30 de julio de 2010

AÚN HAY MAGIA

Él estaba en la barra del bar, mientras todo el mundo bailaba. Tenía un trago en la mano y no hacía más que mirar a su alrededor. hacía tiempos no salía y casi que había olvidado las dinámicas colectivas de la rumba. En el momento preciso en el que se encontraba concentrado mirando el fondo del trago, pensando en lo años desperdiciados, alguien tocó su hombro y llegó a asustarlo.

"¿Bailas?" Preguntaron unos hermosos ojos y una sonrisa perfecta.

Demoró unos instantes en volver en sí. El silencio pareció incomodarla y cuando se estaba dando la vuelta para abandonar sus intensiones, la jaló del brazo y la trajo hacia tí. "No es necesario que preguntes, sabes que contigo bailaría la vida entera".


Este cuento se me ocurrió en medio de la noche. Se lo regalé a un alguien. Y a ese alguien le gustó... y hoy le agrego la canción que viene a continuación...


10 comentarios:

  1. Es una canción excelente, y claro está que el cuento también :)

    ResponderEliminar
  2. Que buen complemento a ese cuento!!!! excelente los dos!!!
    seran un complemento ustedes dos tambien???? (mmm y eso que no se quien es) jajajajaja
    Me gusto!!!

    ResponderEliminar
  3. La canción es el complemento perfecto para el post. :)

    ResponderEliminar
  4. Qué buen cuento corto, con la canción ideal. Aunque eso de "dinámicas colectivas" me sonó a informe de gestión pública.

    ResponderEliminar
  5. Tavo: Anda... no lo había visto así... a veces el lenguaje rebuscado no ayuda!!! :D
    Gracias al resto por pasarse por acá y comentar!

    ResponderEliminar
  6. Me gusto ..Corto, contundente y musical!! Un abrazo :D

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!