10 de diciembre de 2009

DEL DÍA QUE REGALÉ MI TANGA

Como muchos, tengo deseos reprimidos. Cuento esta historia de una alguien, que me la regaló, porque sabe muy bien que me gustaría que me pasara lo mismo. La narro tal como la autora, entre vodkas, me la contó.
Tiene un toque personal, quizá algo de hipérbole, pero fue real.

***

Era un viernes de un año, no me acuerdo cual. Era la fiesta de mi mejor amiga. De esas fiestas en que terminan con muchos entrepiernados, otros encuentados y la mayoría enlagunada.Yo salía con un man hacía más de tres meses. Me encantaba, como ninguno otro me había gustado. Tenía algo. Me perturbaba. Pero era eso, "el chico", porque aun  no teníamos nada a pesar de las jornadas de muchas cosas entre nosotros. Yo estaba cómoda así, no pedía más.

Ese día de rumba, lo invité. Dijo que sí. Llegó con la camisa que tanto me gustaba. Detalles que enamoran. Vodka... cigarrillo... charlas... hasta que llegó el baile.

Yo, muy a propósito (porque si hay una cosa que sé hacer es provocar) me puse una tanga diminuta y medias de ligueros, vestido bastante ligero, con lo que era fácil sentir todo. No recuerdo la primera canción. Pero me abrazó y yo casi me muero -como siempre, tenía ese efecto en mi-.

Transcurrieron dos canciones más y bajó la mano hasta donde terminaba la espalda, jaló el cauchito y lo soltó. "¿Qué es esto?" "Diminuta, ¿no?" "¿Por qué?" (Contexto: siempre preguntaba por qué, es inevitable, y hay que responderle) "Todo esta noche tiene un propósito. y muy bueno por demás". Me acerqué y lo besé. Me besó de vuelta.

Él era uno de esos personajes que solo me besaba o me tocaba en público cuando había alcohol de por medio. A mi no me molestaba. Pero ese día había algo distinto. Tenía negras intenciones, tan negras como las mias. No habíamos dicho mucho, pero no nos íbamos a quedar con las ganas. Ese era mi propósito.

Trago, música, charla, fotos. Nos sentamos. Él en el sofá, yo en una banquita en frente. Una de mis piernas quedó exactamente entre las suyas. De repente, como quien no quiere la cosa, su mano en mi muslo, despacio, puso su dedo sobr mi tanga. Y mi amiga al lado de él.  Era una mezcla entre pavor y gusto. Él si que sabia cómo tocarme. Y ahí comenzó todo.

Me mojé.

Menos mal las tías de mi amiga me sacaron a bailar. Simple. Me fui con ellas, bastante acalorada. Pero la cumpleañera, como estaba toda alegrona y emocionada porque por fin me veía llevar a un alguien a su fiesta, fue por él y lo llevó a la pista. Reggae sonaba. Bastante apropiado. Le di la espalda bailando. Le pegué mi culo contra su pantalón. Me moví en círculos y el no tuvo problema en poner sus dos manos en mis piernas. Le di la cara. Enrrollé mis brazos en su cuello, él me agarró por la cintura. Mi cuerpo contra el suyo. Me ericé. Nos besamos. Nos mordimos. Bailamos. Mientras el resto de la fiesta, ebria, gritaba Go Pato. Every Body is telling me too...!!!

No me pregunten cómo podía caminar. Nos sentamos en el sofá al lado de una pareja de amigos. Mi corazón a mil, seguía mojada y con muchas ganas. "Y ustedes, ¿qué?" Pregunta mi querida amiga imprudente. "Nada. Salimos" "¿Hace cuánto?" Y yo que la mataba (este era un tema sensible entre nosotros) "Algo más de tres meses" Me apresuré a decir. "Pero no tenemos nada". Me tuve que levantar. Y por suerte sonó una canción de esas que se pegan y todos bailan que todos terminamos en la pista de nuevo. Pero a pesar de que era baile grupal él y yo terminamos en una maraña de besos y manos sobre el cuerpo, que era demasiado evidente que estábamos realizando verticalemnte, nuestro horizontal deseo.

