13 de abril de 2010

RECORDANDO CUANDO TODO ERA MÁS SIMPLE

**A quienes vinieron hoy a leer
por qué cerré mi cuenta de Twitter,
lamento desilusionarlos,
pero no hay nada que decir
ni explicar al respecto.
Pero si aun le interesa,
continúe leyendo***

Venía caminando aproximadamente unas 25 cuadras desde donde fue una reunión agotadora de la oficina hasta mi casa, cosa que nunca suelo hacer más cuando estoy en tacones y cargo mi morral con el computador. Pero hoy los rollos laborales, de esos que no quisieras afrontar y quisieras que otros asumieran por tí, me invadía y necesitaba aire.

Anoche no dormí más de una hora, y hoy tuve un dolor de espalda criminal todo el día, me dio mucho frío, pero, a pesar de eso, decidí caminar bajo una tenue llovizna, de esas que no alcanzan a mojar pero que molesta cuando te cae en los ojos. Conecté el random playlist en mi celular y comencé a andar. De repente, cuando iba a a la altura de la séptima con 26, sonó "Debajo de la Almohada", una canción de un tal José Miguel Diez y recordé las ganas que me dieron de que alguien me la dedicara desde el primer momento que la oí.


Jose Miguel Diez - Debajo de la almohada



Fue entonces cuando mi cabeza, que debía estar concentrada en solucionar los nudos laborales de mi cabeza, se distrajo recordando todos los momentos felices del pasado, para los cuales esa canción hubiera sido perfecta. Tuve muchas historias que comenzaron así, y terminaron en desgracia, pero valieron cada minuto. Y es que hace varios años, cuando me encarretaba cada tanto con personajes, cada uno muy distinto, las cosas eran más simples. Y no solo en cuanto al género opuesto, sino en todo sentido. Las responsabilidades, las cargas, las relaciones con los amigos, con los papás.

Y creo que ese es el costo de crecer. Cada paso debe ser medido, cada palabra, incluso cada gesto. La espontaneidad va desapareciendo y nos vamos acartonando. Creo que por el ánimo de combatir eso, amo brincar encima de la cama, y cantar a grito herido las canciones que me encantan. Quizá por eso lloro cuando me siento mal, y apago la luz cuando no quiero ver ni el techo. Quizá porque no quiero crecer uso tanto rosado, y aun me río a carcajadas viendo Peter Pan.

Cuando todo era más simple me reía más y fruncía menos el ceño. Me enamoraba en una esquina, y me desenamoraba en la siguiente. Al caerme solo me sacudía y seguía adelante. Y no me daba pena decir que estaba triste.

Hoy, las cosas son más complicadas. Toca mantener la frente en alto aunque estés derrumbada, pedir ayuda sin perder el honor y no poder derramar una lágrima en púbkico porque demuestras deilidad. Hoy, cuando las cosas son más complicadas nos cuesta mucho perdonar. Nos abstenemos de decir "Te Quiero" o de dar un espontáneo abrazo.

Mi mamá me dice que la complicada soy yo. Que tengo maestría en enredarme la cabeza, en darle demasiadas vueltas a las cosas. Pero no. Es el contexto, es el crecer. Nos obliga a muchas cosas y nos pone todo más complejo en frente, quiere que matemos ese niño que llevamos adentro. Es tan egoísta el crecer que quiere que clausuremos los pucheros y los suspiros. Quiere que nos cuadriculemos, hacernos creer que solos podemos.

Por eso me gustó ir caminando (a pesar de que me doblé el pie derecho por no ver una bajada). Para poder sentir la llovizna en mi cara sin preocuparme, tararear canciones en voz alta sin importar lo que los demás pensaran. Recordar cuánto me gusta que me dediquen canciones o mirar hacia arriba cómo de alzan los árboles, o caer en cuenta de cómo combato el crecer. Re-Asegurarme que soy feliz, a pesar de que estoy creciendo y que he crecido, aun hay cosas simples como el chocolate, que me llenan el alma.

