1 de junio de 2010

UNA ENCRICIJADA VIII

Viene de Acá

Como odio las instrucciones de seguridad. No entiendo cómo las azafatas pueden repetir y repetir esta retaíla todos los días de su vida, quien sabe por cuantas veces seguidas. Estas instrucciones deberían darlas antes de subir al avión y a aquellas personas que no puedan certificar un viaje previo. Yo llevo muchos. Me los sé de memoria. Es más, podría ser la azafata que dicta en un tono inverosímil todas las órdenes de "seguridad". Bah... No estoy de ánimo para esto.

Abrochar el cinturón de seguridad... Lo único que logro hacer es recostarme en la silla y mirar hacia la ventana. Qué Lindo atardecer!!!! Hace tiempos no me tocaba uno así. Buena hora para salir de Medellín en avión... a pesar de las instrucciones de seguridad del vuelo.

Estoy contrariada. Necesito pensar. Estos tres días se pasaron tan rápido que solo las sensaciones se apoderaron de mi cuerpo y de mi mente. ¿Y ahora? María Claudia ¿sí es hora de pensar en esto? ¿Por qué no pensaste antes? ¿Y ahora?, no es la pregunta.

Existen varias posibilidades. O me olvido de que esto pasó, borro el número de Daniel, y todo queda saldado con Juan Mario. No es venganza, pero se siente tan bien. Pero, ¿Y Dan? ¿No volverlo a ver? Igual debo volver a Medellín una vez al mes. Ahí viene la segunda posibilidad. No digo nada, pero sigo viéndolo esporádicamente. Al fin y al cabo, quién sabe cuánto tiempo Juan Mario lleva con la Francisca esa. Bueno, pero es implica un desgaste, mentiras... Lo que nos lleva a la tercera opción, dejo a Juan Mario y vemos a ver qué pasa con el resto. Al final de cuentas, él me traicionó primero.

A ver si algun día puedo dejar de lado tanta racionalidad. De verdad me gusta Daniel. De verdad, de verdad. Recuerdo sus besos, sus caricias. La forma cómo me miraba. En qué momento dejamos de vernos así con Juan Mario. Como que todo ese encanto se va muriendo con la cotidianidad. Con los pasos medidos, con los besos automáticos de despedida por las mañana. Con dormirnos sin abrazarnos. Dónde dejamos todo lo que nos hacía sentirnos especiales y queridos por el otro. Bueno, ahora no es que yo no lo quiera. Pero es como si todo el amor se ocultada en una capa cada vez más gruesa de polvo, porque ambos olvidamos limpiarla. Y nos acostumbramos a ella... tanto que no hacemos lo más mínimo por remediarlo.

Ahora. ¿Quién es el culpable de esto? ¿Francisca, Daniel? ¿Juan Mario? ¿Yo misma?

Media hora de vuelo no es nada. Y me pesa menos la consciencia que el morral con las 3 camisetas, el jean y la ropa interior que compré para pasar el fin de semana. Daniel me pidió que dejara todo. Pero me tocaba regresar, como si nada. Como si todo fuera fortuito.

Qué frío hace!!! Se me había olvidado como era bajarse de un avión en Bogotá a las 7 de la noche un domingo. A lo lejos lo veo. Sonríe, Sonríe.

- Hola!!!
- Te extrañé mucho estos días.
- Nah. No te creo nada (Si me abraza un instante más, me ahogo, tan raro, desde cuando tan amoroso)
- Tú sabes que más de dos días es una eternidad para mí (Qué abrazo tan frío)
- Estaba bromeando, bobo!!! Vamos a Casa. Tengo frío
- Si vamos y nos calentamos (Y ahora, ¿qué me invento?)

12 comentarios:

  1. aaayyy por Dios!!! no quiero ni pensar que irá a pasar cuando lleguen a casa, tal vez Maria Claudia no esté para nada de ánimos de "calentarse" con Juan Mario!!!

    Sigueeeeee

    ResponderEliminar
  2. OMG... como asi??? desde cuando se dio cuenta?? como se dio cuenta???... noooooo muchas preguntas
    como asi??? ... diossssssssss me dejaste mal??... y ahora??
    como se puede aguantar una infedilidad como si nada?? y pretender hacer lo mismo??... que es esto... ojo por ojo y diente por diente??...
    me mataste con esto.... jajajajaja quien vea a Marica claudia.. mas viva que Francisca.. que pasara con estas dos mujeres?? quiero saberrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  3. Nooooooooo!
    Y ahora? Ma. Claudia que?? Ella lleva en la cabeza lo bien que la pasó con Daniel y fijo no quiere nada con Juan Mario!
    Que vaina tan complicada!
    Esta historia cada vez está mejor.....Quiero más!

    ResponderEliminar
  4. Daniel le empacó un boxer en la maleta sin decirle!! fijo se lo encuentran...

    ResponderEliminar
  5. Ay mk, es que definitivamente no hay duda "el amor dura 27 planos"...!!!! Pobre María Claudia, eso sí que es muy feo tener que estar con una persona por la que ya no se siente lo mismo de antes, es muy incómodo, en serio y mucho más después de haber probado otro bizcochito...!!! Y ahora???? Quién podrá defenderla??? EXCELENTE...! Quiero másss...!!!! =)

    ResponderEliminar
  6. De por Diooooooos!!!!
    esto está muy buenooooo!! por favoooooorrrrrr!!!!
    Ma Clau esperemos tomes la decision correcta,
    ser racional no es malo, las tres opciones son viables, esperemos a ver que el tiempo diga lo que tiene que decir, y Maclau y Juan Mario se den cuenta de todo... ayyyy Diooog !!
    rapido el otro post !! tupale a ver

    ResponderEliminar
  7. Ole que impresión con esto segunda leída y sigo sorprendida..Naty sin ser exigente pero creo que hay demora en la siguiente entrega #sindicato

    ResponderEliminar
  8. Me parece muy bien que no le pese la conciencia!! al que le tiene que pesar es al idiota que consiguió por marido!

    ResponderEliminar
  9. OMG!!!! Ahora se está dando cuenta de lo que pasó con Juan, será muy tarde? Será que olvidan todo y siguen como si nada. No creo que el man vaya a dejar a Francisca ni ella a él... Y María Claudia se quedará así?
    Ah! Qué duro darse cuenta de que las cosas cambian... Voy pal siguiente cap, está muy bueno!!!!

    ResponderEliminar
  10. porque las cosas tiene que cambiar tanto? porque uno no encuentra a alguien y ya ahi se acaba tod el cuento

    ResponderEliminar
  11. Eché un polvo y ya está enamorada...nojoda que vieja facil...

    ResponderEliminar
  12. ella lo deja a él!!!! estoy segura!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!