8 de octubre de 2009

UNA IDEA A TRAVESADA EN LA CABEZA Y EN EL CORAZÓN

Siempre me he preguntado por qué quiero ser parte de la felicidad de los demás y más aún por qué me gusta contribuir a ello. Hoy, amanecí en Montería pensando en eso... y recordé una canción que me aplica para él mood de hoy.

"Di que no" - Sheila Blanco




Si tan solo me quisieras contigo. A tu lado.
Sobre todo en estos momentos cuando crees que todo se ha acabado.

Sé que no quieres hablar. Sé que no quieres ver. Mucho menos escuchar.
Solo necesitas tiempo. Espacio.
Para respirar y no ahogarte en tus problemas, ni en tus recuerdos.
Pero no tanto tiempo, ni tanto, que te sientas muy solo.

Por eso yo me siento en un rincón a esperar.
Con paciencia. Sin afanes.
Lista para agarrarte y no dejarte caer.

Con una sola palabra basta. Lo sabes.


5 comentarios:

  1. Lo malo de sentarse a esperar es que se van y cuando se acuerdan de volver, ya es tarde.

    ResponderEliminar
  2. Uno simplemente aveces no puede hacer q la vida q otros llevan sea perfecta, pero lo importante es no pasar desapercibido en la vida d los demás...

    ResponderEliminar
  3. Sé que no puedo cambiarla. Pero para mi "no pasar desapercibido en la vida de los demás" implica estár sentado ahí, en un rincón, lista a saltar, en caso que sea necesario.

    ResponderEliminar
  4. Worales te leo por primera y escucho la rola... veo q a pesar de que pasas por algunos problemas aun tienes esperanzas!! y esa es la ultima q debemos perder

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que con nuestro actos si contribuimos a cambiar la vida de los demas, aunque a veces no parecezca o no nos demos cuenta.
    No puedo decir que estoy sentada esperando a saltar, pero si estoy alli cuando lo necesiten, asi este ocupada en mi propia vida.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!