22 comentarios:

  1. Yo vine para saber que paso con twitter, el resto es chachara

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso post!!
    De verdad que a veces cuando crecemos, queremos matar ese niño que tenemos dentro... yo aun me rehuso.. al leerte recuerdo cuando encontre todos esos escritos que habia hecho años atras.. y me recordaban cosas que se te olvidan al crecer.. esas cosas sencillas que te hacen feliz... y reafirmarme estar haciendo las cosas bien.. asi siga creciendo!!!
    Me encanto de verdad!!!

    ResponderEliminar
  3. buena entrada y es verdad con el tiempo todo se complica, aunque creo que siempre es bueno guardar un poco de esa inmadurez y no dejarla acabar y aveces eso lo logramos precisamente así, caminando bajo una dulce lluvia y dejando nuestra mente volar a donde quiera ir!!

    una cosita antes de irme, "caer en cuenta" debe escribirse "caer en la cuenta" ;)

    ResponderEliminar
  4. Querido lector Anónimo autor del último comentario. La Real Academia de la Lengua también toma como válido "caer en cuenta". Para el registro: Caer en (la) cuenta.

    ‘Darse cuenta de algo’. Esta locución verbal va siempre seguida de un complemento introducido por de: «Luego cayó en la cuenta de su error» (GaMárquez Amor [Col. 1985]). En el habla esmerada, no debe suprimirse la preposición: «Viendo “La noche prohibida” se cae en la cuenta que desenfado no le falta» (Caretas [Perú] 26.12.96); debió decirse se cae en la cuenta de que. Esta locución presenta dos variantes, con y sin artículo; la primera de ellas (caer en la cuenta) es la más extendida entre los hispanohablantes, mientras que la segunda (caer en cuenta) solo se documenta en algunos países de América: «Su rostro es atónito e irresoluto al caer en cuenta de que se trata de su propia sombra» (Purroy Desertor [Ven. 1989]).

    ResponderEliminar
  5. Debo decir que a pesar de tener que mostrarnos fuertes en algunas situaciones (normalmente laborales), el niño que llevamos dentro no debe desaparecer nunca; yo espero que aunque siga creciendo, pueda seguir asombrándome de todo lo que me rodea y dejar atrás el qué dirán que tanto daño nos hace.

    ResponderEliminar
  6. Nadie dijo que crecer fuera fácil, yo me he sorprendido muchas veces deseando ser como alguna vez fui, anhelando sentimientos, momentos o personas que ya no están. No sé cuantas veces he deseado ser ingenua o frágil, pero en esas cosas ya no hay como volver atrás, somos lo que vivimos hoy y lo que fuimos en el pasado contribuye con ese presente.
    Lo importante es que siempre llevemos con nosotros lo que hemos sido, nuestra esencia no cambia solo se transforma, y si nos lo proponemos puede ser para bien!
    Excelente post Naty! (no se me ocurre otro calificativo)

    ResponderEliminar
  7. A veces cuando algunos me dicen "madura con dignidad" porque aún utilizo todas mis cosas color rosado, de hecho, así veo mi mundo, me pregunto por qué el amargue, por qué el afán de hacerme crecer cuando yo soy tan feliz siendo como soy, para qué llevarme a un estado en el que tal vez no voy a ser tan afortunada o voy a disfrutar menos las cosas que me rodean... Si hay algo que tengo claro, es que aunque asuma posturas maduras en ciertos ámbitos de mi vida (porque así toca) nunca dejaré que muera en mí, esa niña que insiste y persiste, y que hace que mi vida, sea más agradable que la de muchos que me rodean...

    ResponderEliminar
  8. Si a veces tengo esos sentimientos. Son malos dias que de pronto son el inicio de otros tantos no tan buenos. Pero asi es la vida y crecer y no querer hacerlo como todo el mundo. Y esto ultimo lo hace mas dificil y hay que asumirlo.

    Un saludo. No sabia que habias cerrado el twitter aunque no te siguiera. Esa es una decision radical. Pero como dicen por aqui. Todo bien.

