queda la pasta que nos hace disfrutar de una verdadera relación así llegue a los 60 años o a los 21, pero puedo se puede discernir acerca de que lo realmente será lo ideal.

    ResponderEliminar
  4. jajajaj me la vi en el avion... malaaa

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!