Seguía mojada

Fui por un trago. El se sentó. Me senté a su lado. "A que no eres capaz de regalarme tus tangas" "¿Me estás retando?" Se encogió de hombros. "Tu sabes que sí soy capaz". Me levanté como si nada. Fui al baño. Me saqué la tanga sin mayor esfuerzo -ventajas del vestido y el liguero-, y regresé. Las tenía dobladitas en mi mano derecha. Caminé con paso firme, me le paré en frente y le dije: "Abre la mano". La puse entre su mano izquierda. Las metió en el bolsillo. Me senté a su lado, y mandó la mano a mi muslo. Yo me lo quería llevar a mi casa y él ya se había dado cuenta. "Si son menos de las 2, nos vamos a tu casa, sino, toca esperar hasta mañana" "Ok" Miró su reloj que marcaba las 2:18. Y dice "Baño de las niñas o de los niños" "De las niñas, siempre es más limpio" "Te sigo"

Entramos al pequeño cubículo. Medio me senté sobre el porta papel higiénico, en esa pose su cintura  quedaba perfectamente entre mis piernas. Lo rodié con ellas mientras me besaba. Me pasaba la lengua por el cuello. Me mordía un hombro. Metió su mano entre mi vestido y sin más preámbulo me metió dos dedos. Logré zafarle la correa, abrirle el pantalón y sacársela. Me clavó. No pude evitar. Gemí. Me la metía delicioso. Pero Tracccccckkk se rompio lo apoyadera. Tocó cambio de pose

Tocaron. No nos importó.

Se sentó en la taza. Me puse de rodillas y la metí en mi boca. Se la mamé un rato. Como mucho le gustaba. Súdabamos. Me senté de espaldas a él. Me moví en círculos. Le decía cuánto me gustaba, cómo lo había extrañado.

Cambio.

Apoyé mis manos sobre el inodoro. Me agarró por la cintura. Y volvió a meterla. me jaló el pelo.

Me vine. Pero él no. Sabíamos que había alguien afuera esperando.

Nos acomodamos como pudimos. Salí primero yo y me topé con un tipo en la puerta. Luego salió él. Era evidente.

Yo ya no podía seguir en la fiesta. Salímos a fumar.

"Tu y yo nos divertimos mucho" "Cierto"

Me despedí de mis amigas. Agarré un taxi. Y hoy es el día en que aun no sé dónde guardó mi tanga.

31 comentarios:

  1. Naty, como siempre, te sobraste... Muy bien contada la historia...

    @Karen_Abello

    ResponderEliminar
  2. Un relato muy fuerte!!!
    pero excitante!! como suelen ser esta clase de anecdotas!!
    Aventuras!! eso es lo que mas se disfruta!!
    Lo prohibido!! lo secreto!! ... emocionante!! ...
    solo tu puedes escribir estas cosas!! cmoo se debe!! sin prejuicios!!
    :)

    Gran post!! nada mas que decir!! jajaja no mas comentarios!! Fuerrrrrrrrte!

    ResponderEliminar
  3. Wow!!! Debo decirte que no pude dejar de leer cada palabra de este post. Preciso comentar, que diste un excelente obsequio y un gran recuerdo. :)

    ResponderEliminar
  4. Pocas historias como estas son fascinantes al leer.... como siempre tu sabes como escribir las cosas para darle el toque que necesita una historia bien contada...
    Muy buen Post... me he leido varios libros donde relatan situaciones parecidas a estas y de verdad te felicito...
    Con cada palabra dice uno wow.. y quiere seguir leyendo...

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias!! no fue fácil escribirlo... pero que les haya gustado indica que valió el esfuerzoooo

    ResponderEliminar
  6. Ohhhh por Diooooos... no pude dejar de tener esa risa picarona mientras leia este post, q delicia y q antojos! y me quedo pensando.... "q cosas"!!! nada mejor q una dosis de adrenalina provocada x ese tipo de situaciones q tanto nos seducen. El instinto animal!

    ResponderEliminar
  7. Muy rico de leer, con las palabras adecuadas, deliciosa historia! Lo que muchas no nos atrevemos a contar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho, muy rico de leer, suena muy convincente que la haya escrito una mujer. Me gustó, me mantuvo erecto casi desde el principio.

      Eliminar
  8. Oh!... Como tú misma dijiste: Mataste a varios!
    No todos pueden hacer de relatos como el que acabo de leer algo interesante.
    Y es verdad, no se puede parar de leer.

    ResponderEliminar
  9. Que buena historia... me entró una ideita a la cabeza, en estos días la pongo en el blog... me acordé de una que escribí, se llama Ojalá tuvieras el culo más chiquito http://elbayabuyiba.blogspot.com/2009/04/cannabis-musica-semen.html

    ResponderEliminar
  10. Sin demasiado para decir, esos regalos tan de corazón, pese al reto, siempre se aprecian, así como las amigas también lucen las tangas que se les regalan con mayor discreción y menos afanes (y estoy casi seguro de que las aprecian, si bien se hacen las tímidas). ¿Por qué siempre se daña algo del "mobiliario" en esos trances? Definitivamente un baño no será mi escogencia.

