6 de septiembre de 2010

EL ARTE DE SER INFIEL

- Hermano, me tiene que ayudar!
- A ver, con qué locura vas a aparecer ahora
- Tengo que verme con Ilia!!!
- Pero luego esa vieja no está en Colombia?
- Sí, por eso, tengo que hacer que venga para verla. Y usted va a ser el artífice de eso!
- ¿¿¿¿Yo?????
- Claro, en la semana que yo lo voy a visitar a Chile, me vuelo con ella un par de días, y tengo la excusa perfecta para volármele a mi esposa.
- Estás demente

Pero al final la solidaridad masculina cedió. Organizaron todo. Incluso como hacer que la novia de Juan Pablo no hablara con la esposa de Carlos -quienes por supuesto se conocían-. Durante horas por chat cuadraron cada detalle. Se pusieron en las situaciones más ridículas.

Juan Pablo prestó su tarjeta de crédito para la compra del tiquete de Ilia desde Cali hasta Santiago. Carlos coordinó su viaje desde Buenos Aires a donde el amigo de toda su vida. Karla, la esposa, no podía viajar esa semana, porque recibiría a su mamá y hermanas durante esos mismos días.

Era perfecto, en la mente de los dos hombres: Carlos llegaba a Santiago el sábado y se encontraría con Ilia. Supuestamente, a los ojos de la novia de Juan Pablo -Angie-, el amigo llegaría desde Baires el martes a primera hora. Mientras, la esposa estaría tan ocupada de guía turística, que no podría aplicar su obsesión compulsiva de controlar cada paso de su marido.

- Bueno, el fin de semana usted llega, me voy a las afueras de Santiago a tomar unas fotos que Angie necesita para su taller. Entonces solo estaré disponible en el teléfono.
- Hermano... No sé si sea muy conchudo, pero necesito que me preste su casa.
-Cómo!!!!!?? ya no tuvo suficiente con que le prestara mi tarjeta de crédito????
- Es que quedé algo vaciado y si me ahorro esa noche de hotel, sería fantástico.
- No me joda. Usted sabe que yo también estoy arriesgando mi pellejo y mi relación en esto.
- Mire, ayúdeme, le prometo que no tiro en su cama.
- Yo no puedo hacerle eso a Angie.
- Ella no se va a enterar.
- Bueno. ¿Usted aun tiene las copias de cuando vivía acá conmigo en Santiago?
- Claro que sí.
- Bien, no he cambiado la chapa

Así quedaron. Juan Pablo se comía las uñas todos los días, y Carlos se mordía los labios imaginando cómo sería el encuentro con esa Caleña que había conocido por internet, y con la cual tenía una relación paralela. Hasta celular adicional -para que su esposa no le pillara la infidelidad- había comprado. Mintió sobre su matrimonio -o más bien, lo negó-, se inventó un trabajo arbitrario donde no le dejaban contestar el celular a ciertas horas... Y quien sabe qué otra cantidad de mentiras dijo a esa extraña de grandes tetas, con quien se mandaba mensajes de chat y celular de forma casi que compulsiva.

Llegó el sábado 10:00 am hora de Santiago

- Marica, me dejó el avión!!
- Cómo!!??? No sea bruto!
- Imagínate que cuando me desperté, a tiempo para salir al aeropuerto, mi mujer me da la súper noticia que le prestó mi carro a la hermana y adivine...
- Quéee!!!!
- Ahí estaban las llaves de su apartamento... Y como me enrranché a pelear con Karla, pues se me hizo tarde.
- Y entonces? Estoy buscando otro tiquete por otra aerolínea, porque esta mierda de empresa no tiene sino otro vuelo hasta mañana!!
- Le va a meter más plata a ese viaje????? No que andaba corto???
- Bueno, ahora andaré peor.
- Y yo ya no estoy en Santiago. Madrugamos.
- Lo peor es que si no llego e Ilia sí, va a cree que la dejé metida!!!
- ¿Qué hacemos?
- Toca ponerle un mensaje.
- Déjeme y me meto a su facebook y le escribo que usted llega tarde, pero llega.
- Listo. Yo soluciono. Y se salvó de prestarme su casa
- Por lo menos.

Tan de buenas Carlos que consiguió un vuelo con el que llegó una hora antes que el de Ilia. El encuentro fue como de antiguos novios, abrazo profundo y beso al borde de la lágrima. Buscaron un taxi y le pidieron que les recomendara un hotel, de precio "modesto". Pero resultó que los cuatro hoteles a los ue fueron no tenían cuartos. Pero como no hay quinto malo, consiguieron uno que solo tenía disponibilidad para esa noche. Resignados lo tomaron.

