13 de diciembre de 2009

UNA SALIDA FÁCIL

Esta historia se me ocurrio en varias tandas: mientras bailaba en un bar y mientras me ponía la pijama antes de dormir. No es real, solo de mi cabeza!!! Espero se la disfruten

****


- Alo?
- Alo???
- Aloooo?? Espera y salgo de acá.

La música del sitio retumbaba tan duro que no le permitía oirlo. Tuvo que salir a la puerta del bar para poder hablar tranquilamente.

- Hola. Ahora sí.
- Annie. Me acosté con otra. Lo siento.

Se ahogó en ese momento. Inmediatamente la ira la consumió por dentro. Ese, al que ella consideraba, a pesar de la poca historia que los predecedía, el hombre de su vida, ese capaz de llenar todos sus vacíos, de robarle sonrisas, de hacerla feliz. Ese mismo, había resultado ser el más corriente de los hombres. De esos que no son capaces de amarrarse la bragueta y que se van comiedo todo lo que se contonee. La desilusión era más dolorosa que cualquier otra cosa. No pudo decir nada. Colgó.

Como era evidente, ella desapareció de su vida. Hizo lo de siempre. Botó todos los regalos, borró todos los mensajes, devolvió las pertenencias y se borró del mapa. Él intentaba acercarse, pero ella no lo dejaba. le dolía mucho. Se refugió en la lectura, en la música, en el trabajo. Pero ya nada era suficiente.

Comenzó recriminarse en qué momento permitió que esto pasara. Cuando bajó el muro de hierro que la protegía. En qué momento decidió enamorarse. El dolor era tan profundo que comenzó a culparse. Así, ella misma podía dar los motivos de todo.

Tenía casi 30, pero no le molestaba ser soltera y sola. Había mantenido una vida divertida, sin ataduras, con libertades absolutas. Muchos envidiaban eso, otros criticaban su falta de "seriedad", y ella había aprendido a hacer caso omiso de eso. Era feliz.

Pero un día lo conoció. No era un ser insignificante -como muchos con los que solía salir-, por el contrario superaba en mucho a todo el listado anterior. Creyó que valía la pena, y él nunca hizo o dijo nada que la llevaran a pensar lo contrario. Se fue dejando caer en sus brazos, creyó sus promesas y se enamoró perdidamente, como cuando se enamora a los 15, que todo es real y mágico. También era feliz, aunque todo la asustaba mucho.

-Annie, tienes que soltar. No pienses tanto. Siente y ya. Sé feliz.
- Ay si... Por lo que cuentas, el man te quiere. Dale tiempo a las cosas. Vale huevo. Estar enamorado es lo máximo
- La verdad, me encanta verte así. Annie, por menos te han roto el corazón y esto es bastante intenso, puede valer la pena.

Con esas palabras sus amigas y amigos la convencieron de que era válido entregarse de lleno a los sentimientos y dejar de pensar tanto. Mandó sus neuronas, las barreras y la autoprotección al cajón de cosas olvidadas. Se lanzó al barranco.

Hoy se pregunta, ¿Para qué? ¿Para que se acostara con otra? No valía la pena.

Pasaron los días y ella seguía en debates eternos con sus amigos sobre si el amor existe o no, si uno debe o no enamorarse. Hasta que recibió una llamada que le solucionaría el dilema.

- Annie, puede ser que haya pasado demasiado tiempo, pero por más que lo he intentado, no he podido olvidarte.

Se quedó fría. Aunque no identificaba el número, al oír la voz, supo perfectamente quien era.

- Mi propuesta sigue en pie. ¿Quieres casarte conmigo?

En ese momento supo, que si Antonio seguía pensando en ella por cinco años, en los que no tuvo noticias, a pesar de haber recorrido el mundo, ese era el hombre de su vida. Su historia era simple: se conocieron, se gustaron, se volvieron amantes, hasta que él rompió la regla... Se enamoró de ella. Ella desapareció y él no pudo olvidarla.

Contestó luego de un instante de silencio, en el que pensó que no importaba que ella no lo quisiera tanto. El amor no existe, al fin de cuentas.


- Si quiero.

18 comentarios:

  1. ¡Ayayay! Me dolió...

    Bueno, aunque se trate de una historia de ficción (muy chévere, por cierto), no puedo dejar de pensar en los varios casos en que después de cortar una larga relación, la nena en cuestión se casa con el siguiente que se le aparezca. ¿Será que es la fácil o que uno aprende a bajar sus expectativas?

    Pero bueno, también entiendo que con esta escasez de solteras toca caerle por tierra mar y aire a la primera separada o ex-ennoviada que "vuelve a circular".

    ResponderEliminar
  2. Cómo hace varias noches pregunté....Entonces cuantás veces hay que enamorarse?
    La respuesta puede ser...Muchas! Y como dice el cuento hay que besar muchos sapos hasta encontrar el príncipe.
    Ahora creo que ella definitivamente había encontrado su príncipe disfrazado de cabrón como todos...

