3 de junio de 2010

UNA ENCRUCIJADA IX

Viene de acá

- Espérame un segundo, me baño, y vamos a comer algo. ¿Te parece? Le dijo ella mientras botaba el morral sobre la cama.
- Claro. Me parece delicioso. Dijo él mientras tecleaba en el celular.

Te extrañé todo el fin de semana. ¿Qué te hiciste?

Sin pensar que estaba violando un acuerdo de confidencialidad, abrió el morral negro y fue sacando una a una las prendas nuevas de su mujer, para echarlas en el cesto de la ropa sucia. Nada fuera de lo normal. O por lo menos un indicio que le ayudara a entender la frialdad de MaClau. Lo único fue que no encontró cepillo de dientes. Pero hizo caso omiso de ello.

Abrió la ducha. Mientras calentaba el agua tecleó rápidamente. Ya te extraño! Esto es imposible. MC
Se quitó la ropa, se miró en el espejo y al darse la vuelta, notó un par de marcas en su espalda, lo suficientemente evidentes como para mostrarlas en público. Mierda, pensó.

Se duchó, se arregló en un afán: jeans, camiseta, cola de caballo. Simple, sin mayores pretensiones. Juan Mario la seguía con la mirada. Ella cruzaba miradas con él y se sonreía. Como si le estuviera coqueteando. Y el pensaba en lo maravillosa que era "la flaca". Hace tanto, había dejado de llamarla así...

- Bueno lista!! Vamos. Muero del hambre.
- Bien. Qué quieres comer?
- Sorpréndeme.

Agarraron sus cosas y salieron en el carro. Llegaron a un restaurante que a esa hora aún permanecía abierto, pero que fue uno de los lugares que hacen parte de su historia, pero a los que no habían regresado, por aquello de la rutina.

- Hace tanto no veníamos acá.
- Cierto. Vamos a ver si aun recuerdas mi plato favorito.
- Wrap de quesocheddar y peperonni. Eso solo te puede gustar a tí.
- jajajajaj Claramente. Siempre te pareció terrible. Rieron juntos.

Comieron, hablaron, se contaron sus fines de semana. Más llenos de ficción que otra cosa. Juan Mario nunca confesaría que se la pasó los tres días haciéndole cacería a Francisca, porque literalmente desapareció el jueves en la noche. Y María Claudia no aceptaría jamás que pasó encerrada en un apartamento, con un tipo llamado Daniel, 2 años menor que ella, y que no hizo más que desatrazar millas perdidas en eso del sexo. Hacía tanto tiempo que no tenía jornadas tan intensas y particularmente deliciosas.

Llegaron a la casa. Juan Mario tuvo la maravillosa idea de destapar una botella de vino tinto. María Claudia aceptó. Se sentaron en la sala, uno al lado del otro. Brindaron por todos los motivos y por ninguno. Cada uno notaba en el otro algo extraño, pero no alcanzaban a entender el qué.

Cuando estaba a punto de agotarse la primera botella, Juan Mario se abalanzó sobre María Claudia, la besó apasionadamente, como si nunca nadie más hubiera existido. Ella correspondió. Venía con el autoestima arriba, sintinéndose única y divina. Era la dueña del mundo y por qué no? de esa situación también. Las manos comenzaron a tomar su rumbo, debajo de la ropa. La temperatura subió, el pulso se aceleró y la respiración se agitó.

Antes de que la desnudara, María Claudia recordó las dos marcas en su espalda.

- Hagamos algo.
- Qué?
- Apaga las luces y pon música
- Ahora?
- Sí ya!!!!!!!!!!!!

Continuaron en su juego previo. Reconociendo rincones casi olvidados que habían sido abordados por otros. Sintiendo de nuevo juntos. Exagerando un poco. Ella arañaba y mordía. Él seguía el juego. Ella sabía que Juan Mario no la descubriría. Juan Mario pensó que María Claudia creía que ella era la única mujer de su vida.

