31 de diciembre de 2010

MI CANCIÓN DEL 2010

Todos los años dejan algo y como soy una persona musical, quiero compartirles mi canción del 2010. Así que súbanle al volumen!

FELIZ AÑO


28 de diciembre de 2010

EL AÑO QUE SE VA

Generalmente haría una lista de las cosas que hice en el año que termina y los compromisos para el 2011, pero eso sería aburrido, porque al final de la historia, los compromisos para el próximo año serán casi que los mismos, porque me he dado cuenta de que esos propósitos bajo el calor del final de año, son como los deseos pedidos bajo el encanto de las uvas: nunca se cumplen. 

Por el contrario, les explicaré un par de lecciones que me dejó el 2010. 

Para mi el 2010 es un año fantástico, no solo por los viajes que hice, o porque volví al carnaval... sino porque me enseñó que las cosas a veces no salen como uno quiere. Sí, obvio, hasta ridículo... Pero digamos que en general las cosas habían salido como he querido cuando he querido. Pero en el 2010 no. Todo medianamente al revés. Pero al final de cuentas salió. Lección: la paciencia y la calma son tus mejores aliadas. 

Sin embargo, la lección fue bastante ruda, lágrimas, desilusión, estrés, de nuevo lágrimas, para al final darme cuenta de que el destino (ángel de la guarda, perseverancia, estrella o como quieran llamarlo) no me abandona y que suelo salir airosa. 'Tan buenas' podrán decir algunos, y sí... el trabajo duro se premia.

Cumplí 29, no quiero llegar a los 30.

El 2010 fue el año en el que me di cuenta de que los amigos son circunstanciales y que no existe tal cosa como 'Friends for Ever'... Que uno anda solo y que se junta a ratos dependiendo de la necesidad. Eso me pasa a mi -y si alguien le pasa lo contrario, maravilloso-. Los motivos son varios: Soy mala persiguiendo gente, y creen que siempre estoy ocupada, imaginario alimentado porque en momentos de mi vida solo trabajaba y no tenía tiempo para nada más. Resultado: días sola en mi casa mirando el techo... Y le he agarrado el gusto.
 
El 2010 me mostró cómo las personas escogen causas de vida equivocadas, guiados por la envidia, el rencor y el resentimiento. Vi con claridad cómo se destruyen a otros para lograr objetivos propios y cómo a veces es imposible quedar atrapado entre dos fuegos.

Entendí que la ira es mala consejera y que por a veces es mejor no alterarse, sino guardar la calma

Y, el 2010 me demostró que no importa cuanto tiempo haya pasado, cuántos te hayan tratado mal, nunca es tarde para volver a enamorarse.

Sí, el 2010 no termina bien, pero fue un buen año!

No olviden siempre siempre tener una sonrisa!





Feliz año a todos ustedes, que coman muchas uvas o lentejas, que usen un buen cuco amarillo para que todos sus deseos se cumplan en el 2011.


NatyMH @state_0f_mind

26 de diciembre de 2010

DE UNA BUENA VEZ

Era un viernes de rumba como cualquier otro. Un bar como cualquier otro, con los amigos de siempre. Ella estaba con su novio. Era divertido, al final de cuentas siempre se divertían juntos bailando. A la mitad de la canción sintió en su cadera el celular vibrar.

- Quizá es Alberto, que quedó en llegar como a esta hora, le dijo.

Él miró la pantalla y sin decir ni una palabra la dejó sola en la mitad de la pista de baile. Ella, desconcertada, caminó tres pasos detrás de él, pero se detuvo. Quizá no sea nada, se consoló.

Pasaron varios minutos y nada que regresaba. El trago en la mesa era su única compañía. No contó los minutos sino los tragos que se alcanzó a beber a fondo blanco mientras esperaba.

- ¿Qué pasó? ¿Pelearon?
- No Annie, más raro. Le entró una llamada y salió como un loco
- ¿Por qué no lo buscas?
- Esperemos a ver con qué sale
- Seguro es la hermanita pidiéndole que la recoja porque se peleó con el novio, como siempre...


La última vez que algo similar había pasado, la llamada era de una tal Andrea, con la que -según él- nunca pasó nada. En esa oportunidad Caro hizo caso omiso, pero cada nada la espinita de una 'otra' aparecía en su cabeza, llenándola de inseguridades.

Cinco canciones después de la llamada, lo vio entrar de nuevo al bar. Ella, ya estaba prendida. Al final de cuentas había tomado sola más de la cuenta. Cuando se acercó a la mesa, alzó la mirada, y con los ojos llenos de lágrimas le preguntó quién lo había llamado. Él la miró, le extendió la mano y le dijo, ven bailemos esta canción.




- ¿Quién era?
- Nadie
- Ah, ¿es que ahora uno habla casi media hora con 'Nadie'?
- No no es nada de lo que tengas que preocuparte-
- Claro, como no debía preocuparme por esa tal Andrea.
- ¿De nuevo con eso?
- ¿Quién te llamó?
- Adriana


Guardó silencio y siguió bailando por bailar, solo siguiendo el paso sin sentir la música. Tomó aire, lo miró a los ojos... Seguía llorando...

- ¿No crees que ya es hora de que te deje de llamar?
- Igual no importa
- Tu sabes muy bien que sí...


La abrazó muy fuerte. Pero ella no se sentía cómoda.


- ¿Qué quería?
- Estaba ebria, y el discurso de siempre... que volvamos.
- Pero hace un año que terminaron. ¿Acaso?
- ¿Acaso qué?
- Santiago... ¿Acaso ella no sabe que estás conmigo?


Ahora fue él quien guardó silencio.

Lo soltó, se alejó de él y salió por la puerta del bar. Él recogió las chaquetas de ambos y salió corriendo para alcanzarla.

La encontró afuera fumándose un cigarrillo.

- Vuelve con ella. No creo que sea necesario que te sigas engañando. Es evidente que quieres es estar con ella. Por mí no te preocupes.
- Pero.. yo quiero estar contigo.
- No parece. Adiós.


Se dio la vuelta y caminó hacia la esquina donde encontró un taxi desocupado. La vio alejarse y en ese momento volvió a sonar el celular.

- ¿Ya terminaste con ella?
- Si, Andre... Ya terminó conmigo.
- ¿Vienes a mi casa?
- Espérame, no me demoro.

23 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD

Me encanta la navidad, aunque no soy la persona más navideña: No decoro mi casa, no decoro mi oficina, no decoro mi avatar. Rezo novenas por verme con mis amigos, canto villancicos en honor a mi mamá y compro regalos a pesar de la congestión en los centros comerciales.

Y como creo que las excusas son válidas, aprovecho para desearles la mejor navidad de todas... Que la pasen muy bueno con sus familias y que debajo del árbol haya muchos regalos.

También quiero agradecer a todos los que me leen, me comentan y   también a los que me detestan, porque al final de ellos también se aprenden cosas!!

A mis amigos: mandarles un fuerte abrazo, porque sé que cuento con ellos y que su amor es incondicional. "Los amigos son como las estrellas que, aunque no puedas verlas, sabes que siempre están ahí muy cerca de ti". (Re-Cursi y qué).

A mi familia: que a pesar de las neuras saben que sin ellos no sería nada igual

Al novio, que me alegra estar mirando hacia adelante a su lado!

Y a los que no le gusta esto... simple: dejen de leerme, que luego voy a ser la culpable de su indigestión.

¡Feliz Navidad para todos ustedes!


NatyMH - @state_0f_mind

21 de diciembre de 2010

MATONEO VIRTUAL

Generalmente cuando pensamos en matoneo, nos remitimos a las escenas de series gringas en la que un niño más grande que otro, lo acosa hasta el cansancio, o nos viene a la cabeza la imagen de Nelson en los Simpsons. Pero en los últimos días este término ha tomado un nuevo significado para mí.

Ser activo en las redes sociales lleva en muchos casos a la sobreexposición de la vida privada de las personas. He estado ahí. Para nadie es un secreto que publicar detalles de la vida diaria, de los sentimientos, gustos y disgustos de cada uno de nosotros en Twitter o Facebook nos hace blancos fáciles de seres (si es que llegan a ser seres)  que no tiene nada mejor que hacer o en qué pensar que en joderle la vida a los otros.

Trolls, Fakes o ataques frenteros escondidos en el anonimato se han convertido en el pan de cada día en Twitter  Colombia. Algunos son tolerados, otros no, pero al fin y al cabo se cumple el objetivo: amargarle la existencia a la persona víctima, quien seguramente no le cae bien a alguien por su forma de ser -o no ser- en la red social.


El término matoneo escolar, llamado en ingles bullying, se refiere a las actitudes tiránicas e intimidatorias de uno o más alumnos contra un estudiante.También se define como un comportamiento en el cual, de manera constante y deliberada se hace que otra persona se sienta mal, incomoda asustada o amenazada, es de carácter constante, haciendo que aquellos alumnos se sientan intimidados e impotentes, sin poder llegar a defenderse.

¿Les suena conocido? Si haces parte de Twitter, seguro que sí. La única diferencia es que así como se tejen redes para atacar, también existen para defender al atacado.