    ResponderEliminar
  3. Me sorprende que ella haya aceptado... Como siempre, la historia me atrapó, pero el final me dejó pensando mucho... ¿valía la pena retomar la historia con ese hombre luego de haber perdido tanto tiempo? ¿qué pasó después?

    @Karen_Abello

    ResponderEliminar
  4. Me identifiqué con muchas frases de la historia. Y como dice Karen, el final deja pensando. Como diría una amiga, el amor no existe "toca irse con el que mas te ofrezca". Será? Quisiera creer que no, pero a veces me estrello.
    @OmarGamboa

    ResponderEliminar
  5. a mi no me sorprende que ella haya aceptado... lo q si lo hace es lo extremadamente parecido de esta historia con mi vida. Una persona que me cambio la vida y hoy tengo que desaparecer por la misma razon que ella lo hizo y muchas otras mas.
    Tal vez ella no lo ame, tal vez si... a lo mejor tanto dolor hicieron q dejara de creer en el amor asi sienta q el es la persona de su vida.
    Entiendo perfectamente porque no lo rechazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por sus comentarios....
    Ella acepta resignada, acepta porque no quiere volver a enamorarse y sufrir, se casa con el que la ama, así ella no lo ame. Se casa con otro ante la traición de aquel que le enseñó a querer!!!

    Gracias por pasarse por acá

    ResponderEliminar
  7. NI POR EL PUTAS uno debe rogar... El amor existe o no y debe ser por parte de los DOS no de uno solo y q la otra parte se DE CUENTA??? la chimba, EXISTE O NO y si existe las cosas simplemente se darán!

    ResponderEliminar
  8. Se casó con el ex aunque no lo amara.

    Con el tiempo uno aprende que las mujeres no se casan únicamente por amor. De hecho me atrevería a decir que amarlo influye en un 45% - 50% a la hora de decir Sí a una propuesta de matrimonio.

    ResponderEliminar
  9. Hummmm... seré la más inocente y boba pero el amor sí existe.. nunca haría algo así o quién sabe... La vida y las circusntancias, las personas te hacen cambiar. Pero yo creo que más allá de todos los golpes y estrelladas hay algo real y valioso en todo.
    Esperaré un tiempo a ver si sigo creyendo, no que el mundo es color de rosa, no hasta allá... pero sí hay algo en qué creer, siempre hay algo que vale la pena. O alguien.

    ResponderEliminar
  10. El amor si existe.. no te puedes casar sin amor porq te estarias engañando... si aceptó el casarse para no volver a sufrir entonces ella no se quiere ni un mínimo, no se valora como mujer y no se cree capaz de encontrar realmente al hombe q la ame y se tiene q conformar con el primero q le propone matrimonio. Si te casas sin amor tu vida se convierte en una mentira y la relacion con el tiempo termina en un divorcio y quienes sufren son los hijos.

    ResponderEliminar
  11. Es triste saber que alguien se puede resignar, aunque no lo crean el amor existe, no vale solo hacer feliz al otro con nuestra presencia, sino hacerlo feliz completamente con nuestro amor y poder ser felices nosotros estando con la persona que amamos.
    Condenarse a casarse con alguien que no ama, es mas cobardia que otra cosa, se sufre pero tambien se goza con el amor; si todo fuera color de rosa la vida no tendria sentido.

    ResponderEliminar
  12. Personalmente creo que el amor sí existe, pero ¡vaya que es difícil encontrarlo de verdad!

    ResponderEliminar
  13. Bueno... Qué le vamos a hacer? El amor no existe, sin embargo aceptó.
    Cada vez me gusta más como escribes... Fueron tres momentos y cada uno me hizo sentir algo diferente.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. de ficcion la historia no es, pero tampoco lo es la afirmacion de que el amor no existe, si existe solo que no perfecto como todos los imaginamos, enamorarse tambien significa compartir, sufrir y hasta llorar un poco, felicidad plena.. no que tal

    me encanta como escribes

    ResponderEliminar
  15. Natalia sabe que el amor existe

    ResponderEliminar
  16. Esa no es la solución! Y yo, con matrimonio fallido por algo similar puedo afirmarlo. Pero el amor, si existe y estar enamorado, con todas las consecuencias que esto pueda traer, es lo mejor. :)

    ResponderEliminar
  17. No me sorprende del todo que ella haya aceptado!
    al fin y al cabo!!
    dicen por ahi que uno siempre trata de quedarse con lo mejor entre lo peorsito!
    y yo estoy de acuerdo con eso!

    Nosotras como mujeres! tratamos de ser consecuentes con nuestras acciones y aunque a veces no es imposbile!! muchas! como èsta! son pensarlo! simplemente actuamos como DEBE ser!! :)


    Te adoro!

    ResponderEliminar
  18. AAAyyyy noooo.... y el novio actual????............no me parecee.... no me parece!!! Pero bueno.... al fin y a l cabo ese tipo le rompio el corazon y por perro se merece una mujer que no cree en el amor!!!!!!1 grrrrrrr

    Si ven son los hombres los culpables de que las mujeres ahora seamos asi!!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!