27 de junio de 2010

SILENCIO POR RESPUESTA

Hollywood, que es la causa de muchas de nuestras desgracias sentimentales, por toda la basura idealista que nos vende, me ha planteado una situación, que en la vida real se ve muy ridícula, comparada con las escenas de las películas.

Cuando tuve mi primer novio, por ahí antes de cumplir 18 (y sí me demoré). El personaje en una de las visitas que me hizo me entregó una carta larga, en la que me daba todos los motivos y razones por los cuales e había enamorado de mi. La nota terminaba con un TE AMO. POR SIEMPRE TUYO Fulanito. Yo leía y no sabia qué pensar. Aun creo que yo no era ni la mitad de las cosas que el personaje escribía. Y de eso se enamoró. Pero bueno, cada quien crea sus propias fantasías. El tema es que yo me sentí algo así como violada. No estaba preparada para eso. Mucho menos para lo que siguió después.

El chico, que tenía 19 en esa época (y era mucho más bajito que yo) me agarró las manos. Buscó mis ojos que seguían clavados en el papel, y me dice. Es cierto, princesa -así me decía y no sé como me repuse a eso- Yo te amo..." Lo miré con cara de susto que él interpretó como felicidad. Y luego de un silención continúa. ¿Tú me amas? Y como a uno en el colegio o en la universidad no le enseñan cómo manejar estas situaciones... Y como nunca me había pasado, para no sentirme como una miserable, mala clase, mala novia, que no sentía lo mismo, le apreté las manos y de mi boca salió un Sí, yo también te amo.

Lo que hace la falta de carácter. En otro momento de mi vida habría dicho que no, que sorry, que si quiere terminemos. Pero no... esa niña toda naif casi que recién desempacada de la costa, a quien nunca en la vida de habían escrito un poema, o regalado una flor, sintió que si no decia "te amo" de vuelta, estaba actuando mal. Claro el imaginario hollywoodense en mi cabeza hacía estragos, recreando cómo el novio o novia se siente frustrado, triste, deprimido, burlado, maltatado, simplemente porque no recibió de vuelta un Te Amo igual.

Ahora. Se preguntarán ¿cómo continuó? Simple, dos años de relación obsesivo-compulsiva, en la que el personaje llamado novio no me dejaba ni vestir, no salía si no era con él, y casi que pensaba como él. Me di cuenta que eso que él sentía era todo, menos amor, y que cuando dije TE AMO de vuelta, fue un grave error. Sostuve la mentira, porque nunca me enamoré. Nunca lo volví a decir a viva voz pero todaslas cartas que le escribía, llevaban un Te Amo al final. Creo que por mucho tiempo estas dos palabras perdieron todo su significado real.

Por eso, hoy, no me importa -como sí a muchos libretistas y personajes de las películas- que no me respondan con el mismo Te Amo. Prefiero una sonrisa, o un besito, si el destinatario de mis Te Amos no siente lo mismo. Por eso hoy, nunca digo Te Amo de vuelta, a menos que sea real. Por eso hoy espero que mi contraparte entienda los silencios por respuesta -en este contexto-. Por eso hoy, simplemente espero que no me respondan nunca obligados un Te Amo.

9 comentarios:

  1. que buen post.. y es que eso sucede cuando uno es inexperto, esas primeras relaciones estan hechas para aprender, aprender algo como eso.
    Ahora si es mejor un silencio que una palabra que no se siente.. eso tambien lo aprendi yo.
    Decir las cosas cuando se sienten es mejor que mentir solo por seguir en algo que al final resulta mal.
    Buen post

    ResponderEliminar
  2. Genial! Es verdad, ese par de palabras no se dicen a la loca. Me gustó! Hace rato no te leía.

    ResponderEliminar
  3. Eso se llama experiencia, que sólo la dan los errores, y también se llama carácter que se gana con la experiencia. Así la experiencia cuesta, pero nunca se pierde porque es nuestra y nos tocó trabajrala.

    ResponderEliminar
  4. Un Te Amo, debe pensarse, yo lo pienso mucho, aunque tambien cometo ese mismo error y a veces hasta ni le doy la importancia que otras personas le dan, es una situación complicada pero pasa.

    ResponderEliminar
  5. Peor la que nos toca a los pobres hombres, que nos dicen te amo a la semana del primer beso y ay de que uno se quede callado...

    ResponderEliminar
  6. jajjaja... yo en cambio ya no soy capaz de decir te amo, ya es una palabra tan comun que perdio significado.. prefiero demostrarlo

    mas bien me le hicieron perder el respto que le tenia a esa palabra, la ultima vez me la dijeron muchas veces y resulto ser mentira. ya no creo cuando me la dicen, y ahora corro cuando a las semanas me dicen te quiero.

    ResponderEliminar
  7. Dos palabras que solo se dicen si realmente se sienten.....Muy bueno!

    ResponderEliminar
  8. jajajaja me has hecho reír mucho, pero en total acuerdo, ese contexto de querer y amar son totalmente diferentes.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Y pensar que los culicagados de ahora le dicen TE AMO a cualquiera por ahí así de fácil...! Para mí, esa frase si representa una expresión de amor absoluta, y estoy de acuerdo, si no se siente algo muy fuerte, es mejor quedarse callado y expresar el cariño u afecto de otra forma. Por eso, hasta el momento el TE AMO solo ha sido expresado hacia mis padres, porque es un amor verdadero y muy puro. Todavía no ha aparecido una persona diferente que merezca esa expresión de mi parte. Ah claro, y a mis amigos por joderles la vida y seguirles la corriente, les digo te amo, pero ya eso es otro cuento...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!