Pero la pregunta que me surge es: ¿si Twitter está hecho para seguir a quien te gusta como trina y para dejar de leer a los que no te parecen, para qué dedicarse al ataque y al desprestigio? No tengo la respuesta, porque nunca se me ha ocurrido abrir una cuenta adicional para cagarme en la existencia de otro. Así que no comprendo la lógica. Lo único que sé es que esas personas NO tienen derecho a acabar con la dignidad, la integridad, la felicidad, la dignidad o el físico de otra persona porque sí, porque no o porque no les cae bien.

¿Acaso en la vida 1.0 -sea en la oficina o en la universidad- se andan armando combos para levantar a golpes a cada persona que no te cae bien?

No pretendo dar una lección de 'moralidad twittera' pero, luego de que me han dicho pendeja, zorra, decadente, imbécil y quién sabe qué otra cantidad de cosas de las que no me entero... Luego de leer como critican y atacan a mis amigas por su forma de ser, o cómo sin ninguna consideración insisten en agotar el autoestima de una nena porque no está dentro del criterio de belleza de los desadaptados, creo que tengo derecho a decir lo que pienso del asunto.

Sé que porque yo lo escriba no va a dejar de suceder... Pero ¿en serio vale la pena acabar con la vida de otro para sentir que la propia es menos miserable? Quizá no han pensado que la miserableza no se supera a costa de los otros. No sé... Pero me gustaría que alguno de esos, así sea de forma anónima (como es su estilo favorito) me dejara una respuesta a esa pregunta.

19 de diciembre de 2010

CARTA AL NIÑO DIOS

Querido Niño Dios:


Generalmente escribiría una carta llena de peticiones. Una gran lista encabezada por paciencia y cuidado y protección para los que quiero.


Pero esta vez voy donar todos mis deseos y antojos. Quiero convertir toda esa larga lista de cosas que quiero mucho en una sola cosa: Que mires hacia abajo y veas el desastre en el que estamos convertidos por cuenta de la ineficiencia del Estado, falta de planeación, y muuucha lluvia. Lo que más quiero ahora es que deje de llover para que se les pueda brindar una solución a los damnificados, y para que las cifras de desastres no sigan creciendo.


Por eso, Querido Niño Dios quiero que que esta navidad mandes el sol a calentar, que salga el arcoiris y se suspenda por una temporada la lluvia (y obvio que no nos mandes de nuevo a temporada de sequía).


Espero de todo corazón que leas esta carta y me des ese regalo de navidad, que solo en Colombia serviría a las más de 2 millones de personas que se quedaron sin hogar.


Con todo el corazón, 
                                       Naty

Pd: Sé que hemos sido inconscientes con el medio ambiente, que nos hemos cagado el balance natural por la cara, pero ajá... una manito en este momento no está de más.

16 de diciembre de 2010

DE LA VIRGINIDAD Y UN PAR DE MITOS FEMENINOS

¿Qué es la virginidad? El paso antes a comenzar a tener sexo... A esa conclusión llegué a mis 17 cuando decidí darle la 'pruebita de amor' a mi primer novio. Es decir, no me quemé en el infierno (a pesar de que era miércoles de ceniza), ni apareció en mi cabeza la voz de mi abuela, mis tías o mi madre, echándome el sermón de las 17 palabras porque yo estaba destinada a llegar virgen al matrimonio. No sentí que estuviera haciendo nada malo. Yo quería al personaje en cuestión y sentía que él me quería... Y eso era suficiente.

Yo no pensé si se lo merecía o no. Si quizá debía esperar a superar el año de relación o si era el hombre de mi vida... Creo que a los 17 uno no sabe qué quiere y menos si alguien es el hombre de su vida. Aún así, luego de dos meses de novios, cedí y terminé desvirgada en un sofá cualquiera... Sin llanto ni remordimientos. Así, como pasa en la vida real.

Pero no a todas nos pasa eso. Muchas esperan años, otras se casan vírgenes, otras se acuestan por primera vez engañadas, o borrachas... Respetable. Cada caso es diferente, porque estas cosas no hay racionalidad. ¿Por qué se acuesta uno al día, al mes o a los años? Puede haber tantas respuestas como personas en el mundo.

Hace no mucho una persona del sexo masculino me preguntó si un hombre debe tener algún tipo de consideración o responsabilidad con una mujer si este le quita su virginidad.... Él estaba convencido de que si debe existir, dándome unos motivos gaseosos, que suenan más a perorata machista, como que la virginidad debe ser un 'premio' al hombre que ha sido bueno con las mujeres.

¿Alo? ¿En qué siglo vivimos? Creo que hemos avanzado lo suficiente para poder decir que si uno como mujer se acuesta con un tipo es porque quiere y no por darle un premio al sujeto.

Quitarle a la virginidad todo ese manto de misticidad nos ayudaría inmensamente evitar manipulaciones por parte de los hombres, no nos acabaría el autoestima si un man nos come y nos deja y, sobre todo, quitarle el poder a lo masculino sobre lo femenino.

Siguiendo con la conversación con este hombre, me plantea que por qué las mujeres no pensamos mejor con quién nos acostamos para perder la virginidad. Que hay hombres que le quitan la virginidad a una nena, y luego ellas comienzan a sufrir porque el personaje cambió con ellas.

A ver... Primero: El acostarse o no con alguien carece de toda racionalidad y segundo: ¿acaso no hay tipos que hacen lo que sea, y se llenan de todas las mentiras posibles para comerse a una vieja? Entonces, no hay culpas. Si ella era virgen y él se la quería comer y se portó bien solo hasta lograr su objetivo, ella no debería sentirse mal... Pero claro, como ella debía 'premiar' al tipo 'indicado' y ese no resultó ser, viene el remordimiento.

Por eso hay que quitarle a la virginidad todo el peso cultural conservador que tiene y dejarlo en lo simple: en que solo hace parte perder la virginidad para comenzar a tener una vida sexual activa.

12 de diciembre de 2010

Y LES PRESENTO A MI ABUELITA

Hace un tiempo, escribí en un post cuánto quiero a mi abuelita... Pero se me olvidó mostrarles a mi abue.

Ella se llama Ruth, tuvo seis hijos más uno de crianza.  Es la mamá de mi papá, quien es su hijo mayor. No sé la edad, aunque creo que se acerca o hace poco pasó los 70.

Aun baila y le gusta el ron con coca cola. Cocina delicioso, hace tortas de muerte lenta y muere por sus nietos y bis nietos (aunque creo que muere más de amor por mi abuelo -el infiel-).

Así que les presento a 'La Abuelita Ruth' como les decimos todos en la familia.

Mi abuelita posando el 31 de diciembre de 2009. Muchas Veces se viste de Colores

Entre mi abuela y mi Papá!! Lindos Todos

Con mi Abuela y 'Marenco', alias el abuelo

10 de diciembre de 2010

BANDA SONORA DE UNA TUSA MONUMENTAL

¿Qué es de una tusa sin banda sonora? Casi nada. Por eso hoy hablaré de eso, de esas canciones que acompañan la cortada de venas imaginaria que nos pegamos los seres humanos femeninos cuando nos echan, nos cambian por otra o cuando las cosas se acaban por cualquier motivo.

Respecto a la tusa, he tejido varias teorías -que luego les contaré ampliamente-. Una de ellas es que si la tusa no es monumental, como para que pase a la historia quiere decir que eso (o ese) que lo provocó, no valió la pena.

Y una tusa monumental debe ir acompañada de toneladas de litros de alcohol, amigas disponibles para tomar a la par, para hablar pestes del sujeto o sujeta en cuestión, una chimenea para la quema correspondiente a todos los recuerdos y por supuesto música, porque siempre debe existir una canción que te llene de odio contra esa otra persona, que te haga sentir orgullosa de ti misma lo superaste, o que te entrega todo el valor para definitivamente decir no más, no más, no me mereces!!

Aquí les entrego las canciones que quizá más he utilizado en mis borracheras causadas por un rompimiento, o en las peas (léase rasca en costeño) en las que he acompañado a mis amigas. En todo caso, música de y para la tusa.

Y sí, puede ser una selección algo femenina, pero lamentablemente las dinámicas masculinas son diferentes a las femeninas, y hasta allá no se -aún no acompaño a mis ex novios en sus tusas-, y mis amigos hombres son lo suficientemente orgullosos como para llorar a moco tendido sobre el hombre de una mujer.


La mayoría de las canciones que escucharán han sido cantadas a grito herido, bailadas con coreografía en cualquier bar o tarareadas en silencio en la oscuridad de mi cuarto. Diversos cantantes, cada una para un momento y para algún tipo de rompimiento. Unas más dolorosas que otras, otras con mas dignidad que otras. 

Es mi costumbre musicalizar el llamado mal de amores, por eso aquí va la selección... Si quieren complementarla adelante... Y si quieren agregar la visión masculina, bienvenidos....


Enjoy!!!!!




7 de diciembre de 2010

EL ARTE DE SER INFIEL IV

Lea la tercera parte


- Mi Amor, estuve averiguando el tema de volverme a ligar las trompas para poder tener un hijo tuyo, pero me dicen los médicos de la clínica de fertilidad, que eso no funciona del todo y que puede ser que no quede embarazada de ti. Es que me muero por que tengamos un pequeño de los dos.


Carlos tragó en seco y antes de poder continuar con cualquier respuesta estúpida -como las que solía tener en estos casos-, Ilia continuó con su monólogo.