    ResponderEliminar
  11. muuuyy bn post, es uno de los ke mas me ha gustado de tu blog, tal vez me anime y te ayude a nutrir con temas asi...jejejeje.... i like it.

    Att; Gulfrody

    ResponderEliminar
  12. simplemente sin palabras... yo creo que se me notaba en el rostro lo que estaba leyendo... esa sonrisa picara, que solo sale cuando se imagina lo deseos mas reprimidos del cuero, creo que esta historia haria sonrojar a muchos y creo que a tu amiga la excomulgarian.. xD

    ResponderEliminar
  13. Excelente muy buena historia cada palabra cada detalle, tan excitante, excelente :)

    ResponderEliminar
  14. Este post necesita un premio... definitivamente excelente... excitanteeeee!!!
    Te atrapa desde el principio y te obliga a terminar de leer y vivir la experiencia de tu amiga, empleaste las palabras precisas tan asi q mientras lo leía me iba imaginando cual pelicula en mente.... :P

    ResponderEliminar
  15. JAJAJA. Este es de esos post que uno no puede parar de leer. Me gustó también que es corto así que va directo al grano, casi que literalmente :D
    Muy bacano. Otra vez estás subiendo el tope, que no es nada fácil (lo digo por experiencia)

    ResponderEliminar
  16. Febril, me ha dejado febril este post. Y no creo que sea una experiencia loca, es mas bien una experiencia animal que vale la pena vivir. En definitiva queda el #antojo!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Solo digo; wow wow wow , en cada linea. Me encanto el relato, sabes dos veces lo lei, en algunos momentos decia woww otros me reia, excelente. Ojala me volveria a pasar porque me identifique en algunos apartes. XD saludos hermosa.

    ResponderEliminar
  18. Alexandra Arroyave12/10/2009 9:26 p. m.

    Ufff... fuerrrrrte. Me meti en la historia barbaro y que consuelo saber que somos muchas las que tenemos un pasado judicial pecaminoso! "soy normal, soy normal" jajaja dinosaurios en el estomagooooo
    I can't wait to read it again!!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Muy bueno!
    Sí me dio risa como dijiste...pero una risa chistosa, una risa picarona como dice Liss.
    Muy rico de leer, mujer.

    ResponderEliminar
  20. DEGRACIAAAAA!!!!!!!!!!!! YA ME GUSTARIA QUE ME PASARA ALGO ASI.....ESTA DEL PUTAS MONA....TQM....
    CARLOS B

    ResponderEliminar
  21. Natyyyyy...!!!!! Esto es un POSTAZOOOOOO...!!!!! Excelente descripción de cada detalle...! Noooo que delicia de Post!!! FELICITACIONES...! Mi más sincera admiración...!!! :)

    ResponderEliminar
  22. que buenooooooooooooooooooooo!!!! me emocionéeee .... (adrianitaca)

    ResponderEliminar
  23. There is nothing to add on this, you made it mommy!!! I think there is no girl but YOU!!! I got wet too, haha!!!

    ResponderEliminar
  24. Buenisimo, relato de como destrozar un baño. jejeje
    esas farras presionan todas las glandulas y despiden cantidades alucinantes de hormonas...

    ResponderEliminar
  25. Muy buen relato, lo único que por lo general a los tios cuando estamos con una mujer, no nos gusta en exceso ese "romanticismo" de si te extrañé y esas cosas, más que nada porque el aparato necesita excitación y ese punto de locura y esas palabras no excitan precisamente.
    Pero hay gustos para todo, por lo demás el relato muy húmedo
    Saludos mil

    ResponderEliminar
  26. excelente... !!! me trajo hasta recuerdos

    ResponderEliminar
  27. muy bueno tambien, regalame tu tanga, me considero fetiche de estas prendas, me calientan....

    ResponderEliminar
  28. buen relato amiga....mientras leia, mi entrepierna creció a mil, q se queria salir d mi pantalon.....ya t imaginarás como te lo agradeció mi pareja al verme tan cañón!!!
    ..estabamos tan encendido q con 3 minutos de empujadas en varias posiciones, terminamos felices!!!mirandonos del record q rompimos!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!