19 de diciembre de 2010

CARTA AL NIÑO DIOS

Querido Niño Dios:


Generalmente escribiría una carta llena de peticiones. Una gran lista encabezada por paciencia y cuidado y protección para los que quiero.


Pero esta vez voy donar todos mis deseos y antojos. Quiero convertir toda esa larga lista de cosas que quiero mucho en una sola cosa: Que mires hacia abajo y veas el desastre en el que estamos convertidos por cuenta de la ineficiencia del Estado, falta de planeación, y muuucha lluvia. Lo que más quiero ahora es que deje de llover para que se les pueda brindar una solución a los damnificados, y para que las cifras de desastres no sigan creciendo.


Por eso, Querido Niño Dios quiero que que esta navidad mandes el sol a calentar, que salga el arcoiris y se suspenda por una temporada la lluvia (y obvio que no nos mandes de nuevo a temporada de sequía).


Espero de todo corazón que leas esta carta y me des ese regalo de navidad, que solo en Colombia serviría a las más de 2 millones de personas que se quedaron sin hogar.


Con todo el corazón, 
                                       Naty

Pd: Sé que hemos sido inconscientes con el medio ambiente, que nos hemos cagado el balance natural por la cara, pero ajá... una manito en este momento no está de más.

10 comentarios:

  1. Luego ¿con semejantes inundaciones si llega el sol permanente no sería foco de enfermedades y propagación de virus? Que lo mande pero sin tanta intensidad...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, amigo anónimo, lo del sol era metafórico... total que haga algo para que todo salga lo mejor posible para quienes lo perdieron todo

    ResponderEliminar
  3. lo importante tambien es la toma de conciencia a lo que esto nos debería llevar. Crear, fomentar, desarrollar, implementar...etc, planes de contigencia, de prevención de desastres y no tenernos que hacer cargo de las tragedias por que éstas serían evitadas!

    Como le decía a alguien cercano, ahora nos queda apoyar y ofrecer alivio en la medida que alcanzamos a las demás personas que lo perdieron todo y agradecer de esta manera, lo que tenemos nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Indudablemente el clima no ha sido bueno con nosotros. Indudablemente, como tú, todos lo que podemos leer y comentar esto deberiamos donar todos nuestros deseos y covnertirlo en una carta al niño dios como la tuya.

    La madre tierra nos está castigando sin piedad y es aquí cuando más debemos ser hermanos de todos. Pon un " y Alejo" al final de esta carta.

    Si tienen la oportunidad no pidan nada "de lujo" ayuden a una familia que no tiene nada en esta navidad...

    Un beso grande! :D

    ResponderEliminar
  5. Eso del castigo es un asunto personal, social o institucional e implica un ajuste a normas de conducta "establecidas" por las buenas costumbres. Ser humano implica "malas costumbres", pero por eso ni el planeta ni el cosmos se toman las cosas de manera personal. El lado interpretativo de los apocalípticos o sus contrarios está sesgado. Si la humanidad o el planeta Tierra o "su" sistema solar desaparecen, el universo no va a llorar y será indiferente a "nuestra catástrofe". Hasta ahora "nos dimos" cuenta de que la actividad antrópica no es buena ni para el hombre y que la escasa inteligencia de esa magna construcción llamada Estado no puede perver que luego de un verano extenso llegará un invierno acorde. Aparte, no hay Niño Dios, ni san José que tengan injerencia en los asuntos climáticos: con rezos, procesiones y buenos deseos la miseria nos alcanzará de manera democrática amplia (para que no haya sólo una democracia de minorías). Aprendamos a nadar, a contaminar menos, a respetar a las otras especies y a aguantar el calor. ¿Al fin quiénes van ganando en las predicciones del cambio climático, los del calentamiento global o los de la glaciación (que es la aproximación no oficial)?

    ResponderEliminar
  6. Mas que pedirle a Dios que pare las lluvias, yo le pediría que las cosas no me fueran indiferentes!!
    nos dio la naturaleza para que viviéramos de ella y lo único que hacemos es dañarla.. que mas podíamos esperar???
    Lo que le pido es que el ser humano tome conciencia de lo que hace, y que veamos las consecuencias, que las instituciones también lo hagan y que a nosotros no nos sea indiferente, para que ayudemos a quienes nos necesita.
    Yo le pido a Dios que no nos importe mas el dinero que la vida, porque la vida no se recupera; que no las veamos como cosa materiales ni como objetos, y que trabajemos por un mejor mundo, que cuidemos la casa que tenemos.

    ResponderEliminar
  7. Es una bella petición. Cree en los milagros pero no más en el niño dios.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!