- Lo bueno - Carlos no le veía nada bueno al tema- es que podemos recurrir a la inseminación artificial para poder quedar embarazados.
- Linda, ¿no crees que es demasiado prematuro? Aún no hemos definido nada. 
- No hay que ir con afanes, pero hay que ir haciendo todas las vueltas. Por ejemplo, en Bogotá la inseminación vale como 5 millones, pero en Medellín hay una donde cobran solo 2.
- Ah, es que ya averiguaste....
- Sí y no te imaginas la emoción que me da!!
- Ili, para mi es una decisión complicada. Los hijos no están en mis planes aún.
- Pero lo estarán


Cuando Carlos le contó esto a Juan Pablo, él no entendía como su amigo continuaba enredado en una situación como esta. Y peor aún, cómo él le estaba alcahuetiando el asunto. Pero, como la lógica masculina no da para buscar soluciones y ponerse en la raya, sino para continuar fomentando esta infidelidad, no dijo nada más que un simple: Este asunto se le va a salir de las manos. Y a pesar de esa frase, Carlos seguía con la idea de verla en diciembre.

- Angie se va de viaje a donde sus papás el 6 de diciembre.
- ¿En serio? Es perfecto!
- ¿Perfecto por qué?
- Así Ilia y yo podemos vernos de nuevo en su casa sin que Angie sepa nada.
- No! No! No! Hermano, eso si me pone en mala situación... Ahora me va a meter a la amante a mi casa. No le parece descarado??
- ¿No harías eso por tu amigo?


Y nuevamente el chantaje emocional funcionó. Juan Pablo terminó accediendo a que su mejor amigo y su moza caleña se quedaran en su casa. El futón es una buena posibilidad para que duerman. Fue lo único que alcanzó a anotar. Un mes exacto tenían para organizar todo. Armarle la mentira a Karla, la esposa embarazada, notificar a Angie, la novia viajera, comprar tiquetes y organizar itinerarios.

- Te tengo una buena noticia.
- Dime?
- Primero respóndeme si te gustó Santiago de Chile
- Lo poco que vi, sí, pero lo más lindo es que estuve contigo.
- Bueno, mi amigo Juan Pablo nos va a prestar su casa para que nos quedemos con él porque la novia se va viaje y se va a quedar solo.
- Pero por qué no en Buenos Aires...
- Es que para mi, Santiago es la ciudad de los dos.
- Te amo!! Qué emoción!!!


La pareja de amantes consiguieron tiquetes, organizaron itinerarios y al momento de ultimar detalles...
- Mi vida, si vieras que me tocó tomarme una pastilla porque la regla me iba a llegar el martes que nos vamos a encontrar
- Cómo así?
- Tranquilo todo bajo control...


- No!!! hermano, ahora me va a hacer un desastre en mi futón. Esto es una desgracia
- No hombre, ella habla con propiedad del tema, seguro eso se le aplaza. Aunque no creo que sobre ponerle un plástico  a esa vaina no?
- Yo creo que hay que buscarse un hotel para la primera noche. 
- ¿Cómo así?
- Pues ustedes con esas ganas represadas de meses van a llegar a mi casa a echarse un polvo silencioso?????? No creo y yo no aspiro a chuparme todos sus alaridos.
- Claro. ¿Me ayuda a buscar uno?


Y como el descaro no tiene límites... Ahí estaba Juan Pablo ayudándolo con un hotel donde no tuviera que mostrar su ID para evitarle problemas futuros.

Tarde, cuando ya todo estaba organizado Juan Pablo notó que ahora sí sería un protagonista más de esta historia, que le tocaría mentir y hacer caso omiso de la esposa de Carlos y su embarazo. Esconder cualquier rastro de su apellido y sus teléfonos, porque por su cabeza no dejaba de aparecer la imagen de Ilia cayéndole de sorpresa o llamando a preguntar por su amigo.

Entró en paranoia, pero ya no hay nada que hacer. Este 7 de diciembre, Carlos e Ilia se encontrarán a las 11 de la noche hora de Santiago, dormirán en un hotel de medio pelo. Rezarán para que no les llegue la regla mientras duermen en la sala de su amigo. De seguro comenzará otro capítulo en la que ella le pida definiciones a ese hombre que ha visto cuatro días en su vida y de quien desconoce a su esposa y su hijo que está por venir. De seguro le pide que organicen definitivamente un futuro juntos.

Esta noche Karla Dormirá sola en Buenos Aires pensando en que su esposo está en compañía de su 'amigo más juicioso'. Y Angie comenzará las vacaciones al lado de sus padres en Europa, esperando que su 'sacrificado' novio llegue para el fin de semana, sin tener la menor idea de que su futón será utilizado para seguir consolidando la infidelidad más absurda del mundo.

3 de diciembre de 2010

¿¿Y QUÉ CON LAS EQUIVOCACIONES??

Hace unos días hablaba con mi novio sobre temas varios e historias diversas de amigos y amigas en común. Llegamos un tema sobre el que siempre voy a tener inquietudes, dudas y pocas respuestas.

Se los planteo: ¿Es posible que una persona sepa que la va a cagar antes de tomar una decisión? Y, en caso positivo, ¿Es posible que no duela cuando las cosas salen mal como se esperaba?

Bueno, creo que sonó complicado. Vamos a un caso que podría ser real.

Los dos se conocen, se gustan. Comienzan a andar. Ella tiene todo lo que a él le gusta y él tiene todo lo que a ella le gusta, excepto una cosa, que puede hacer que nada funcione. Digamos que esa 'cosa' puede ser que alguno de los dos no tiene trabajo, o tiene un hijo, tiene un viaje largo pronto, o no tiene en sus planes matrimonio o hijos. Vale aclarar que para que el ejemplo tenga sentido, este asunto debe rayar profundamente a la contraparte.

Pero se gustan, hay química, todo parece ser perfecto si no es por ese único detalle.

Cada uno consulta por su lado a sus amigos y amigas, sean o no comunes y todos advierten los riesgos de meterse en una relación con expectativas de largo plazo, porque corre el riesgo de enamorarse de una persona que no va a cumplir las expectativas.

Se sabe que es jugar con candela, que pueden salir lastimados... Pero quizá no. Total, se enrrollan, se enamoran y tiempo después se revienta. Terminan y vienen las lágrimas, los "te lo dije", y una serie de autorecriminaciones porque al final de la historia, duele.

Y es en este punto en la que me dice mi interlocutor en la discusión "Si sabían que la iban a cagar, para qué llorar? Qué asuman y punto".


Creo que tiene razón hasta cierto punto, pero...

- En estos momentos aunque la racionalidad dice 'Es mejor terminar', hay otro pedazo de uno que grita a los cuatro vientos 'Si veeeeeesss, otro fracaso por no hacer las cosas como son'. Entonces queda una sensación maluca, como cuando uno dice 'Te quiero pero no puedo estar contigo' o algo más al estilo colonial como que 'Nos queremos pero no podemos estar juntos'.

Es ahí cuando pienso que las claridades racionales de las personas pelean con muchas cosas. Por ejemplo, en el caso hipotético, se equivocaron desde el comienzo, y ahora están pagando las consecuencias de esa mala decisión, entonces se recriminan y se ponen tristes. Normal, ¿no?

Y ahí llega la pregunta que puede desbaratarme todo el argumento: ¿Entonces para qué tomar una decisión de ese tipo?


Y lo único que se me ocurre es responder ¿Acaso tú no has tomado malas decisiones? 


Es que el por qué se tomo esa decisión es una reflexión posterior cuando ya la cagada está hecha. Es decir, la embarramos, hacemos un alto en el camino y, por más que se demore la lección, uno aprende. Y cuando llego a este punto me digo... entonces uno no actúa consciente de que la va a cagar, sino que uno siempre espera que las cosas salgan bien.

Suena como a círculo sin salida ¿no???

1 de diciembre de 2010

INSEGURIDADES

¿Y si piensa en ella mientras está conmigo?
¿Y si piensa en él cuando estamos juntos?


Pero quizá nunca creyeron que estaban pensando el uno en el otro.

28 de noviembre de 2010

ADIÓS

- Eres el hombre de mi vida. Lo sé. Pero te cruzas en mi camino cuando ya no hay nada que hacer. Le dijo entre lágrimas en la puerta de su casa, cuando él llegó a recogerla para la cita.

Abrió los ojos.

- Lo sé, apenas nos conocemos. Pero solo sé que te amo y que tu a mi. Lo noto en tu mirada, pero es demasiado tarde. Adiós


Cerró la puerta y entendió que no debía volver a tocar. Se dio la vuelta y se dirigía a su carro, cuando oyó un Oye!! La vio correr hacia él. Abrió los brazos y se fundieron en uno solo.


Lo siento. 

Y con un beso sellaron la despedida.




Gracias a Cami por la sugerencia de la canción!!!

VERSIÓN FEMENINA

Hace un tiempo les hablé del efecto del olor de alguien en su almohada... Bueno, esta es la contra cara del otro comercial de TV....




ENJOY!!!

25 de noviembre de 2010

ALGO CON LO QUE NOS IDENTIFICAMOS EN ALGÚN MOMENTO

Todos los que leemos este blog hemos tenido el corazón roto y hemos pregonado a los cuatro vientos que el amor no existe, hasta que llega alguien que nos hace creer que estábamos equivocados.

Lo más seguro es que esa persona nos vuelva trizas de nuevo, y volvemos a no creer... Y así, como el ciclo natural de las cosas.

