25 de abril de 2011

Y TODOS COMO QUE SE CASAN


En este momento de mi vida, a pocos días de cumplir 30, no sé qué pienso del matrimonio. Hace unos 15 años pensaba que eso era para chicas tipo plástico que lo único que buscan es un marido que las mantuviera; hace 10 años pensaba que estaba bien casarse pero que definitivamente yo no iba a entrar en esa onda, hace 5 creía que nadie me iba a aguantar como para decir "sí acepto y para el resto de la vida" y hoy... pues no sé.

No sé si creo que el matirmonio es la firma final para cerrar un compromiso, o como me dijeron que día "si no se casa contigo  es porque está esperando algo mejor que tu". No sé si creo en el matrimonio como institución o si creo que es todo un negocio. No sé si simplemente ya me toca bajar los brazos y dejar de intentar sacar una teoría propia -de esas que casi que llegan a ser geniales- para hacer una fila detrás de la mayoría y dejar de echarle cabeza al tema.

No sé, debe ser que solo veo que todas las mujeres a mi alrededor cargan el duo de anillos -y cómo son de lindos-, o que mi hermanita menor me llama a decirme "¿Naty y si me caso yo primero que tu, te quedas solterona?". Mis amigos se la pasan ingeniándose la mejor manera, la más creativa, para entregar el dichoso anillo de compromiso. Me llegan tarjetas y notificaciones de nuevas fiestas y compromisos. Comienzo a entender a las mujeres de 30 o más que comienzan a sentir que las está dejando el tren cuando todo el contexto hace algo que a ellas no les llega.

Debe ser que, como dicen por ahí, los años no llegan solos y he pasado de ser una radical opositora del vestido blanco, los pajecitos y el anillo, incluso en el caso de terceros, a pensar que puede ser nice ser parte de toda esa parafernalia. Pase de decir "uy lo siento, estás seguro de que te quieres casar?" a llamar efusivamente a los personajes comprometidos y sentir una alegría inmensa por ellos.

¿Me estoy poniendo vieja? Quien sabe.

Solo que me siento como hippie vieja que intenta hacer caso omiso de sus tatuajes arrugados para tratar de encajar en los estándares que les pone el entorno, o el contexto, como quieran llamarlo.

15 comentarios:

  1. ¿Qué te digo? Sin teorías. Si el matrimonio no parte de lo que tú y tu pareja sientan que no te importe ser solterona o abandonar las teorías propias.

    ResponderEliminar
  2. Envejeciendo, no. Madurando, que es diferente. Eventualmente uno se da cuenta que esta vida es muy dura como para sobrellevarla solo, y que no está de más un buen socio.

    ResponderEliminar
  3. El matrimonio no es para nada fácil, es como el carnaval ... quien lo vive es quien lo goza ... o tal vez no lo goze.
    Pero no todos nacieron pa casados ... implica mucha inteligencia , amor y si, un poquito de aguante . Lo único cierto es que hay que casarse con la convicción de que es un paso tan importante que cambia tu vida para siempre, tengas o no hijos ... solamente no te cases con la mentalidad de "si no me sirve pues me separo"
    Siempre pensaré que si uno se casa enamorado y con la firme convicción de sacar adelante su casa y sentir permanentemente que se está jugando a la casita con amor, puede salvar casi cualquier inconveniente :)
    Pero si a la final no te casas , igual tienes toda tu vida para enfocarla en ser feliz , siempre habrá alguien a tu lado para ser amado y aunque sea te bata la cola para mostrarte que te ama!! jiji

    ResponderEliminar
  4. Enamorada quizás!!! Si ya llegaste al punto de imaginarte de vestido blanco ya no hay vuelta de hoja.

    Quizás muchas refugiamos nuestra autonomía en el pensar diferente y rayar hasta de extremistas y no caer en los convencionalismos y el poder de las instituciones... Lo importante es que casada o no casada todas tenemos un propósito SER FELICES!

    Así que no pienses que estás vieja y a tú hermanita dile que 0, que bien pueda irse casando. No te va a dejar el tren, ya estás montada en él :)

    ResponderEliminar
  5. Súper post! Aunque yo si quiero casarme!

