9 de marzo de 2010

ENTRE AMIGAS VIII

Viene de Entre Amigas VII

Marcela llegó, como siempre, 15 minutos antes de la cita acordada. Así alcanzaría a ojear tan si quiera el periódico. En punto, llegó Catalina, vestida como para funeral. Prendió su segundo cigarrillo del día y saludó. De lejos, como para que no la mordiera la fiera. Haló la silla. Se sentó, como siempre lo hacía, con las piernas de lado, cruzadas y el cuerto de frente al interlocutor en este caso su mejor amiga, a quien en ese instante le tenía un miedo inmenso.

- Mira Catalina. Comenzó Marcela, como si tuviera afán de llegar al final del encuentro. Yo no soy nadie para juzgar tus actos. Mucho menos para decirte qué debes o no hacer. Muy bien me lo dejaste claro el sábado en mi casa. Tampoco soy tu mamá o tu terapeuta para evitar que cometas una brutalidad. Tampoco quiero oir tus excusas, ni motivos, ni razones. No tengo rabia. No siendo nada al respecto. Por eso no vengo a matarte, como sugirió Sandra que lo haría, ni a darte un discurso colegial sobre la lealtad entre las mujeres. Como te digo, tu ya eres lo suficientemente grandecita...

Marcela continuó con el monólogo, mientras Cata la miraba casi que con la boca abierta. "Cómo puede dar tantas vueltas sobre lo mismo"... "Ummm, ahí va de nuevo al mismo punto"... "Sí, ya sé, soy un adulto, tomo mis propias decisiones"... ´"A cómo la hora??"... "A dónde irá con todo esto?"... Al tiempo de estas reflexiones, asentía la cabeza cómo si estuviera muy interesada, hasta que Marce paró para tomar café y pudo replicar.

- Bueno, si no sientes ira e intenso dolor, ni rencor, ni me quieres dar una lección de lealtad, ¿qué?
- Nada. Ese es el punto. Siempre has sido más concreta que yo en algunas cosas.

Desayunaron como si nada. Hablaron del día que les esperaba e incluso organizaron ida a teatro. Se despidieron cuando ya era hora de ir a los respectivos trabajos. Sandra suspiró aliviada y feliz. Se dio cuenta de que se puede ser adultos y dejar a un lado las situaciones incómodas.

Agarró el celular y marcó a Mario, a quien no dejó ni saludar. "Sabes. Mejor que dejemos así. Yo estoy muy tranquila sola, y no quiero tus dramas, traumas y maricadas. No te preocupes que yo estoy bien. Sigue tu vida y olvídate de que yo existo".

- Qué te dijo Marcela? Eso seguro te envenenó la cabeza en mi contra.
- Ahí esta pintado lo resentido y mala clase que eres. Mejor ni te digo. Un beso y cuídate.
Colgó el teléfono. Marió puso el teléfono en la mesa de noche, se volteó en la cama y abrazó a la mujer a su lado. Le dio un beso en la nuca.

- Nadie sin importancia.
- Cata o Marce?
- Cata, Sandri. Respondió al tiempo que le besaba la oreja

***FIN***

18 comentarios:

  1. No jodas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! nojodas no jodas!!!!!!!!!!! què es esto por dios!!!!!!!!!!!!!!! quèeeeeeeeeeee?? mk mk mk jajajjajajaa con razón....

    La vida te da sorpresas.... muchas sorpresas inesperadas, cualquier cosa puede pasar. Y cualquier parecido con la realidad...

    ResponderEliminar
  2. HP...!!!!!! Que final...!!!!!! Se me erizaron los vellos en serioooo...! Muchaaaaa malparidaaaa la Sandra, con razón tanta ardidera! Carajo, disque amigas, joder! Ay Dios, cuando hay hombre de por medio, no se puede confiar ni en nuestra propia sombra...!!!!!! EXCELENTE Naty....! :)

    ResponderEliminar
  3. mucho !!!!!
    que tal éste!?
    hp !!! que final tan berracamente increible!!!!!
    LO MATOOOOOOOOO !!!

    ahi está pintados los hombres !!!!

    jueputa !
    que pena pero que historia taaaan pero TAN buena !!!

    Me encantó Naty !!
    como siempre! demuestras ser una Gran escritora !!
    :)

    ResponderEliminar
  4. Esto definitivamente no tiene nombre!!
    Esa vieja es una triplehp!!!
    Y se dice amiga la muy infeliz....Dando consejo y todo sobre como debía reaccionar Marcela ante lo de Catalina y ella haciendo lo mismo! Que digo lo mismo....Peor! Se metió con el Ex de una y es el mismo que le gustaba a la otra!
    PERRA!!!
    Dejamela a mi que yo si la mato!

    ResponderEliminar
  5. Guaricha horrorosa! gran post!
    Saludos
    Susana y Elvira

    ResponderEliminar
  6. huyyyy no y se dicen leales...

    que man mas HP, gracias a Dios no todos son asi, hay muchas excepciones..

    muy buena la historia.. esperqando mas =)

    ResponderEliminar
  7. no puedo creer como termina esta historiaaa!!!!, la muy BITCH de Sandra, ya me parecia raro como reaccionaba era la más ardida, yo la mato a ella y por ahi mismo a él (el muy desgraciado se cogió a las tres), q par estos...Dios los hace y ellos se juntan.

    Excelente Naty como siempre digo "LA BOTASTE" :)

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. NOOOOO fucking amigas.. es que ya no se puede confiar ni en la sombra!
    jajajajajaja

    ResponderEliminar
  10. Jajaja. Qué buen giro. Conchudos a cual más. Muy bacano :D

    ResponderEliminar
  11. Porqué siempre los malos del paseo somos los hombres, si las mujeres nos manejan con el aletear de unas pestañas...no sean tan ardidas que a lo mejor ustedes ya pasaron por eso y se las tiran de inocentonas...

    ResponderEliminar
  12. jaaaaaaaaaajajajajajajajajaja MUY buen final, felicitaciones!

    uhm el toque para terminar una historia no lo tienen todos y tu diste en el clavo... E X C E L E N T E historia y aún mejor el final. De ataque pa que.

    ResponderEliminar
  13. Jajajaajajaj
    Citando a un queridisimo profesor, ese final estuvo APOTEOSICO!
    la verdad no se si son peores las mujeres por su venenosidad o los hombres por... pues, por ser hombres.
    Pero bueno, que le vamos a hacer, la humanidad es asi. :)

    ResponderEliminar
  14. Maricaaaaaaaaaaaa.....mucha hp!!!!!

    Por eso es que yo prefiero tener solo amigos hombres.

    ResponderEliminar
  15. Excelente Final!!! pero no entiendo entonces pq el weon este quería o pretendía tener algo con esta vieja si se estaba acostando con la otra!?? qué joda!!! o_O

    ResponderEliminar
  16. Muy buena tu historia, empecé con la primera y no me aguanté hasta la última...Del carajo =)
    Me hablaron de tu Blog en clase y tenía razón la profe,¡es excelente!

    ResponderEliminar
  17. Dicho, el hombre tiene la culpa, pero es la mujer la que dispone, y este tipo algo especial debia tener para poderse llevar a la cama a las 3 amigas y son tan buenas amigas, que hasta hombre comparten..

    ResponderEliminar
  18. jajajaja NO PENSE COMENTAR.. pero el final me sorprendio muchisimoooooo!
    Que buenas historias mi dioooos. Saludos desde Argentina! Abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!