Esta canción seguramente fue escrita en ese preciso momento cuando su autor - o autora- decidió mandar los muros a la mierda, decirle adiós al miedo para lanzarse al vacío y volver a creer!!!

Y QUÉ CON LAS CÁMARAS DIGITALES

Hace tiempos tenía ganas de escribir este post. Pero trataba de comprender a quienes incurren en la dinámica -a mi parecer estúpida- de cargar la cámara digital a cuanto concierto y espectáculo hay y pasarse haciendo videos de pésima calidad y tomando fotos movidas y oscura de su artista favorito.

¿En qué momento grabar un video que quizá nunca verás, se volvió más importante que ver un show, vibrar con la música y 'viajar' con la energía del que se está desgastando en la tarima? Lo pregunto porque no lo entiendo. Es decir... ¿Han visto en youtube o en facebook la calidad tan terrible del material tomado en esas circunstancias? No vale la pena.Y no vale la pena porque te perdiste de gozarte el show, de saltar con los mejores coros y de cantar a grito herido, porque el cantante (que en el video parece una hormiga) se te sale del cuadro, o tu voz inundará todo el video.

Total, si yo fuera empresario de esos que traen artistas a conciertos prohibiría el ingreso de las cámaras, sencillamente porque a mi me da pena ajena que los manes se desgastan en el escenario, cantan, brincan inventan estribillos pegajosos, bailan, hacen solos... y su público está pegado a la cámara, casi sin interactuar con ellos. Es decir, que es como si todo el sudor y el esfuerzo en tarima, no vale la pena.

Puede que esté equivocada, y que esté 'fuera de onda', pero por lo pronto yo si de conciertos se trata, dejaré la cámara en mi casa.

21 de noviembre de 2010

EL ARTE DE SER INFIEL III

Para comenzar lea Aquí, la segunda parte

- Eso más bien te lo pregunto a ti... No me has contestado ninguna de mis llamadas. El celular todo el tiempo en buzón
- ¿En buzón?
- Te marqué a las 12:00 en punto quería ser la primera en cantarte el feliz cumpleaños, pero fue imposible... y todo el día el celular apagado... y solo hasta ahora me contestas
- Pero si sabes que es imposible contestarte a algunas horas.
- Si... pero...
- Pero nada. No seas bobita, amor, no pasa nada Muy linda tu por el detalle.
- Dime, recibiste el regalo.
- ¿Cuál Regalo?
- Uno que mandé a tu casa
- No, aun no llega. Seguro llega el lunes, tranquila


Se despidieron con un típico y empalagoso 'Te amo y no puedo pelear contigo' y Carlos volvió a su celebración de cumpleaños. Al ser cuestionado sobre la llamada, mintió diciendo que era su mejor amigo Juan Pablo para averiguar sobre el transcurso de la jornada. Estaba aliviado y volvió a sonreír ampliamente; Ilia no había viajado y nada amenazaba su matrimonio.

El lunes temprano, y como los malos siempre gozan de una buena suerte, cuando iba saliendo de su casa se topó con el encargado de las entregas del correo. Firmó la planilla, recibió el paquete, una caja de cartón algo grande, y se fue para el carro. Destapó el empaque en un afán infinito y encontró el regalo más cursi y adolescente que alguien le hubiera podido dar a sus 34: Una foto de los dos enmarcada.

Ni siquiera se acordaba de que se habían tomado fotos juntos. Sudó frío. Siguió esculcando la caja, llena de papel de protección para que el vidrio del portarretratos no se rompiera, y encontró la carta. Escrita a mano, de esas que ya nadie recibe.

Mi amor:
Hoy estoy  muy triste porque estás lejos y no vamos a poder pasar juntos tu cumpleaños. Pero al tiempo estoy muy contenta porque sé que te tengo a mi lado, y porque siento que me amas tanto como  yo a ti. Por eso este regalo, para que todos los días me recuerdes. Para que te hagas una idea, yo tengo la misma foto en mi mesa de noche. 
Este, espero, será el primer detalle que nos unirá.

Mira el fondo de la caja, y encontrarás algo que  sellará nuestro compromiso por siempre.

¿Recuerdas  que te pregunté si te querías casar conmigo? Hoy te reitero  mi pregunta, mis intenciones, y te mando ese anillo, que quizá  no vale mucho, pero que tiene todo  el valor sentimental para mi.

Espero pronto poder verte de nuevo, me dijiste que en diciembre, ¿no?  Y quizá hablar de fondo sobre esto.

Que tengas un feliz cumpleaños 
Te mando millones de besos

Tu Ilia

Buscó su celular y marcó. Mientras sonaba el teléfono, miraba entre sus manos el anillo. Se lo probó y le quedó perfecto.

- ¿Recibiste el regalo? 
- Sí, mi vida
- ¿Te gustó?
- Sí, está muy lindo.
- Mientes... 
- De verdad, linda.
- Parece que no te gustara. Te oyes cero emocionado.
- No es eso, es que voy manejando.

Ilia comenzó a gritar.

- Yo sí sabía que te ibas a echar para atrás. Que tu de verdad no me quieres. Llevas muchos días todo raro conmigo.
- Nena, ¿no crees que estás exagerando?
- Solo quiero saber si tu sientes lo mismo que yo. Y que quieres lo mismo que yo. Yo estoy apostándole mucho a esto...
- Tu ya sabes la respuesta... 
- Entonces, ¿sí te quieres casar conmigo?
- Pero tu sabes que ese es un paso difícil. No se puede tomar así de un momento a otro.
- Por eso, en diciembre cuando nos veamos podemos dar el paso y nos casamos, así no vivamos juntos.
- no hay que afanarse, ya podremos ver esto con más tiempo. Te amo
- Y yo a ti.

Y el drama sigue... 
Recuerden, que esta es una de esas historias
 en  las que la realidad supera la  ficción


Y sigue!!

19 de noviembre de 2010

LOVE IS IN THE AIR

En medio de mis obligaciones oficineras y estresadas, me detuve durante el almuerzo a conversar con una amiga, casi de mi edad, que está enamorada, pero por primera vez se siente correspondida. Y me pregunta: ¿Naty, acaso no es lo mejor estar enamorado, y sentir que la otra personas te ama de vuelta?

Y realmente lo es. Nos pasa pocas veces, pero cuando nos sucede, nada más importa, y una palabra u oír la voz de esa persona, nos acomoda la existencia.

Mi querida amiga, qué se que me lees... disfrútalo, y no dejes de andar en las nubes. No te sientas rara cuando te digan que eres cursi. Ten en cuenta que quienes te juzgan quizá tienen envidia porque todos quieren estar enamorados de ida y de regreso!

Love is in the Air y me encanta!!

16 de noviembre de 2010

EL ARTE DE SER INFIEL II

Pueden leer el post anterior  para que entiendan

- Mi amor...
- ¿Dime? Respondió con ese tono de 'no quiero que me jodas'
- Estoy embarazada

Mierda. Fue lo primero que pensó. ¿Qué le voy a decir  Ilia? 

Él mantuvo su relación por internet durante todos estos meses. Ya iban para casi ocho, cuando recibió la noticia del embarazo de Karla, su abnegada e intensa.

- Mi amor! qué emoción!!!!!! Vamos a ser papás!

Claramente, Ilia aun no sabía que su adorado Carlos, en la distancia, era un hombre casado. Él mantenía la mentira de los horarios laborales para prohibirle que llamara a ciertas horas. Y la virtualidad lo ayudaba a mantener su mentira y a mantener viva una 'relación' que era real para una de las partes, y un pasatiempo para otra. Los encuentros casuales no se daban, pero a pesar del poco -o casi nulo- sexo, el bla bla bla, sumado a Facebook, messenger y un celular con un número que solo era para ella, fueron aliados fundamentales para que el interés de ella crecía, y las ganas de no soltarla de él también.

- Huevón, usted está enamorado de esa vieja, y ahora tiene a Karla embarazada. ¿Qué quiere, que le de un premio?
- No, marica, pero sí que me entienda la emoción
- ¿Emoción? Está es encartado
- Simple, Karla ya no me jode porque anda feliz armando maricadas para el bebé.

Juan Pablo seguía sin entender la racionalidad de Carlos. Pero siempre estaba listo para escucharlo, al final para esto están los amigos.

'Antonio Torres le ha enviado una invitación de amigo.' Decía la invitación del MSN. Ese era el nombre que el ex marido de Ilia usaba para ponerle los cuernos con de cuanta nena en internet había. Obviamente rechazó la invitación.

- Necesito hablar contigo urgente y espero no oír excusas
- Dime, qué pasó amor?
- ¿Cómo tu ex consiguió mi dirección de correo? Lo primero que te advertí es que yo no quería problemas
- ¿De qué me hablas? No entiendo nada
- Bues que un tal Antonio Torres me está pidiendo en MSN y ese no es otro que tu ex marido.
- No, pero eso es imposible
- Todo indica que no.
- ¿Pero por qué te pones bravo conmigo?
- ¿Sabes? No quiero hablar. Chao

Apenas pudo conseguir a un Internet entró a su cuenta de correo electrónico, y lo que se imaginaba había pasado. El exmarido intenso en plan reconquista frustrada había entrado a su correo y había reenviado a todos sus contactos del directorio, los mails que se cruzaba con Carlos. Menos mal ella no era muy dada al sexo escrito, y no había más que juramentos de amor eterno de parte y parte.