- Estoy jodido.
- ¿Ahora qué fue?
- Solo tengo cuarto por esta noche
- Con razón me llama a esta hora. No debería estar comiéndose a esa vieja.
- Sí, pero fue al baño. ¿Tiene internet?
- Sí.
- Ayúdeme mañana a buscar un hotel.
- Hijueputa, menos mal no le cobro los favores

Claramente, como buen celestino, Juan Pablo madrugó a hacerle el favor a su amigo. Encontró milagrosamente un hotel de buen precio.

- Anote los datos. La fachada se ve bien, está bien ubicado, pero no respondo por más!! Y déjeme mi domingo tranquilo.

En efecto, el hotel era perfecto. Vista sobre la ciudad y muy barato. El sexo se apoderó de los dos amates. Ella, separada con dos hijos. Él casado, en negación por vivir el "mejor idilio de su vida".

Pasaron los días y afortunadamente Juan Pablo no había recibido más noticias de las degracias de su mejor amigo del colegio. Pero como no todo es perfecto, timbró su celular a las 5:30 am del martes.

- Marica, no me va a creer.
- Ahora qué fue???
- La dejó el avión.
- Usted si es mucho lo idiota!!!!!
- No calculé bien!
- Tiene huevo, marica. ¿Qué va a hacer¡? Mire que ya le dije a Angie que usted se había embarcado y que ya venía en camino!! No me vaya a hacer decir más mentiras!
- Será embarcarla y que se vaya! El próximo vuelo pa Colombia sale a las 5 de mañana!
- Y ¿entonces? Dígale a Angie que perdí la conexión, que llego más tarde. La acompaño hasta las 6 de la tarde y que pase la noche en el aeropuerto.
- ¿Acaso no tiene para el hotel?
- Hotel?????' Si se vino con 30 dólares para cuatro días! No ha pagado nada, no ha puesto un centavo.
- Usted está jodido, hermano
- De verdad

Así fue, le dijo una mentira más -ya a este paso había perdido la cuenta- y le sacó el trabajo como excusa para "tener que volar de regerso a Buenos Aires esa misma noche". Y sin más remedio se separaron esa tarde. La visita de Carlos a Santiago transcurrió sin mayores contratiempos, más que la intensidad con la que necesitaba ver el correo para mandarle mensajes a Ilia. "Parecen novios adolescentes! Como si usted no tuviera esposa", le repetía Juan Pablo una y otra vez.

Pero como las cosas buenas se repiten. Hubo una segunda vez. Otro encuentro lleno de mentiras, cuyos detalles ya no recuerdo. Pero que terminó peor de lo que cualquiera podría imaginarse. Juan Pablo volaba desde Santiago hacia Colombia por temas de trabajo. Y ella tenía la escala que esa aerolínea hace entre Buenos Aires y Bogotá. Obviamente ese viaje de su amigo era la excusa para volarse al siguiente encuentro.
- Sí, ahí la veo. Está sentada en el piso de la sala de espera, con una blusa como de colores. Se nota achantada. Qué pasó ayer, le dijo que es casado?

- No!!! Solo que cuando terminamos en el polvo número ya no me acuerdo se acurrucó entre mis brazos y me dijo 'Cásate conmigo'.
- No me joda!!
- No te miento. Me lo dijo y me tocó sacarle evasivas!
- Evasivas????? A ver? Usted es casado hace 4 años con Karla!!! Por Dios! Esto raya la locura. Y qué va a hacer?
- Nada.
- Cómo que nada. En algún momento le tiene que decir la verdad.
- Sí, pero por ahora no.
Parte II, aqui

18 comentarios:

  1. Definitivamente, para ser infieles y que no los pillen hay que ser muy creativos, y eso hay que abonárselo a la mayoría de los infieles, aunque a final de cuentas, las mentiras son tantas que se enredan y terminan por delatarlos. Y lo mejor o pero del cuento, es que la infidelidad se vuelve una adicción de la que se necesitan cada día mayores dosis, porque como dice Franky Ruiz "en el peligro está el sabor de lo prohibido". ME ENCANTÓ la historia!!!! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Feo que el sujeto no le haya dicho que era casado. No tengo más para decir.
    Demasiado estrés para algo que se supone es solo para gozar.
    Naty, me encanta tu blog.
    Veámonos y nos tomamos un cafecito.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y para que decirle la verdad con tantas buenas mentiras que puede uno inventar a la distancia? problema si viviera en la misma ciudad... La verdad lo único que haría es daño.