    ResponderEliminar
  9. aichhhh.. yo nunca dejare esa niña que tengo dentro... esa que me hace salir a caminar bajo la lluvia, o que no se pierde pelicula de disney.. que goza y rie duro.. el dia que deje de ser niña, empezare a morir lentamente, porque vere con otros ojos la vida, y ya es demasiado complicada

    ResponderEliminar
  10. Mi experiencia personal es que a medida que se aleja la época en que todo era más simple, aumenta un sentimiento de angustia por ver en lo que me estoy convirtiendo.

    ResponderEliminar
  11. Que lindo post Naty, me hace pensar una y otra vez ese niño que llevo dentro de mi, que lo saco todos los dias jugando con mis perros, dejando mi cama desorganizada o con solo ver tiras comicas y reirme, porque despues te espera esa realidad que ya tienes ahi que te hace decir quiero ser niño otra vez, pero aja la vida es asi y toca enfrentarla pero eso si, sin dejar mi niño que llevare siempre en mi.

    ResponderEliminar
  12. Un post muy lindo porque a muchos se nos ha ido olvidando con el tiempo lo básico y lo sencilla que es el realidad la vida, y lo bueno que es disfrutar cada momento..Un abrazo inmenso Naty y por aquí entonces nos estaremos viendo (recuerda mi banderita :))

    ResponderEliminar
  13. Ay Naty q decirte... muy lindo!! una cosa si te digo no por el hecho de madurar vamos a dejar atras lo q nos hace feliz, de vez en cuando tener nuestros momentos de niñas traviesas, inmaduras es parte de la vida, claro q llegada a cierta edad se toman más responsabilidades y se dejan las pendejadas... lo mejor es q no dejes de ser tú, sé como eres, sé feliz y comparte con todos nosotros como hasta ahora q así como eres te queremos, no cambies, no dejes morir a esa niña q llevas dentro.:D

    ResponderEliminar
  14. Son esos momentos simples, la lluvia, el silencio, cierto color de luz, los que suelen convertirse en una catarsis para nosotros.
    Y con nosotros me refiero a los que, como dice tu mama, tenemos maestría en complicar las cosas.
    Esta entrada me revolvió el corazón, me sacó sonrisas y me dio ganas de llorar... Cuando quiero dejar de pensar en cosas desagradables un rato, entro aquí a leer, así que mientras sigas escribiendo, la cuenta de twitter es lo de menos, puedes decirle a todos: "es mi vida, hago con ella lo que me da la gana y no tengo que darle explicaciones a nadie".
    Saludos. :)

    ResponderEliminar
  15. Yo por eso digo que tengo el complejo de Peter Pan... Aparentemente parte de crecer es encajar en un mundo en el que generalmente no cabemos y en el cual no queremos estar...
    Yo aun espero seguir leyendote por aqui con frecuencia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Porque crecer tiene que complicarnos la vida??
    Porque no podemos seguir siendo los mismos niños donde el primero de la clase que conociamos era nuestro "mejor amigo" y por el dabamos la vida completa?? Porque ahora considerar "amigo" a alguien se ha vuelto tan complicado?? (Por poner un ejemplo de lo dificil que es crecer).
    Creo que las cosas se hacen tan dificiles como uno quiere que sean...Si está claro que crecer no es fácil deberíamos nosotros mismos encargarnos de no perder todo lo que traimos desde la infancia y acoplarlo a la vida conforme pasan los años.

    ResponderEliminar
  17. Hola Natys... bueno si me asombré al llegar esta mañana y fijarme que tu cuenta ya no está.. pero bueno aqui seguiré leyendo en voz baja tus post...
    Con respecto al post, siempre he dicho que aveces no es tan divertido ser grande, pero lo rico, es que en nuestro camino uno se encuentra con personas que aun nos secunda esas cosas de niños, y bueno, eso nos hace pensar que al fin y al cabo no somos tan extraños, y que aun podemos disfrazarnos de grandes, pero en nuestro tiempo libre seguir siendo niños ;)
    Un abrazo y pa´lante!! :D (centelladedia)

    PD. me hizo recordar esta canción, Aquellos años locos (El canto del loco) http://bit.ly/cLRlAq