- Usted va a terminar muerto por huevón.
- ¿Pero él man qué me puede hacer? Además ella me dijo que no fue su culpa. Él man se le metió al correo y qué tiene de malo que ella tenga a alguien nuevo. Ese tema del MSN no va a pasar a mayores, yo ya no lo acepto y sale... Tranqui, que por aquí me va a tener mucho más rato.
- No es solo el man. Se le olvidan su esposa, y la familia de Ilia, esos son como siete hermanos con cara de hampones. La verdad ya no sé que decirle para que entre en razón
- Tiene que ayudarme a verla en diciembre. 
- ¿En Diciembre?
- Es la próxima oportunidad que tengo para verla.
- ¿Y que tal si no busca oportunidades donde no las hay?
- Ay, ya comenzó la cantaleta. Luego lo llamo y le cuento.

Llegaron los 34 años de Carlos. Era un día de semana cualquiera, solo que este año tenía a una esposa embarazada, lo cual era el tema de cada llamada a felicitarlo, de cada correo o mensaje. Eso lo mamaba, y sumado a la ansiedad de no recibir noticias de Ilia, hacían su día insoportable.

- ¿Será que se va a venir a visitarme de sorpresa?
- No, no creo. ¿A dónde va a llegar acaso? Esa ciudad es muy grande
- Es que ella tiene mi dirección.
- ¿Cóomooo?
- Si es que se la di para una referencia bancaria.
- Usted supera los límites de lo imaginado.
- Estoy cagado
- Y con razón. Ahora aguántese lo peor, porque la nena quiere casarse con usted y está montada en el video de que son novios.
- Yo sé, Yo sé

Pasaron las horas y nada que recibía noticias de Ilia.

De repente entra una llamada de un número que no conocía.

- ¿Aló? ¿Dónde estás?

Continuará...

A VOTAR PUES

Anoche alguna arroba (@) en Twitter me señaló de ególatra porque aseguré que me parecía justo que mi blog, luego de ganar el año pasado los premios Twitter 2009, repitiera nominación! Y SÍ!!! Me parece del carajo que personas, algunas que ni conozco, se tomen el trabajo de nominarme al twittero con el mejor Blog.

Tengo competencia dura... Como Vladdo, no por bueno, sino por la mano de seguidores que tiene (no voten por él), @Turint, que tiene en su blog Carnaval Toda la Vida, ese lado oscuro que nadie quiere mostrar (y que aun no publica mi post sobre el tema), @n0t_mental, con su Mil Para Siempres, que hasta lágrimas nos ha arrancado a varias!!

Y les hago referencia a ellos, porque en caso que este blog les parezca que no se merece el premio (pero sé que no) me parecería justo que votaran por alguno de ellos dos.

Entonces, como en esto de las democracias, así sean en internet, se gana con votos, y los votos se consiguen haciendo campaña... Pues los invito a que voten por mi en http://www.entretengo.com/premiostwt y busquen en la categoría mejor Blog y voten por @state_0f_mind. También me nominaron a pareja del año!! Y a mi novio a viajero del año, DJ del año, Twittero Sexy y mejor blog (si quieren también votar ahí, chévere busquen en esas categorías a @n0ta_mental)


Vale aclarar que deben tener una cuenta de Twt para poder votar... Si no tienen y no quieren tener una, pues simple, consíganse un amigo que sí tenga para que vote por ustedes, o en su defecto, que les preste las claves por un ratico.

Se puede votar una vez cada 24 horas... así que una vez no es suficiente, y todos los días es necesario!!


Se deben estar preguntando a qué los estoy invitando. Se trata de un concurso en el que se escoge lo mejor de twitter en Colombia. Los mismos twitteros nominan a los favoritos, y luego se vota. El año pasado me gané el mejor blog, y como estoy segura que sigue siendo bueno y que la gente lo lee y le gusta, quiero repetir premio, aunque a muchos les parezca ególatra. Me parece, sin decirles mentiras, un lindo gesto si votan por mi (pónganle una lágrima José Miel a la frase). Ahí les dejo la página de los premios si quieren saber más!! http://www.premiostwt.com/

GRACIAS de antemano... y se reciben críticas, y aplausos... todo menos groserías

3 de noviembre de 2010

EL DÍA QUE CONOCÍ LA ENVIDIA

Para un concurso pedían que escribiera mi experiencia en las Redes Sociales... Este fue el resultado, sobre un tema que ya toqué en este blog, pero que aun no deja de sorprenderme... negativamente.

Siempre he sido una persona afortunada. Pero no solo he vivido de la suerte. Y a pesar de que he sido ’suertuda’, no he sido una boba con suerte -porque esos de que existen, existen-. Por el contrario, le he puesto un esfuerzo mayor al del promedio para lograr sostener y mejorar lo que me ha llegado por casualidad, suerte o por cuestiones del destino. Y mi entorno 1.0 ha sabido reconocer eso, y aquí estoy donde estoy, con el sueldo que tengo y haciendo con mi vida lo que quiero.

Como a muchos, me tocó guerrearla desde los 19 años en el mundo del periodismo, para demostrarle a todos mis colegas que no era una cara bonita más y que no necesitaba dárselo al subdirector o al político para poder ‘abrir noticiero’ y tener una larga vida en los medios. Las encuestas internas en RCN Radio indicaban -según el más optimista- que me echaban a los 15 días… Pero para sorpresa de todos, me quedé 3 años y medio, y me fui porque quise. El meollo del asunto es que llegué ‘palanqueada’ y con contrato laboral -no de prácticas- a trabajar en la redacción del noticiero, por encima de todas las practicantes que llevaban regalando su esfuerzo para algún día tener un contrato en la emisora. Seguro que la suerte de que mi papá conociera a Gossaín me puso en la redacción, pero fue mi esfuerzo constante el que me mantuvo.

Sin embargo, nadie en la redacción me hizo la vida imposible, ni me inventó polvos de esos que se tienen por favores o por noticias. Nadie atentó contra mi integridad. Digamos que a pesar de que podrían tener todos los motivos, NUNCA los carcomió la envidia.

Sigamos. He pasado varios trabajos en una vida laboral que acaba de completar 9 años sin cesar. Y solo una vez me tuve que enfrentar a una situación en la que me inventaron que yo era amante de mi jefe -que era una mujer en esa época y yo de gay poco-. El chisme fue inventado por una compañera de trabajo, en un intento desesperado por acabar con mi reputación y quedarse ella con mi cargo. Le salió el culo por la culata, y cómo más rápido cae un mentiroso que un cojo, ella quedó como un trapo y yo como una princesa.

Me han traicionado, como mi mejor amiga -llamada también Natalia- a quien alimenté y di posada en muchas oportunidades- quien luego de verme suspirar por un personaje, me lo gusanea, y se casa con él.

Afortunada… la cagada es que luego de casi 5 años, sigue hablando mal de mi, como si necesitara demostrar los motivos por los que se él casó con ella y no conmigo… Bueno, get a life… move on, que si hablamos de competencia, ella ya ganó, porque se quedó con el tipo… Pero que su baja autoestima no intente sentirse bien acabando conmigo. Es decir, next… sé feliz con tu marido y mi déjame tranquila.

Estos eventos hacen parte de una vida normal. Quizá me han pasado muchas cosas normales, que le sucedes a mujeres normales, dentro de una carrera de vida, algo exitosa. Pero desde que entré a TWT nunca, óigase bien, N U N C A había sufrido, vivido y testificado tales ataques de envidia colectiva- sí de esa envidia que mata y carcome-. Entonces digamos que LA experiencia que he tenido en las redes sociales, es haber conocido la envidia. Envidia de la mala, envidia del chisme, envidia que destruye.

Y claro, no es que uno deba sentirse mal por lo que dice una serie de personas que uno ni conoce. El punto no es si mi autoestima se ha disminuido en uno o dos puntos -obvio no- por cuenta de los comentarios mala leche… O si voy a dejar de subir fotos de mi vida, porque la manada de resentidos que abundan se van a delicar -obvio tampoco-. El punto, y es lo que me sorprende es cómo mi TL se ha ido convirtiendo en una sucesión de comentarios mala leche, muchos de esos que nunca se me ocurrirían.

Es decir, cuando uno creía que lo había visto todo viajando al chocó y viendo como los niños de la liga de canotaje de ese departamento, literamente se desmayan entrenando porque no tienen qué comer -y aun así siguen siendo deportistas, o cuando uno viaja al oriente antioqueño y ve como una madre a la que me masacaron sus hijos es capaz de perdonar a los victimarios, sentarse en la misma mesa e incluso compartir su comida, se sorprende de la poca capacidad que tienen muchos de los twitteros para no desearle el mal ajeno a alguien que declara ser feliz en su TL.

Desde que entré al mundo de las redes sociales he visto como la gente se levanta con el ánimo de joder al otro que quizá es un poco menos miserable. Cómo la gente cae bajo y se revuelca en la mierda de los otros y la desgracia ajena, para celebrarla, simplementa para no mirarse a sí mismo y quizá entender que su vida es algo más que una porquería.

Haber entrado en las redes sociales me está ayudando a entender -y esta era una lección pendiente- que la gente es buena hasta que se siente ‘amenazada’ y que NADIE -solo aquellos que te quieren- se va a alegrar por tus logros. También TWT me enseñó que efectivamente vale más malo conocido que bueno por conocer y el valor de expresiones como “ten una vida” o “move on”… Y que definitivamente me hizo dar cuenta que los valores se aprenden en casa y que la gente es más miserable de lo que aparenta.

