28 de julio de 2010

DE OPRESIONES Y CALAMIDADES

Son las 8, y saliste a las 6 de la oficina. ¿Dónde estabas?
Te llamé 5 veces y no me contestabas. ¿Qué estabas haciendo?
¿Quién es esa/ese a la/el que saludaste?
¿Planes sin mí?

Y como estas, millones de frases son emitidas por sas personas llenas de inseguridades, que no tienen otra salida que anular la vida de su pareja para evitar que estas vean el mundo más allá de ellos mismos y se vayan con otra.

Sufrí una de esas relaciones. Y espero nunca volverlo a repetir. Pero luego de haber pasado dos años con una persona que NO me dejaba vivir mi vida, sino que me puso a vivir la suya -sus amigos, sus gustos, sus temas-, entendí que la baja autoestima fue el asunto que me llevó a permitir tal anulación de mi misma.

Y cuando salí de ahí no quería nada. Solo quería ser libre, re-encontrarme a mi misma, entender a esta Natalia que había cambiado tanto después de dos años de relación malsana, y separar lo que no era yo, para llenarlo de mi. Y  por ese deseo, una buena persona que se enamoró de mi en ese momento, pagó los platos rotos. Tenía 20 años. Era inmadura, cierto... Pero me dejé llevar y lastimé.

El tema es que cuando uno sale de una relación opresiva, se convierte en una especie de "tarado sentimental". Sale corriendo al primer asomo de control y es incapaz de dar cariño porque teme que esa entrega del corazón termine en esa terrible anulación del ser. Cuesta superarlo.

Entonces, como me pasó, nunca intentaré controlar la vida de otro. Nunca intentaré anular al otro. Prefiero las relaciones sanas, en las que se puede dar y recibir. En las que no existen imposiciones de tiempo y espacio, donde no me toque negociar mi tiempo, mi espacio y mis amigos.

Ese es mi punto: defender las libertades individuales. Las relaciones son para compartir, no para sumirse en a vida del otro.

10 comentarios:

  1. Esas relaciones son las peores porque te quieren volver espejo de ell@s mismos..Y eso es imposible..Una relación es un aprendizaje continuo y en conjunto..Me gusto el post ;)!

    ResponderEliminar
  2. Es tan bello entender que tu vida y mi vida son una cosa y lo que estamos armando JUNTOS es otra!!
    Pero recuerda: "QUE NO PAGUEN JUSTOS POR PECADORES"y que los pecadores "LLEVEN TODO EL BULTO DEL CASO"

    ResponderEliminar
  3. esas relaciones no llevan a nada bueno y cuando terminan, te preguntas: por qué no me di cuenta? y simplemente es porq estabas enamorada, a veces es bueno haber vivido este tipo de experiencias para no cometer el mismo error.

    ResponderEliminar
  4. En las relaciones se trata de compartir, no de invadir a la otra persona con tus gustos y forma de vivir la vida.
    Cada cual tiene su manera de ser y creo que eso es lo que hace bonita una relación....Lograr captar las virtudes y los defectos del otro para complementarse

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo me tocó un novio así y era tan intenso que hasta cuando me sonaba el celular se ponía pesado vivía muerta de la angustia con las situaciones de desconfianza tan tenaces del tipo, ni siquiera podía salir con mis amigas, al final me mamé de tanta vaina y lo mandé a la porra no estoy para darme esas malas vidas con nadie

    ResponderEliminar
  6. Ni estoy pa' ese tipo de relaciones asfixiantes. Y el que venga con esas pretensiones, puede decir que se va a quedar con los crespos hechos porque a mi no me controla es nadie. Que tal! Sobre todo, que en mi casa me han enseñado mucho lo que significa la libertad, ojo, no el libertinaje, y gracias a Dios mis padres me han dado la suficiente confianza de ir y venir adónde quiero, sin eso de tenerme amarrada siempre ni nada por el estilo, así que mucho menos permitiré que venga un X a quererme imponer vainas, vaya loco. Y como no me gusta que me lo hagan, pues tampoco lo haré, cada quién necesita su espacio y eso está claro, aunque compartamos muchas cosas juntos.

    ResponderEliminar
  7. confieso que he tenido en mi noviazgo momentos en los que los celos me han traicionado (las dos veces, para ponerlo en contexto, han sido en las largas temporadas en las que estamos separados por mil kilómetros de carretera). Estos momentos me han enseñado que los celos no sólo son inseguridad sino que pueden arribar por la convergencia de circunstancias ajenas a la inseguridades...

    Saludos desde la cálidas Barranquilla

    ResponderEliminar
  8. Exacto eso es lo que pienso, tambien defiendo las libertades individuales.
    Esas relaciones oprimidas son las que nunca quisiera tener, me paso algo parecido pero no tan al extremo y no quiero pasar por lo mismo tambien.
    No solo defiendo el espacio - tiempo, sino las libertades de ser como son, aceptarnos como somos en una relacion es el paso a respetar y amar de verdad al otro.

    ResponderEliminar
  9. Claro, el mejor regalo que uno le puede dar a su pareja (y a sus hijos) es estar bien con uno mismo. Si las relaciones de por sí tienen problemas, ¿para qué sumarles los problemas de uno?

    ResponderEliminar
  10. uish tienes toda la razón! a mi J.A. me anuló y S.R. pagó los platos rotos!!!! solo me acuerdo de algunas de sus frases:
    "hoy vamos todos a cine pero tu no vas... y ay de que me entere de que saliste a otro lado!"
    "por qué saludas a mis amigos de besito en la mejilla? que no pase de nuevo!"
    tu hermana

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!