    ResponderEliminar
  18. Ah, el sentiemiento es general...Crecer sucks!!! La vida era tan sencilla antes, solo jugabas y jugabas y te reías, todo era un juego... Pero como todo tiempo pasado fue mejor, no me preocupo, aunque aveces nos den ataques existenciales pues así sobrevivimos, aunque a veces añoresmos el pasado, a alguien... esa vida simple y divertida, no volverá, solo podemos hacer que esto sea mejor sin olvidar reir y vivir con alma de niño y disfrutar de cada momento y cada situación, pase lo que pase.
    Hermoso este post :D

    ResponderEliminar
  19. A todos nos llega el momento de reflexionar sobre cómo el paso del tiempo deja su huella en nosotros. Crecer parece ser la palabra que resume "el complicarse la vida" y básicamente eso es.
    A veces no tiene ningún sentido sobredimensionar todo lo que nos pasa y disfrazarlo de madurez; la absoluta verdad es que nunca dejamos de ser niños, ni por lo vivido ni por lo bailado. Estoy totalmente segura que si decidiéramos un día dejar de autoflagelarnos queriendo resolverlo todo o queriendo tenerlo todo, disfrutaríamos más de cada segundo de esta corta existencia.
    Muy buen post!

    ResponderEliminar
  20. Mmmmm, eso de leerte si que hace pensar a uno, espero que mi unica Neurona no se aflija si me vuelvo adicto a tu Blog. De leerte en este articulo saco varias conclusiones:
    1.- Ya me caes bien por esa sensibilidad humana que manifiestas.
    2.- Me caes aun mejor por la forma en como te complicas la vida.
    3.- Realmente es importante saber como se escribe y se usa correctamente "caer en cuenta"?
    4.- Estoy de acuerdo con Peyton.

    Una vez lei una frase en un periodico, me gusto mucha y la coleccione, soy coleccionista, lo que me gusta lo tomo para guardarlo en el morral, quizas puede ser util mas adelante me digo siempre, esa frase dice "Estoy haciendo recuerdos para cuando no pueda hacer mas que recordar". La infancia es maravillosa, recuerdo cuando ibamos al rio todos los primos a nadar y pescar, o cuando el mejor plan era sentarnos a ver peliculas infantiles o jugar futbol con la pandilla del barrio. Pero tambien me viene a la mente cuando le di el primer beso a una chica, o cuando presente mi examen profesional, o cuando logre hacer ese cambio significativo en la empresa que me valio la felicitacion del presidente, o cuando me dieron ese regaño en casa por romper la ventana con el balon, o cuando me dijeron que mi mejor amigo habia muerto en un accidente. La vida no es otra cosa que una sucesion de fotografias, fotografias del alma que uno observa siempre en retrospectiva, recordar es volver a vivir, asi es, pero no le dejes demasiado tiempo a la nostalgia, porque sino, ¿Que recordaras en 10 años? Cierto que ahorita nos parece simple la infancia, pero teniamos nuestros terribles problemas, monumentales, como las tragedias griegas que nos ocurrian en la adolescencia o las cosas de vida o muerte en la juventud, mas, todo pasa, lo bueno y lo malo pasa, solo nos dejan recuerdos, entonces, empieza a tomar fotografias para verlas mas adelante, la vida no es sencilla, nunca lo sera, pero si todo tiempo pasado fue mejor, entonces empieza a construir tu pasado hoy para que luzca bello mañana.
    Saludos y sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  21. Erikapao... nada de matar la niña que llevas dentro.. sigue de rosado, es muy tu!!!

    Elitass... debe ser que por algo Peter Pan es mi peli de Disney favorita y tengo cuadernos de Campanita!!!

    Kazvel... me avisas si toca montar un grupo de apoyo para adictos a mi blog!!!

    Al resto! qué bueno ayudarlos a recordar el niño interno!!!

    ResponderEliminar
  22. Solo si el grupo de apoyo se refiere a que nos proporcione mas material, esto como toda adiccion va necesitando incrementar la dosis, venga que se le necesita.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!