28 de febrero de 2011

LA MARAVILLA DE UN REENCUENTRO

Me vine para Europa de vacaciones, porque estaba mamada de mi trabajo. Renuncié, agarré mis ahorros y armé el viaje. Alemania me esperaba y todo lo que pudiera derivar de mi estadía aquí...

Mi hermana vive en Leonberg... cerca a Stuttgart, que queda en el sur, hacia Francia. A ella no la veo desde el 2009, y tiene una vida en Europa desde hace 8 anios (estoy en teclado alemán y no logré la enie), y soy la primera persona de la familia que la viene a visitar. Obvio la emoción nos poseía... Esa fue mi primera parada...
Luego Stuttgart, después Saarland (estado vecino a Francia, donde vive la familia del novio de mi hermana) y después München - Munich en espaniol-. Aquí vive Gina, y desde aquí les escribo. Ella es una de mis mejores amigas del colegio, estudia acá y teníamos 3 anios sin vernos... Ella ha sido una guía turística algo torpe, pero eficiente. Conocí ya toda la ciudad y digamos que tengo mastría en sistemas de transporte alemán (ayyy cómo sería de maravillosa Bogotá con algo así).

He tomado cerveza alemana, comido comida bávara (que quiere decir comida del estado donde queda Munich). He caminado, y chupado frío... Desde los 6 hasta -1 grados!! Es decir... guantes, bufanda, chaqueta, saco, camiseta y doble media... Me he perdido, caminado en círculos y preguntado por la calle donde queda qué... Me he reído y maravillado... sobre todo eso.
Los alemanes son tan amables como los recordaba, más de lo que la gente en Latinoamérica cree. Me sorprende cómo permiten que los perros entren a los restaurantes, a los almacenes, a los buses y a los trenes. Entiendo todo lo que hablan (a menos que usen esos dialéctos hediondos) y me hago entender y sostener conversaciones complejas. Eso quiere decir que lo que uno aprende de chiquito se oxida pero no se olvida.

Hasta ahora, sin desmeritar el turistear por las cuidades y el comer rico, lo mejor ha sido ver a dos personasa que quiero tanto. Las conversaciones son eternas, llenas de historias atrasadas, recuerdos casi que vencidos, y anécdotas que tantos anios después nos hacen reir.

Seguiré mi viaje de un mes por Europa... ya les contaré qué más pasa...

9 comentarios:

  1. Te ves muy feliz Naty... que alegría... sigue sonriendo!!

    ResponderEliminar
  2. Yuuuujuuuu!!! Eso es lo que te mereces!
    Me encanta que estes tan Feliz! Disfruta y cuidate Mucho!!!

    Att: M.G =')

    ResponderEliminar
  3. Ojalá le tocara el frío para que no sea tan quejosa. Sólo espero que, como parece decidida a volver a estas tierras, no sufra un síncope a su vuelta, si bien sé que no volverá a ser uno de esos "felices colombianos" en esta "república de las maravillas".

    ResponderEliminar
  4. Disfruta tu viaje y las compañías, te lo mereces :)

    Me encanta eso de "lo que uno aprende de chiquito se oxida pero no se olvida."

    ResponderEliminar
  5. Ese helado estaba muy rico! Va de repetida!!!! :D

    ResponderEliminar
  6. que felicidadddddd!!! que nos cuentes más y más cosas, que seas muy feliz, te lo mereces!

    ResponderEliminar
  7. Deliciosooooo y más pasar tiempo con tu hermana, tantas cosas por contarse y muchas mas por vivir !! Disfrútalo y pásala de lujo, acá estaremos siempre pendientes de tus "andanzas" Y ojalá no exista ningún "lástima que no hice esto o aquello en tus vacas "

    ResponderEliminar
  8. Que buena experiencia. Disfruta, difruta y se feliz!

    ResponderEliminar
  9. Que alegría que estés tan contenta y disfrutando!! Come, reza y ama (ojo que esto no lo vea Cami) jajajajajajaja
    abrazo!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!