Cuando entré a TWT, ese día conocí la real cara de la envidia

2 de noviembre de 2010

UNA MUJER COMO CUALQUIER OTRA

Tengo amigas de todos los tipos. Adultas, otras casi adolescentes. Unas casadas, solteras... otras que rayan en lo solteronas. Madres casadas y madres solteras. Con novio, sin novio y con varios amantes. Y quizá también soy de esas tantas amigas de mis amigas ayer soltera, hoy con novio, mañana quien sabe. Casada, quizá algún día.

Sonó el celular.

- No! Esto de escribir sobre uno mismo no tiene sentido. A quién le interesa saber de mi. Ese profesor debe ser un morboso.
- Ay Princesa, tu siempre quejándote de lo que te ponen a escribir en la maestría.
- No es que me queje. Pero de verdad!! De verdad! no es mejor escribir algo de vampiros...Yo que sé. Para algo estudio literatura, no periodismo.
- Relájate. Quizá puedes escribir sobre ti, pero desde un enfoque vampirístico. jajajajajajajajaja
- Eso búrlate de mis desgracias.
- ¿Vamos a la comida de hoy?
- Cierto que hay que ir. ¿A qué horas es que es eso?
- A las 8:30
- ¿Osea que con que lleguemos a las 9:30 está bien?
- Claro... Paso por ti
- Besito
- Otro


Borró todo el texto y volvió a dejar el papel en blanco.

Tengo 30 años y una de mis mejores amigas tiene apenas 26. Está quemando esa etapa en la que todo la aburre y nadie -y con nadie me refiero a los hombres- llenaba sus requisitos. Hablando con ella me puse a pensar un día: "¿Será que siempre las preocupaciones se van a limitar a conseguir a ese 'otro' que te va a acompañar toda la vida?" Y llegué a la conclusión de que sí. Eso es lo que todas las mujeres queremos.


Durante años intenté convencerme de que era posible hacer caso omiso del tema. Es decir, sentirse completamente feliz sin preocuparse por esos temas. Pero a medida que voy conociendo mujeres solteras sin novio, y desde que conocí a Juan Carlos, me di cuenta de que uno deja de preocuparse sí, solo sí, tiene al quien que lo quiera.


Sonó el timbre.

- Soy una mediocre de mierda.


Agarró una cartera, una chaqueta y salió.

Era feliz cuando lo veía. Se le echó encima, y le dio muchos besos.

- ¿Y esa efusividad?
- La de siempre. Y sonrió como suele hacerlo siempre que sabe que esta diciendo una pequeña mentira.

La comida estaba llena de los amigos y amigas de siempre. Esos con los que compartían casi todos sus momentos. Melissa estaba ahí, como siempre. Esta vez tenía como una cara de pánico. La arrastró hasta el baño donde se encerraron.

- Ahora sí... ¿qué tienes?
- Nada...
- Si claro!!! Y yo soy idiota o qué!!!
- Y marica...
- Ay maricaaaa... Dimeeeeeeeeeeeeeeee
- Bueno es que sabes Andrés
- Andrés el del bar del fin de semana pasado?
- Si ese. 
- Ajá? No tengo toda la noche
- Bueno es que el man me gusta y todo. Pero es que Francisco apareció de nuevo. Y entonces no sé qué hacer!!!!!
- A ver, Francisco no fue el que se fue de paseo sin importar que estuvieras enferma en la peor? No fue el que se emputó porque te enfermaste antes del dichoso paseo? El que se desapareció por esa huevonada?
- Y es que él vale la pena... me prometió que va a cambiar!
- A cambiar qué??? Lo idiota no se quita de un día para otro...
- Me llevó flores... No sé me gusta mucho
- ¿Y Andrés?
- Ese si que muere por ti
- Pero es que no sé...
- Tu sí que estás jodida. 
- Lo sé. Será que a uno se le quita esto y aprenderá qué hacer con esas situaciones?
- Mira, uno se busca esas situaciones. Y tu vives metida en rollos que mejor dicho. Es que ya me emputé. Fijo la joda con Francisco te dura una semana. Yo ni sé para qué te digo las cosas o me preocupo. Al final haces lo que se te da la gana. 


Salió a la sala y se vinculó a la conversación sin problemas. Melissa permanecía callada pensando y chateando por el celular. Por un lado Francisco, por otro lado Andrés. Ambos la querían recoger.. Ambos le hacían promesas... Ambos le bajaron el cielo... Y ella cada vez más enredada.

Tomaron mucho vino, pero sin excederse. Y en un momento de lucidez -¿o de demencia?- le dijo a cada por separado que los esperaba en la casa de sus amigos. Llegaron los dos al tiempo, como de una competencia contra reloj se toparon en la puerta sin saber si quiera que se conocían.

- ¿Qué hiciste Melissa!!!? ¿Cuántos años es que tienes?
- Ay solo es que los quiero ver juntos a ver quién me gusta más
- Estas demente... de verdad!


Los abordó antes de que se sentaran y les dijo

- Andrés, te presento a Francisco... Francisco, él es Andrés...

Los dos se miraron desconcertados. No entendían a qué los había llamado Mel.

- Mira Andrés, antes de conocerte, yo salía con Francisco... y Francisco cuando me echaste a la mierda salí con Andrés... Y Andrés, Francisco volvió a buscarme el lunes y estoy echa un nudo y no sé qué hacer porque ambos me gustan.


Ninguno era capaz de decir nada. Y Mel en el fondo esperaba que alguno decidiera por ella. Que alguno saliera corriendo y ella se quedara con el restante. Al final, le gustaban las cosas no tan complicadas...

- Entonces, les dije que vinieran para ver si al tenerlos a los dos juntos aquí, podía definir
- ¿Y? Preguntó Andrés.
- Sí... ¿Ha ayudado en algo tenernos a los dos como estúpidos escuchando tu discurso?
- Bueno ahora no se pongan bravos, al final no tengo nada con ninguno... Y me enrrollé con cada uno por separado. Cuando el otro no existía... Entonces no pueden reclamarme nada.
- ¿Sabes..? Yo no estoy para esto. Dijo Andrés, esperando que Melissa lo detuviera.
- Perfecto... vete...
- Yo tampoco me quedo. Esto si es de quinta de veras.
- Perfecto... Vete...


Ambos salieron juntos por la puerta, sin mirarse, ardiendo de ira por dentro. Melissa regresó a la reunión de amigos con una risa maliciosa dibujada en el restro. Ellos la miraban con cara de reproche.

- Ay ya!!! Ustedes saben cómo es todo conmigo. Y se rió estrepitosamente. Así se relajó el ambiente.

No había pasado media hora cuando sonó el teléfono de Melissa.

- Hola Robert!!! Claro en 5 minutos está bien.
- ¿Quién era? 
- El amigo de mi vecino.
- El que te caía hace un mes
- Sí...
- ¿Y ahora?
- Me voy con él.


Agarró su cartera, sacó el maquillaje, se echó un poco de polvo y labial... Se despidió de todos y salió por la puerta, como si nada hubiera sucedido esa noche. Como si el nudo de ideas en su cabeza nunca hubiera existido.



27 de octubre de 2010

REGÁLAME TUS MAÑANAS

La vio a lo lejos entre la gente. Se sintió atraído de una por ella. Le parecía entre inocente y ruda, entre flaca y gorda, entre churra y no tanto. Era como el punto medio de todo. Así como le gustaba: balanceado. Ella era una mujer algo torpe. De esas que no tienen conciencia de sus gestos, de sus caras, porque son tan espontáneas que el autocontrol de sus movimientos no es una posibilidad. Pero sus ojos eran capaz de decirlo todo y con eso lograba casi todo.

Él tenía maestría en hacerse notar y funcionaba. Por eso no fue difícil que la chica de los lindos ojos se fijara en él. Lo vio, lo analizó de arriba a abajo y poco le importó que lo notara. Comentó con sus amigas, ellas hicieron lo propio sin disimular. Ellas sabían bien que la mejor técnica era intimidar al tipo para ganar un poco de terreno.

Para él era claro. Así que llamó al mesero. Un trago para la rubia de vestido negro y zapatos rojos. Cosmopolitan era lo que estaban tomando, así que uno de esos sería. Lo recibió sin pensarlo dos veces. Bolígrafo y servilleta fueron sus cómplices. Gracias. Vas a venir o me vas a mandar razones con el mesero toda la noche.

Eso era precisamente lo que él esperaba. Y ella obtuvo la reacción deseada. Se encontraron en la mitad del camino. Ella caminó como si nada, característico. Él sacó pecho y pensó muy bien su primera frase para lograr engancharla.

- Lástima que aquí no se baile, porque no podría poner tu cuerpo contra el mio.
- Lástima que aquí no se baile, para que intentaras poner tu cuerpo contra el mio y yo bajarte de la nube.

Hablaron hasta que se quedaron prácticamente solos. Sus amigos, los supuestos 'solidarios' se habían ido despidiendo uno a uno, y al par no le importó. Hacía muchos años que no hacían click con alguien tan rápido. Eran diferentes, pero tan parecidos... Y eso les encantaba.

