30 de junio de 2010

QUE VIVAN LOS AMORES PLATÓNICOS

Sí, tengo que aceptarlo. Yo viví durante gran parte de mi vida de amores platónicos. Y sí, también estoy hablando de la época del colegio, y otro tanto en la Universidad.

Y sí, sufrí mucho por ellos. Ese sentimiento de frustración de amor escondido, de no poder hacer nada, y en algunos casos frustración porque cualquier plan de conquista terminaba en una ridiculez absoluta.

Pero eso ya no importa. Con orgullo grito hoy al mundo que ESTOY ORGULLOSA DE HABER TENIDO MUCHOS AMORES PLATÓNICOS entre los 12 y los 18 años. Puedo listar algunos:

-Paul: era como tres años mayor que yo en el colegio, y todos su amigos sabían que yo moría por él, lo que me hacía objeto de burla. Años más tarde nos cruzamos en un bar y me pidió perdón por hacerme sufrir tanto. Bueno, move on... yo no volví a pensar en él desde que se graduó del cole, y me hice una vida
- Daniel, recuerdo que era flaco y alto, pero ni idea más.
-  José Alonso.. moreno medio gordo y también alto... me acuerdo de él porque mis amigas del colegio aun me la montan por la traga tan maluca en la que estaba
- Carlos Parra: creo que hubo un cuaderno con varias notas de amor para él
- Miguel, el que más duró -como unos 4 años de traga, entre los 12 y los 16-, vecino de barrio, hoy gran amigo. Lo peor es que en un momento el destiempo nos jugó una mala pasada.

Y de  la Universidad, recuerdo al profe de historia social de la comunicación II y al de Periodismo cultura, hoy un reputado periodista y novelista, que mejor no menciono porque es casado (con una nena de mi edad) y no quiero morir rapada o asesinada...

Y no hago este recuento solo por recordar gratamente cuando era más pequeña y así como lloraba, me lavantaba. Cuando me "enamoraba" en cada esquina. Sino para agradecerle a todos esos personajes que pasaron por mi vida haciendo el papel de amores platónicos. Por qué? (tengo motivos, aun no me he enloquecido).

1. Mis primeras cartas de amor con un destinatario específico, pero que nunca fueron entregadas, se las debo a ellos (y menos mal todo eso terminó en la basura)
2. Toda la cursilería, empalagosería y estado rosa de mi vida, la descargué en esta serie de personas. Por lo tanto hoy ya puedo identificar el punto medio en estos temas
3. Gracias a mis amores platónicos supe que fue subir al cielo porque una persona te salude o medio sonría, aunque eso no significara la mínima posibilidad de tener algo con él
4. Los amores platónicos estimulan la creatividad y la capacidad de soñar. o no se han imaginado ustedes miles de situaciones con sus amores platónicos? Desde cómo lograr una palabra, hasta una salida formal?

Claro, que uno crece y comienza a buscar cosas más concretas. Comete errores y besa muchos sapos. Pero haber crecido sin haber pasado por la ilusión -sufrimiento - muerte lenta que implica enamorarse platónicamente, no tiene precio (aunque mejor que el enamorarse mutuamente con alguien!!!)


11 comentarios:

  1. Genial!
    yo aún tengo un amor platónico!!
    y presiento que nunca dejará de serlo!
    xD
    pero me encantaaaaaa! :P jejejejejeje
    es real!
    uno sabe y aprende cuando tiene amores platónicos!!!
    y el estado rosa! es lo maximoo!! y mas fácil! si es para un amor platonico! :P

    ResponderEliminar
  2. Me encanto ..Yo aprendí de mis platónicos...Y de mis reales.. Así es la vida!

    ResponderEliminar
  3. ¡vivan los amores platónicos!
    nuestros primeros grandes amores, aquellos que nos hacen sentir vivos, porque nos damos cuenta que existimos, aunque para ellas (en mi caso) no seamos más que un simple mortal.
    Todavía me pongo nervioso cuando veo a mis amores platónicos, es inevitable.
    Es casi placentero aquel sufrimiento. Podemos ir en un segundo al cielo y al infierno.

    Luego, los amores reales nos quitan el sueño y nos devuelven a la triste realidad del mundo.

    ResponderEliminar
  4. los amores platónicos son una cosa muy charra, yo recuerdo 1 que paso de ser platónico a convertirse en un vil sapo, como sea.
    un abrazote

    ResponderEliminar
  5. Que vivan los amores platónicos! (en su momento obviamente)
    Y creo que todos alguna vez subimos a la montaña más alta con un simple "hola" de esa persona a la que soñabamos al lado nuestro todas las noches.
    PD: La canción es perfecta para el tema!!! La amoooooooo!

    ResponderEliminar
  6. ahhhh amores platonicos, los amo..

    tengo dos, y a veces coqueteamos y nos decimos un monton de cosas... pero nunca va a pasar de ahi.

    ResponderEliminar
  7. que buen post.. me fue paseando por cada uno de esos amores platonicos que tuve en su momento.. algunos pudieron ser reales, y no te imaginas la emocion que causa eso..
    jajaj sonrei mucho recordando eso.
    Lindo lo que nos enseña la vida!!

    ResponderEliminar
  8. Será que yo no he superado eso de los amores platónicos??? Estoy por creer que no...jajajajajajajajaja...

    ResponderEliminar
  9. Yo nunca tuve amores platónicos. Tal vez porque mis sentimientos son tan pragmaticos como para nunca enamorarme de lo imposible o considerar solo lo que esta entre mis posibilidades. Probablemente es algo de Ingeniería aplicada a las relaciones sentimentales... escogí bien a mi carrera.

    Ahora, no se si aquello de Uma Thurman aplique como amor platónico.

    ResponderEliminar
  10. Amores platónicos.. amores perfectos, amores deseados.. amores del viento.

    ResponderEliminar
  11. Nati: Me encantan tus razones, y estoy de acuerdo con todas.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!