    ResponderEliminar
  6. “Que el matrimonio es la firma final para cerrar un compromiso…” nunca, yo diría que es la firma inicial para algo mas grande, siempre y cuando sea con la persona correcta, es compartir tus alegrías y tristezas, es comenzar a labrar otro camino en el que las luchas ya no serán en soledad ;por el contrario tendrás dos manos más para ayudarte, un hombro que te apoye, un abrazo que te reconforte, unos pies que te calienten y un corazón que te ame.

    Que esa persona sea el ala que te complemente a volar, nunca el yugo que te impida surgir, que sea compañía y no esclavitud, que te ayude a brillar y no que te opaque, que los dos sean uno y no cada uno solo. En ese momento vale la pena decir SI ACEPTO, de resto guárdalo y si no lo utilizas, vivir solo también es para gente Fuerte.

    ResponderEliminar
  7. No tiene nada de malo querer estar con alguien, pensar en el resto de la vida como algo cierto y presente; Tú decides que haces con tu vida, y eventualmente dejas muchos de los rayes de la adolescencia y puedes ceder lo suficiente como para encajar a alguien dentro de lo que tenías pensado como tu pareja soñada. No estas sola en todo caso. (tampoco vieja)

    ResponderEliminar
  8. Qué cosas... duré planeando varios años para separarme, y el matrimonio es un paso que no repetiré ¡prefiero la emancipación femenina!

    ResponderEliminar
  9. Algún tiempo escribí este post http://erikapao.blogspot.com/2009/11/casarse-o-no-casarseesa-es-la-cuestion.html y creo que mi posición ha ido cambiando no mucho, pero como lo has dicho, vamos cediendo. Yo también estoy en una etapa donde las prioridades de mis amigas pasaron de ser las rumbas y paseos, a ser sus esposos e hijos, basta con mirar los álbumes en Facebook. Con los 25 que tengo, no quiero sentirme presionada por el ambiente y lanzarme a la loca, caer en las manos que no debo, por una decisión apresurada. Si de verdad algún día me caso, que sea porque lo hago consciente de mis razones, de lo que verdaderamente me indican mis sentimientos, no por sentir que me deja el tren ni nada de esas vainas. Buen post! =)

    ResponderEliminar
  10. Aunque hay muchas personas que lo toman por ese lado.. lo importante realmente es querer compartir el resto de la vida con ese ser amado, y cuando se esta enamorado de verdad que uno quiere eso; de eso se trata el matrimonio, sin arandelas y demás cosas, cuando se tiene esa convicción en las dos partes no hay cabida para que no se logre, el dilema viene cuando en ese camino se pierde el horizonte (como todo en la vida no llega a ninguna parte, todo se cae, pero si de verdad es lo que quieres te levantas sea como sea lo haces, si ya lo haz hecho anteriormente en tu vida, otra ocasión no sera difícil)
    me invitas al tuyo!!! un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No te preocupes, el que va a casarse, se casa...ahora otra cosa es que le vaya bien...y cual es el miedo? así es la vida... míranos y listo

    ResponderEliminar
  12. Yo no sé si yo me vaya a casar, siempre he pensado que arrejuntaditos sin ceremonias es más chévere, pero buscarle definiciones y niveles de importancia al Matrimonio, no será fácil... Y yo sí que menos sé que pensar, tengo 26 años y mis amigas ya se están casando, una que otra ya está invitando al shower del primero o del segundo bebé... Y yo sigo sin novio y semi relajada, lo que ha de llegar será...

    ResponderEliminar
  13. Ya te va a llegar tu momento. Yo nunca pense en casarme y mira...

    Gracias por el post. Me alegra saber que inspiro a alguien a hacer algo.

    Y happy b-day!

    ResponderEliminar
  14. que lindo naty la vdd... todo lo q escribes motiva y es fantastico.... feliz cumpleaños y sabes? Quiza pasen lo años pero seguramente sientes ser esa niña q fuiste alguna vez, difrutando la vida a pleno y siendo quien deseas ser a cada instante- PQ solo dentro tuyo tienes la rta. mucho exito en todo lo q emprendas y fuerza q seguro viniste aqui a trascender.... luv n light..
    tany

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!