- Señores, disculpas, es hora de cerrar. Esta es su cuenta.
- Claro.Y pagó todo.

Quedó descrestada. Ya los tipos estaban acostumbrados a que todo era miti-miti, que para ella era extraño que alguien pagara.

- Gracias, no me lo esperaba. Creí que los caballeros se habían extinguido.
- Cierto. Solo existimos cuando lo amerita. 
- ¿Y eso cuando es?
- Cuando nos topamos con la princesa perfecta.

No pudo ocultar su sonrisa. La derritió. Su sonrisa le fascinó. Ya en este punto no sabían quien había conquistado a quien, o quién había salido vencedor en la guerra de géneros. Ya el trofeo de llevarlo o llevarla a la cama no era de nadie, pero era de ambos.

- ¿Tu casa o la mía?
- Ese pedazo de la noche me correspondía a mi.
- ¿Según qué película?
- La mia.
- Pues acostúmbrate a andas con una mujer que va un paso adelante.
- Me encantaría acostumbrarme

La casa de él fue el destino. Habían tomado lo suficiente para tener el calor en la cabeza y entre las piernas. Durante todo el recorrido no hizo más que mirarla. Ella no hizo más que sonreir. Dios! qué piernas, que boca, que ojos!!! Por dios... qué manos, qué boca, cómo huele... Pensaba el uno del otro.

Parqueó el carro, se zafó el cinturón y sin pensarlo dos veces, se lanzó sobre ella. Puso sus labios sobre los de ella y se dieron un beso interminable, de esos que comienzan lentos, aceleran, en los que se muerden, se miran y vuelven a comenzar... Él pasó su mano por la espalda. La acarició de arriba a abajo. Ella lo agarró por la nuca. No querían soltarse.

Vidrios empañados... demasiadas ganas, y un carro grande pero incómodo.


(Ponga play ya, y siga leyendo)



Les costó separar sus bocas, sus cuerpos. Se bajaron. En el ascensor, sin importar la cámara de seguridad, volvieron a iniciar los besos, esta vez de pie, uno frente al otro. 

- ¡Qué alto eres!
- ¡Qué churra eres!

Pasó su lengua por la oreja, por el cuello. Puso mano bajo su cabello, la otra fue bajando hasta el culo. Doce pisos subieron, suficientes para incrementar las ganas y estar casi listos. Torpemente caminaron por el pasillo. Entraron al apartamento, y a oscuras él metió la mano entre su escote, bajó la lengua por el cuello, por el pecho. Ahí se detuvo, y entendió que iba camino al cielo.

Ella, iba zafando la correa, los botones, la camisa... todo... Manos ágiles. Al tiempo comenzó a gemir. Él entendió que iba por el camino correcto.Metió una mano entre sus piernas. Sintió la tanga diminuta. Ojalá sea roja, pensó. La jaló, y si, efectivamente roja, match perfecto para los zapatos. Es más que perfecta. Iba a explotar.

Bajó los jeans con todo y boxers. En ese momento estaba muerta de ganas. Que lo haga de una vez!!!, pensaba. Lo agarró por el culo, se apoyó contra la pared, y lo trajo hacia su cuerpo.

- ¿Esta era tu idea de bailar?
- Pero no me bajaste de la nube.
- Al contrario apenas te llevo hasta allá...

Se comieron no solo a besos. Sudaron juntos, rieron, se mordieron, se agarraron... hasta que terminaron juntos. Era casi el amanecer y a ninguno le importó. Ella se volteó. Él admiró su perfecta espalda. La acarició y le dijo:

- ¿Te quedas?
- ¿Quieres?
- No tendría la necesidad de preguntarte. Apenas va a ser sábado.
- Te dije que te acostumbrarías.

Y desde ese día ella no volvió a salir de su apartamento, y él sonreía de saber que era el dueño de todas sus mañanas.


24 de octubre de 2010

POR DOS

Había viajado a Bogotá porque este era el día más importante para Valeria. Era su grado de Universidad, y el primer paso para el cumplimiento de todo lo que durante los últimos años nos habíamos prometido.

Valeria estaba impaciente, nerviosa pero al mismo tiempo feliz y tranquila Por su promedio era la encargada de dar el discurso de grado, y sus papás no podían estar menos que orgullosos. Así que habían viajado en manada a ver cómo la luz de sus ojos culminaba un nuevo paso en su vida, e iniciaba el primero de la llamada vida de adultos.

'Vale' como la llamaban, dio un discurso alentador, lleno de sentimientos, y antes de mirar a su papá, mamá, hermanos o abuela, solo dirigía la mirada hacia mí, la verdadera causante de sus sonrisas. Cuando bajó del atril, casi que corrió al fondo del salón sin importar que el diploma se arrugara. Su familia la vio pasar casi que sin entender y yo menos. El plan que teníamos no incluía esa carrera por la mitad del salón. ¿Qué se le habrá ocurrido?, me pregunté.

Era tercer semestre cuando nos cruzamos por casualidad en una clase. No me agradó en el primer momento. Me parecía una niña consentida más, con cero sentido del otro. Tuvieron que pasar miles de noches y trasnochos juntas para que darme cuenta de lo maravillosa persona que era Valeria. Al comienzo solo éramos eso: compañeras de estudio. Pero entre curiosidad y tensión nos fuimos acercando y acercando como amigas, hasta nos permitíamos dormir abrazadas en la misma cama.

Una noche cualquiera, en que el cansancio ganó al deber, nos quedamos dormidas en un sofá de la casa de Vale. A la media noche me desperté, y en un arranque de cursilería, me quedó mirando cómo dormía. Siempre tuve curiosidad por descubrirla más allá de sus palabras y sus gestos, que no eran más que una manera de evadir el fondo de las cosas. La sentí respirar. Pasaron muchos minutos - o eso me pareció- cuando Valeria abrió sus hermosos ojos verdes.

- ¿Qué miras? ¿Te enloqueciste?
- Solo me desperté y me quedé viéndote
- ¿Así no más?
- Si no más


Y luego de esas cortas palabras me dio el beso más deliciosos que me han dado en mi vida. Nadie nunca pudo igualarla. Y fue en ese momento en el que iniciamos toda esta aventura, que en ese momento no teníamos ni idea dónde iba a parar.

Valeria me encantaba, pero para mi era algo complicado de entender cómo salir con otra mujer en mi vida. Luego de Ana, solo habían pasado hombres por mi cama y mis piernas. Se sentía, raro pero a la vez era como un retorno que estaba esperando. Y me aterré. El miedo me consumió. A los 18, uno no sabe manejar todas esas emociones y se descontrola. Y eso me sucedió. Entré en un momento de negación que me llevó a actuar como una completa demente.

Salía con uno, con otro, con el siguiente. Pero siempre regresaba a sus brazos, llorando arrepentida, por hacerle daño. Calma, Fran. Tómate tu tiempo, solía decirme. Siempre ella fue mucho más adulta que yo, a pesar de lo consentida que la tenían sus papás. Creo que se hizo adulta antes para poder hacerle frente a toda esa represión de familia rica conservadora de provincia.

Ella siempre entendió que yo necesitaba tiempo para asimilar que me había enamorado de otra mujer. Y luego fue a mi la que me tocó entender que ella necesitaba tiempo para enfrentar a su familia. Y ahí estábamos, a pocos instantes de dar juntas ese nuevo paso.

- ¿Alo?
- Hola hermosa. Te extraño.
- Yo a tí y mucho.
- Hoy hablé con mi mamá y le conté todo. Estaba mi hermano también.
- ¿Y? ¿Cómo lo tomaron?
- Ella me dice que lo presumía porque esa viajadera a Bogotá desde que te cambiaste de universidad, no era solo de amigas. Y mi hermano, pues ese que es un sapo, me dijo que el sabía desde hace como 3 años, porque nos vio besándonos en la sala.
- Noooooooooooooo. Y ¿entonces?
- El muy lindo me guardó el secreto todo este tiempo.


Yo estaba muy atrás en el auditorio. Y a la mitad del camino, Vale frenó en seco y volvió la cabeza a sus padres y se devolvió en el camino. Se fundió en un abrazo con ellos... Me confundí. ¿Será que la perdí?

Yo me tomé mi tiempo en asumirme, pero cuando lo logré, comencé a presionar. Vale moría del susto. Temía mucho de la reacción de sus padres. Entonces, aunque yo me moría de ganas de gritarle al mundo que ella es la mujer de mi vida, intentamos ir paso a paso. Primero le contamos, o más bien, le hicimos saber a nuestros amigos que Vale y yo éramos pareja. Algunos casi se infartan cuando les notificamos el tema con un beso público sin previo aviso. Otros simplemente celebraron y nos ofrecieron su apoyo.

Pero Vale siempre moría del susto antes de contarle a alguien. Ponía miles de peros, y eso siempre desataba crisis. Quizá este sea uno de esos momento, y yo no estaba cerca para tomarle la mano y decirle que todo va a salir bien.

Comencé a sudar frío. La ideas me daban vueltas por la cabeza. Miraba en detalle lo que estaba sucedía en ese círculo cerrado, donde solo entraba lo que ellos permitían. Me arranqué el esmalte de las uñas. La gente iba saliendo sonriente del auditorio, y yo seguía ahí, parada, como si me hubieran clavado los pies al piso. Miraba y no lograba entender nada. Hasta que decidí salir.