16 comentarios:

  1. Noooooooo!
    Si logró Maria Claudia eliminar de su cabeza a Daniel y poder estar con Juan Mario?
    Y bueno....Hombre al fin y al cabo a Juan Mario le debe importar un culo Francisca en ese momento.
    Ay dios! Y ahora??

    ResponderEliminar
  2. jajaja y esto que??
    ummmm bueno que se vuelvan a reencontrar como pareja... pero eso no va a eliminar de sus vidas a las dos personas que estan alli en sus cabezas..
    que pasará con esta pareja??
    se daran cuenta Juan Mario de la infidelidad de Maria ClaUdia???

    ResponderEliminar
  3. OMG...!!!!! Que locura...!!!! jajajajajaja... #recordandoviejostiempos Pero ahora segurito y MC hará comparaciones aunque no quiera...suele suceder, es evidente que Juan Mario las hace...! Quierooooo mássss...!!!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, esta historia cada vez se pone mejor!!

    Espero que ya te hayas mejorado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. maldita putería la que me da que los hombres crean que uno no sabe que NO es la ÚNICA mujer!!!! Un punto a favor de nuestro género: Actuación y orgullo! pero ellos se lo ganan de....

    ResponderEliminar
  6. Uno se pierde un rato de este blog y ya estan compitiendo con televisa para armar una telenovela, vaya capacidad de escritura N.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. omg !!
    permitame decirle que ud es una dura!!!
    como le da vuelco a las vainas de esta forma!?
    no jodaaaaaaa
    que te contraten de libretista en algun ladooo!!
    es que la lgoras!!
    y mira como nos tenés !! atrapados en tu historia!!!
    espero la proxima entrega! y que Juan Mario no encuentre las marcas en la espalda de MaClau ! xD
    Amo este BLOG ! ;)

    ResponderEliminar
  8. una noche que no pueda dormir me leeré todas las encrucijadas

    ResponderEliminar
  9. mlle.Chen!!! Bueno por lo menos para el desvelo servirá la historia!!! ¬¬

    ResponderEliminar
  10. Al fin al día..OMG y ahora que sigue...Naty me morí ..El capitulo X prontico por favor :D #sindicato

    ResponderEliminar
  11. La fidelidad no es una condición, no es un estado mental o corporal, la fidelidad es una decisión.
    En esta historia ambos han tomado caminos herrados, debido a que después de tantos años se acostumbraron a ellos y a sus rutinas, la costumbre puede ser peor que el desamor o por lo menos sus consecuencias. Además también han perdido lo más importante la comunicación, María Claudia debió haberlo enfrentado desde el principio sin excusas de pactos ni nada de eso, ante el amor y sobre todo ante el respeto por uno mismo, eso no debe existir, y lo peor de todo es que ahora hace exactamente lo mismo, se manda de cabeza a un abismo de donde me imagino no saldrán muy bien librados.
    ¿Sí ven todo lo que han desatado por el silencio, por aguantar el engaño, por no ser coherentes con ellos mismos y con su amor propio?
    Veremos qué pasa de ahora en adelante, en otro post te dejare mi punto de vista frente a la amante y Daniel el cuarto en acción.

    ResponderEliminar
  12. Ah!!! Por Dios!!! Qué locura!
    Pero quién quita que revivir esos viejos tiempos
    haga que estos dos abran los ojos y se
    vuelvan a amar!!!
    Pero MC se quedará calladita? Yo no podría
    ni aún sabiendo que "me saqué la espinita"
    Par de locos!!
    Muy bueno Naty, ahora te haré #sindicato! Jaaa

    Te quiero

    ResponderEliminar
  13. Mirale los chupones!!!!!!!! prende una vela o lo que sea!!!!! con la luz del reloj de pulso!!

    ResponderEliminar
  14. huyy la culpa y las ganas de compara estan jugando sucio entre ellos..

    las ganas de amar y volver a sentir eso viejo... hay hay hay, que mala jugada del destino

    ResponderEliminar
  15. me tienes atrapada con cada post, esto está buenísimo!!!!

    ResponderEliminar
  16. Ay que ver que uno vive engañado de lado y lado a lo bien que si, todo es una ilusion...que viva el cacho y el descualquiere...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!