    ResponderEliminar
  4. A veces me pregunto dónde está la diferencia entre una mentira elaborada y la evasiva. Personalmente la presión sería demasiado grande en mi caso para ese tipo de juegos pero cuando uno deja de pensar con la cabeza la imaginación se potencializa.

    ResponderEliminar
  5. Realmente, que para lo malo si son ocurrentes! Pero al mismo tiempo tengo que decir, que ni tanto, porques siempre dejan huella o algo así, para que descubran su infidelidad. Consulta, esto es real o inventado?

    ResponderEliminar
  6. Algo me inquieta, qué hace un tipo enredándose con una mujer que tiene nombre masculino: Ilia (más correcto desde el punto de vista fonético sería Iliá, pero es masculino en Rusia).

    ResponderEliminar
  7. No cambio a mi mujer por otra, si no, mejor no estoy con ella y ahi sí me busco otra. En cualquier caso no se puede vivir sin ellas!

    ResponderEliminar
  8. jajaja qué importa el nombre! y miren a este último anómino, cómo que no se puede vivir sin ellas? plural? realmente los hombres no pueden ser fieles? y eso que comentaron ahí que es mucho más facil mentir a distancia es cierto, hay mil cosas que uno no puede comprobar ya que no vive en el mismo país, pero hay que ser muy cruel para aprovecharse así de las buenas intenciones de una mujer, muy cruel, digo yo!

    ResponderEliminar
  9. Los hombres son cosa jodida :S siempre nos dicen mentiras y nosotras de pendejas a veces ni cuenta nos damos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Demasiado fuerte!!!
    Pobre Ilia, pobre Karla y el man es un hp!
    Es cierto que la distancia permite mentir mucho mejor, pero no es justo que una persona juegue con los sentimientos de otras de esa manera.
    Aclarando que para mi, el amor no es justo.
    Excelente post!!!

    ResponderEliminar
  11. No marica!! Que vaina jodida!! La vieja que tendrá de bueno que el man todo lo que arriesga por ella!

    ResponderEliminar
  12. Definitivamente para ser infiel hay que ser mas mentiroso que el niño del lobo jajajajajaja .... esto es lo mismo que decir el arte de mentir
    buen post!!!

    ResponderEliminar
  13. Jejejejeje este man en serio se paso, pero eso pasa con jugar con fuego...

    ResponderEliminar
  14. No sé qué me gusta más, si los comentarios o la historia misma... Queda claro que un buen infiel debe ser un buen mentiroso, tener plata y un cómplice!! de lo contrario todo estaría destinado al Fracaso..

    Stephen... eso del nombre... y si el protagonista tiene una fijación??

    ahora me pregunto, y si la de las mentiras hubiera sido una vieja?? Alguno se ha preguntado cómo la Caleña es tan ingenua pa irse con un man que no conoce con solo 30 dólares????????

    Gracis por sus comentarios

    ResponderEliminar
  15. JAJA ME SIENTO SUPER IDENTIFICADA CON ESTA HISTORIA SOY COLOMBIANA Y HACE ALGUN TIEMPO TENGO CONTACTO CON UN CHILENO CON EL QUE HABLO MAS QUE CON CUALQUIER OTRA PERSONA ES INCREIBLE DESPIERTO Y EL ES LO PRIMERO KE TENGO EN LA MENTE EL TIENE NOVIA HACE 6 AÑOS Y YO TENGO NOVIO HACE 5 PERO NO SE QUE ME PASA CREO KE TERMINARE VIVIENDO ESTA HISTORIA KE SEA LO KE DIOS QUIERA PERO SI ASI PASA JURO DISFRUTARMELA AL MAXIMO

    ResponderEliminar
  16. Infidelidad masculina? Que es eso? Eso no existe, puro complot

    ResponderEliminar
  17. Dejando un saludo a mi #bloggersecreta quien si mal no recuerdo fue confidente de una infidelidad frustrada. (el problema de ser mal mentiroso, sin plata y sin cómplice)

    ResponderEliminar
  18. Claramente es un COMPLOT! #DENUNCIO

    Y sí, no podemos sin ellas :D

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!