31 de mayo de 2010

UNA ENCRUCIJADA VII

Viene de Acá

Sí, injusto, esa es la palabra. Pero esas son las condiciones de las cosas. Yo nunca te he mentido. Ni te he dado falsas esperanzas. Si tu te envideaste con esto, al final de la historia es culpa tuya. Tu me gustas, y mucho, es cierto. Y quisiera que te quedaras conmigo. Pero por ahora no puedo ofrecerte nada más que estos momentos. Que los secretos, las risas.

Ella lo escuchaba con la atención dividida entre ponerse la ropa y tratar de entener lo que le estaba diciendo. Lo miraba de reojo y se derretía por dentro. De verdad, él le gustaba mucho. Estaba jodida.

Tampoco te voy a pedir de declines el otro trabajo. Si es una buena oportunidad para tu carrera, adelante, Fran. Yo no estoy en posición de pedirte nada. De exigirte nada. Los dos terminamos en esto, como quieras llamarlo, y se terminará en el momento que no nos sirva a alguno de los dos. Eso es un hecho. No te voy a llenar de mentiras, ni de falsas promesas. Quiero que te quedes, que no te vayas, pero que te quedes así, como hemos estado hasta ahora.

Él mismo se sorprendía de lo que estaba diciendo. Las veces anteriores, cuando le hacían este tipo de reclamos, simplemente las mandaba a volar. Era simple: tomaba lo que le servía, por un tiempo prudente, y se iba. Daba la vuelta. Pero esta vez se encontraba pidiendo algo, que nunca antes había pedido.

Ya veremos... Respondió Francisca, al tiempo que agarraba la cartera y caminaba hacia la puerta. Él no fue capaz de hacer nada. Miró el techo. Suspiró e inmediatamente se quedó profundo.

Francisca salió del hotel, abordó un taxi y no sabía ni qué pensar. Había echado todas sus cartas en un solo juego, y no había logrado casi nada. Solo la certeza de que a Juan Mario le va a costar dejarla. En este caso, la decisión tiene que ser mia. El día que se acabe será porque yo lo defino, se consoló.

Aunque ya entre su cama con todas las palabras dichas en su cabeza, se recriminaba. Criticaba a Juan Mario por egoísta, pero no dejaba de preguntarse por qué no la dejaba ir. Será que si espero, le doy tiempo, las cosas cambiarán? ¿Tendré una oportunidad de que sea solo mio? Y con esos pensamientos se fue quedando dormida, sin tener una respuesta a sus preguntas.

12 comentarios:

  1. OMG... cosa rara en los hombres, y en estas situaciones, seamos sinceros Francisca sabia desde el principio a que jugaba y donde se estaba metiendo, querer luego que cambien las cosas es algo que podria ser imposible (aunque casos se han visto).. y este Juan Mario pues para él solo es una aventura mas, ahora si cambia de parecer esto si seria algo inesperado... la pregunta es: Será capaz de dejar a su esposa por Francisca???
    amanecera Naty y veremos que se le ocurre jajajajaaj

    ResponderEliminar
  2. Genial..Pero quede con ganas de más!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy muy bueno!
    Juan Mario realmente la quiere!
    Y muy dificil la decisión que tiene que tomar Francisca.
    Ahora....Y Ma. Claudia que??

    ResponderEliminar
  4. Desgraciaw...!!! Así son todos, nunca quieren perder nada, quieren estar comiendo de dos platos como si nada...!!!! Y bueno, uno de vieja a veces es muy boba y se hace ilusiones con quién no debe, pero hay que aprender a dar la espalda y no volver a mirar atrás aunque duela...

    ResponderEliminar
  5. Ni mierda!!! pues yo de Francisca doy media vuelta y desaparezco por completo!!!
    que taaaaaaaal!?
    ja!
    que le duela!!
    pero como es moza, como es mujer!!!
    pues esta claro...
    ella NO PUEDE DEJARLO! ¬¬
    Francisca está realmente JODIDA ...
    pobre mujer !!!
    Ese Juan Mario si es que es muy conchudo no!?
    comooooo hace ! para lograr eso! ¬¬
    o.O
    ojalá Ma Clau lo máte de un infarto! JA!

    ResponderEliminar
  6. mafebf no lo entiendes xq no estas en la situacion, es muy dificil pensar racionalemtne cuando te gusta alguien asi... XFASSS LA CONTINUACION ESTA BUENISIMA LA HISTORIA

    ResponderEliminar
  7. Jugar de terceras no debería ser una opción en las mujeres, muy pocas veces logran colmar las expectativas de la relación y tras de todo, los hombres son muy cómodos (yo sé que suena a disco rayado con el comentario que hice en el post anterior) pero es que ellos aparte de eso, son unos cobardes, no toman decisiones cuando todo va "bien" para ellos... Y nosotras seguimos jugando y lanzando pistas para que las cosas se den como queremos y en este caso, de ser la amante a pasar a oficial es muy complicado!
    Yo quiero saber como está Maria Claudia!!!

    ResponderEliminar
  8. esta excelente el cuetno, raro en los hombres que siempre buscan quedarse en la pocision mas comoda para ellos... seguimos demostrando que los hombres son mas sexuales y nosotras las mujeres somos sentimentales... y cuando nos enamoramos queremos dar mas, mas y mas..
    felicitaciones, esta genial tu historia!

    ResponderEliminar
  9. el eterno cuento de esperar a ver si los sentimientos cambian... si alguno duda o no hace las cosas de una... nunca mas lo haran esa es la verdad!!

    ResponderEliminar
  10. Francisca se jod.. porq se enamoró, en estas circunstancia eso no se vale, solo es de disfrutar el momento y más nada.

    ResponderEliminar
  11. Polvo aventurerro es polvo aventurero, que no exija carajo...

    ResponderEliminar
  12. Francisca es muy boba :D
    DMH

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!