6 de septiembre de 2010

AFANES

Estaba despampanante. Entró con una seguridad impresionante a la casa de su amiga y su nuevo novio. Estaban inaugurando apartamento y era la excusa perfecta para reunir a ese grupo de amigos que no se veían hace meses.

- Mary, te presento a Jacobo.
- Uy Jacobo.. Bienvenido, Angélica nunca trae a ninguno de sus chicos a estas reuniones. Cree que somos una lata!
- A ver Mary, puedes callarte!!
- Ay, solo siéntete honrado.
- Tranquila, haré lo posible por superar la prueba, dijo Jacobo sin mostrar el más mínimo sonrojo.

Angélica agarró de la mano a Jacobo y lo alardeó por toda la sala. Hizo el recorrido completo hasta que se posaron en el balcón. Desde una esquina Julián la miraba. Con algo de asombro y desilusión en la mirada.

- Ve Juli, y ¿Tú no que venías con tu novia? Dijo una de las asistentes a la reunión
- Sí, sí... Pero se... se... a... a... arrepintió a últímo momento,tartamudeó
- Ay qué falla. Quería saber quién era la afortunada que se estaba ahora acostando con mi ex.
- Como siempre tan cómica tú. Y todos los sentados en la sala soltaron la carcajada.

"Tan raro. Si llevaba desde que nos peleamos dicéndole a todo el mundo que iba a traer a su novia", pensó Angélica al oir la broma que le hacían a Julián. "Será que la nena sí se arrepintió? Aich, ahora me toca mamarme al latoso de Jacobo toda la noche con esta agarradera que le entra! Espero que no se le de por besarme".

Angélica y Julián tenían un pacto: a pesar de llevar cerca de siete meses saliendo, no dirían nada a sus amigos para no generar tensión, por aquello de que la última ex de él era del grupo cercano. "Mejor no herir suceptibilidades", le decía él cada nada. Pero a ella ya le sabía a mierda. Quería gritarle a todo el mundo que eran felices juntos y que les valía hongo el resto. Pero las condiciones estaban puestas, y debían esperar un poco más.

A veces Angélica pensaba que Julián no quería nada serio con ella. Pero luego descartaba esa idea y continuaba como si no le importara el acuerdo de silencio. Pero hace 15 días hubo una pelea de esas que parecen realmente graves y los rumores comenzaron a llegar. Sintió que la vida se le partía en dos. Que Julián era un triple HP que se la tenía bien guardada.

Así decidió no quedarse atrás, y sin hacer mucho escándalo llegó hermosa con un churro agarrado de la mano a la fiesta. Sabía que a Julián le había sabido a mierda el detalle, y eso le daba un fresquito. Pero no entendía la ausencia de la nueva.

La noche transcurrió entre tragos, historias y chistes malos. Jacobo era un encanto. Sabía que su papel era de comodín, pero como Angélica le gustaba tanto, no le importaba, era eso o nada. Sacó a relucir el galán que lleva dentro y se echó al bolsillo a todas las damas del lugar, y causó recelo entre los hombres. Hasta ahí la misión estaba cumplida, pero la idea de que la 'novia' de Julián no hubiera llegado la perturbaba un poco.

Julián intentó varias veces acercarse a Angélica, pero siempre un atravesado no lo permitía. Hasta que por fin, rozando las 2 de la mañana la vio sola en el balcón, fumándose un cigarrillo. Se le acercó por detrás y le dijo

- Nunca lo vas a dejar, ¿cierto?
- De algo se tiene que morir uno, ¿no?
- Eso dices siempre, pero es mejor evitarlo.
- Estas ebrio
- Algo y tu
- Como siempre sobria
- Querido tu novio, ¿no?
- Si es un bacán.
- ¿Y tu novia? No vino al fin. Me quedé con las ganas.

Vio como los ojos de Julián se iban llenando de ira con el transcurrir de la conversación.

- ¿Puede ser que seas tan idiota?
- ¿Yo? ¿Ahora qué hice?
- Pues traer a este man a restregármelo en la cara
- ¿Qué querías, que me quedara como una idiota mirando cómo traías tu a tu nieva novia? Ojo por ojo mi vida!
- Aun no entiendes, ¿no?
- Qué tengo que entender? ¿Que me cambiaste por otra?
- Que no!!! que eso no ha pasado!!!!
- ¿Entonces? ¿Todo era un montaje para hacerme sentir como un culo!!!??
- No! Tu eras la novia a la que iba a presentar hoy. Era mi sorpresa!! Y tú lo que haces es venir con este hombre 'perfecto'. No te costó nada conseguirte otro. ¿Así tanto me amabas?

Se dio la vuelta y regresó a la sala. Angélica quedó pasmada. De pie de espaldas a la ciudad, sin saber qué hacer.

14 comentarios:

  1. De el afán solo nos queda el cansancio... @Radiotorrenegra

    ResponderEliminar
  2. OMG!!!!!! :O Excelente!!!! Una lección para vivir las cosas sin afanes, sin presiones...todo en su debido momento, por lo general, la carrera trae cansancio...!!!! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Que idiota!!!
    Ahí estamos pintadas las mujeres!!
    Ella queriendo aplicar el dicho "ojo por ojo" y vea....Se quedó mamando!

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente así somos las mujeres todas hacemos todo al revés...Excelente post

    ResponderEliminar
  5. Amar para perder por frustración y deseo embriagado de ira!

    Si tan solo tu huella en mi playa no ensuciara la arena...
    Si tan solo tu playa y la mía fuesen puras por siempre...
    Si tan solo me hubieras dicho que tu playa era también mi playa!!

    ResponderEliminar
  6. Excelente post!

    Toma pa' que lleves Angélica.

    Identificada! jajajajajaja nos creemos el centro del universo, que están haciendo cosas en contra de nosotras y actuamos ardidas y sin pensar. Digo todo esto en plural para no sentir que soy la única!

    ResponderEliminar
  7. no jueputa vida!!! no quisiera que me pasar algo similar.... yo me paro en medio de la sala y meto como payaso de feria al pobre Jacobo y que se lo rifen y grito a los 4 vientos que amo a julián!! Boba si no!! aahh que creyó que tan fácil lo deja a uno el tren???? jajjaaja

    ResponderEliminar
  8. Buen giro. Muchas veces es mejor dejar el instinto "femenino" y preguntar directamente, como hacemos los hombres.

    ResponderEliminar
  9. jajaj nooooooo pero porque las viejas somos tan torpes a ratos :(

    ResponderEliminar
  10. Aún existimos románticos, seres despreciados injústamente muchas veces por las mujeres cuando todos éramos jóvenes, pero que curiosamente somos los primeros en casarnos y que dificilmente encuentran ellas cuando se les va quemando el arroz... a despertar mujeres del letargo!...

    ResponderEliminar
  11. auchhhhhh .... que duro!!! eso nos pasa por andar empeliculandonos solas!!!!
    excelente post!!!

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo, uno debe preguntar!!! Queda en evidencia, por los comentarios que las viejas no envideamos solitas!! he ahí el problema de ASUMIR COSAS y sacar conclusiones apresuradas!! Gracias por los comentarios

    ResponderEliminar
  13. Me pareció muy triste esta historia cuando la leí. Bonita también.

    A veces siento que no tengo la perspectiva adecuada para dar un comentario decente en mucho de lo que escribes y tal vez sí sea cuestión de hormonas: la testosterona no nos deja pensar claramente. (Incluso en nuestros planes más románticos.)

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!