5 de marzo de 2011

L'UNIVERSALITé

Hay algo que me sorprende y es que sea en Barranquilla, Cartagena, Stuttgart, Munich y Paris... siempre en las noches al restaurante, llega un vendedor de rosas...

Definitivamente el lenguaje del amor es Universal. No importa el idioma.

Dos de la mañana en Paris. Hace frïo y te extraño màs que nunca.

2 comentarios:

  1. Yo diría que no es tan universal. Aparte, ¿para qué se quiere una flor cortada de su planta, si no va a «trascender» más allá de un recuerdo «rosa»? Tiene el ataque de atavismo en pro del recuerdo y la situación «universal». Si tantos suspiros la atacan pase al valle de las rosas en Kazanlak.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!