Prendí un cigarrillo en la terraza e intenté llenarme de ideas positivas. Pero siempre a la mitad aparecía Don Alberto con un arma a acribillarme. Es que mi papá es de miedo, me repetía Vale una y otra vez.

Miré el reloj unas 200 veces en 5 minutos. Hasta que llegó y me abrazó tan fuerte que entendí que las cosas no habían salido como lo esperaba.

- Dime que todo va a salir bien
- Mi amor, todo va a salir bien. Tu lo sabes


Y se derritió en lágrimas entre mis brazos.

- ¿Vamos?
- Sí vamos a tu hotel.
- Si claro, donde tu digas.
- Tenemos que pensar qué vamos a hacer ahora....

Y comenzamos a caminar con un rumbo conocido, sin tener idea de a dónde nos dirigíamos.

15 de octubre de 2010

POR EL AGUA... POR TODOS

Cada día de nuestra vida tenemos contacto con el agua. Y creo que mucho hemos oido todos los desastres qeu sufren los pueblos en época de sequía, o cómo en un futuro habrá guerra por el Agua... Pero quiero que hoy nos preguntemos...


¿De verdad entendemos los que implica DESPERDICIAR el agua, CONTAMINAR, el agua, NO CUIDAR el agua?

Solo quiero invitarlos a pensar si en realidad haces algo frente a esto y si la respuesta es no, ¿qué puedes comenzar a hacer para esto?

Yo reciclo, cierro la llave mientras me cepillo los dientes y hoy me uno a Blog Action Day... y tu?





Blog Action Day 2010: Water from Blog Action Day on Vimeo.



14 de octubre de 2010

MUY PARECIDO A MI

Me encontré en un blog por ahí algo de Marilyn Monroe (y no crean que soy tan ilusa e pensar que tengo alo que ver con ella), pero la frase creo que tiene mucho que ver conmigo, lo que soy y lo que espero de esa persona que quiere estar conmigo -si es que algún día llega alguna-


Soy egoísta, impaciente y un poco insegura. Cometo errores, pierdo el control, y en ocasiones soy difícil de manejar. Pero si no puedes soportarme en mis peores momentos, entonces es seguro que no me mereces en los mejores.

Y coicidencialmene, escuchando en la casa de una amiga, cualquier playlist de su ipod, me crucé con está canción, con la que muchas mujeres nos identificamos en algún momento, y que quizá tiene también ha tenido mucho que ver conmigo en algunos momentos!

13 de octubre de 2010

ME QUEDO CON MI ABUELA

Mi abuela es una santa. Siempre lo he creído, y no soy la única que lo piensa en mi familia.

Por su lado, mi abuelo es un ser tosco y agrio, que solo a sus setenta y tanto permitó que le dijeran 'abuelo', antes, solo dejaba que le dijéramos 'Marenco', así al estilo militar.

Mi abuelo es de los que no come si no es mi abuela la que le cocina. Osea es de los que se sienta en la mesa del comedor y grita: "Ruth, la comidaaaa!"

A mi abuelo le heredé la estatura y la terquedad, a mi abuela la entrega y dedicación para hacer las cosas, y claramente no le heredé la capacidad de aguante por sobre todas las cosas sin importar las cagadas del otro.

Mi abuelo desde siempre -osea desde que mi papá era un niño- tuvo una moza (que ahora no sé si sea moza, sino la 'otra mujer', porque por la edad no creo que mi abuelo pueda ejercer con la amante). Mi abuela se lo aguantó. Se aguantó a la amante, a los hijos de la amante. Se aguantó que mi abuelo tuviera dos casas y dos familias. Nunca se quejó y le seguía llevando el desayuno, el almuerzo y la comida a su marido. Un marido que mi generación hubiera lapidado, que yo misma hubiera acribillado.

Mi abuelo tomó decisiones, tener una familia paralela, quizá privarse de algunos lujos para mantener 6 hijos por un lado y 4 por el otro, con sus respectivas madres y casas separadas (suena como si mi abuelo fuera millonario, pero no). Mi abuelo supongo que le sacó muchas lágrimas a mi abuela cuando le prometía dejar a la otra y eso nunca sucedió.

Pero, mi abuela siguió al pie de la letra lo que le enseñaron: a ser una esposa devota y servirle a su marido. Y eso lo cumplió con honores. Fue ama de casa, madre, cosía y horneaba pudines (tortas en cachaco) para contribuir a la economía familar. Ella agachó la cabeza para mantener unida a la familia.

Por eso, me quedo con mi abuela.

Y si bien tuvo un marido infiel y cascarrabias, mi abuela es -y fue- feliz. Nunca la vi triste, y siempre tuvo una sonrisa para cada uno de sus nietos. Y es ahí cuando pienso que ser feliz es una decisión propia... Uno decide ser feliz, a pesar de...

A pesar de las infidelidades
A pesar de las penurias
A pesar de los gritos...

Eso me enseñó mi abuela, que hay que ser felices, sobre todo, sin importar cómo te vean y qué piense el resto de tu vida.

Por eso hoy, quiero quedarme con mi abuela y darle las gracias por las lecciones aprendidas, sobre todo por mostrarme el camino de lo que estoy dispuesta o no a aguantar en el otro.

un beso a mi abuela!!

5 de octubre de 2010

PAR DE DESCONOCIDOS

Llegó a la celebración del cumpleaños número treinta de su amiga sin muchas expectativas. Al fin y al cabo era una reunión más donde todos serían medianamente conocidos y la posibilidad de acabar con el verano era casi nula.

Por no perder la costumbre se arregló como debe ser, para verse linda, así fuera para la foto. Se bebió par tragos en su casa, entre sombras, labiales y pestañinas, y esperó a que la recogiera Catalina, su eterna pareja para este tipo de acontecimientos.

Se paró en una esquina de la sala, con su gin tonic de rigor en la mano. Miraba de un lado a otro. Intentaba figurar que 'interesantes' conversaciones sostenían cada uno de los grupos formados en la reunión. Hasta ahí, cero novedad, los mismos perdedores de siempre.

Una hora pasó, luego de la comida, y bajaron la intensidad de las luces y el Dj contratado comenzó a poner música para bailar. Lo que me faltaba, ahora me toca espantar a todos estos que quieren echarse una canción conmigo, mientras preguntas qué prefiero, si La W o a Darío... Cuando la verdad no oigo noticias y menos de emisoras como esas...

Y así fue. Pasó el primero. No gracias. El segundo. No bailo, tan querido. El tercero. La verdad odio esa canción. Y así uno tras otros desfilaban, y la sacaban a bailar enfocándose más en sus tetas que en sus ojos, y casi que babeando por la ansiedad de realizar verticalemente su deseo horizontal. No sé por qué me pongo escotes y faldas en estos contextos, se decía.

Hablaba una que otra cosa con sus amigas, la mayoría casadas, quienes debían atender a sus maridos durante la fiesta. Hablaba tres palabras con las solteras, que evidentemente estaban de cacería y que de seguro se irían a la cama con el primer baboso que les hiciera la insinuación. En resumen, se aburría. Pero no era capaz de irse, porque su amiga no se lo perdonaría. 35 no se cumplen todos los días.... Si, claro!!

No veía la otra de que todos cayeran ebrios para escabullirse a dormir. Fue por otro trago a la cocina y al regresarse a su esquina estaba ocupada por un personaje desconocido por completo para ella.

- Qué pena contigo, pero creo que estas ocupando mi espacio. Fue lo primero que le dijo
- Ah si? ¿Es que acaso lo tienes alquilado?
- Mejor aún, soy la dueña

Y así comenzó una conversación, que se fue mezclando con deseo, y con más trago.

- ¿Y si te doy un beso qué?
- No lo sabrás hasta que lo intentes

Dejó el vaso de whisky a un lado, y se lanzó sobre ella con tal delicadeza, que ella no pudo resistirse. Puso sus labios sobre su boca lentamente, sin afanes, como si tuviera toda la vida para besarlos. Poco a poco se humedecieron sus labios. Ella se dejó llevar al compás de los besos. Lo dejó recorrer su espalda con sus dedos, mientras ella con una mano le tocaba el cuello y apretaba con la otra su espalda.

El mundo desapareció para ellos. Y se olvidaron de la cantidad de gente que los rodeaba. Sin pensar, ella le fue metiendo la mano por debajo de la camisa, él le agarró el culo con ambas manos. Ella lo sintió duro entre las piernas e intentó zafarle la correa. Él le pasó la lengua por su oreja, la bajó por el cuello y la puso contra la pared. Una de sus manos recorría su muslo, mientras ella le arañaba la espalda.

Sus cuerpos ya parecían uno y la fiesta se detuvo mirándo a los dos recien conocidos. Algunos hacían cara de asombro. Otros se reían a sus adentros. Pero nadie hizo nada por detener la lluvia de besos y caricias.

Cuando una de las manos estuvo entre sus húmedas piernas, ella abrió los ojos, se dio cuenta de la escena que estaban montando, con público incluído. Hizo como si nada pasara y le susurró al oído: Todos nos están mirando... No te alteres, sígueme besando y nos deslizamos hacia la puerta...

Abrió los ojos y estaba empapada en sudor y otras cosas. Lo primero que vio fue el techo blanco de su cuarto. 3:45 am rezaba el reloj. "Verano de la gran puta mierda", se dijo, dio una vuelta en la cama y volvió a dormir.