14 de mayo de 2011

MI PEOR ERROR

Espero no herir suceptibilidades con este post.


Las personas tendemos a categorizarlo todo. De menor a mayor, de grande a pequeño, de peor a mejor. Y siembre queremos ser los más y generalmente nos gusta que nos digan que lo somos: los más lindos, los más ricos, los mejores bailarines y besadores. Los menos son despreciados, tanto como los más negativos suelen ser los peores.

Imagen sacada de Aquí
Hoy voy a hablar de mi peor algo. En este caso, mi peor polvo. Todos hemos tenido un fracaso entre las cobijas. Aunque nos empeñemos en negarlo, existe uno en el rincón oscuro de nuestros recuerdos. Y el mio, aunque pasó hace mucho tiempo vuelve a mi memoria en algunos momentos para recordarme como sí es posible divertirse mientras me quito el brassier, que sin él.

Al personaje lo saqué del lugar donde trabajaba (ya los vi echando cuentas a ver si descubren al personaje), pero no era compañero directo de trabajo. Digamos que coqueteamos mucho y luego de varios ires y venires, pudimos tener un encuentro fuera de la oficina.

Todo inició normal, charla y en la casa de alguno de los dos. Cuando llegamos al momento previo de 'aquello' todo iba bien, pero de repente el personaje comienza a hacer ruidos raros, a estremeserse y oh sorpresa, se vino. Sí señores, se vino. Y yo tenía la ropa aun puesta, y él a duras penas se había sacado la camisa.

Se podrán imaginar mi frustración. No sabía si llorar o reír. El tipo me gustaba de verdad. Tremendo desinfle.Cinco minutos eran necesarios para satisfacer al personaje.. ¿Y yo qué? Creo que no existía. Me sentí como el revés de una estampita de calendario, de esas que sirven de inspiración para una masturbada bien mediocre.

Pero bueno, a superarlo. Me levanté, me acomodé la ropa, pedí un taxi y salí. Peores cosas se han perdido en la guerra.

Pregunta para ustedes ¿Cuál ha sido su peor polvo?

4 comentarios:

  1. Siempre habrá uno malo, y al menos no enseñan a no ser como ellos ! El mío fue que luego de iniciada la acción se le durmió el amigo y no hubo juego que ayudara a que volviera en sí. Lueo continuó con el típico discurso de "te lo juro que esto nunca me había pasado antes, perdóname... Te prometo que a la próxima vez..." - Tranquilo, no habrá próxima.

    ResponderEliminar
  2. No todos pueden ser perfectos...o al menos buenos.
    El mío no tenía ni 5 de tacto para la situación...Trató de arrancarme la ropa de manera poco sexy y para completar no me hizo sentir nada cuando empezó a tocarme.
    En esos minutos (q fueron pocos) me sentí cual muñeca inflable

    ResponderEliminar
  3. pues a falta de uno he tenido varios..

    uno parecido al tuyo, y peor, esperamos pa ver si en el segundo pasaba algo y noo, ni siquiera alcanzo a quitarse los boxers.. dos polvos de 2 minutos en menos de 1 hora :S. al menos me dio un buen masaje en la espalda.. jajajaj

    otro fue una noche perfecta, unos tragos perfectos, una cama perfecta, pero apenas se quito los zapatos, no podia ni respirar... :S me acuerdo y me dan ganas de morirme del asco.

    ResponderEliminar
  4. Huy, por eso es que dicen que no hay mujeres frígidas sino malos amantes, que aunque no sea una verdad universal, creo que sí explica la mayoría de los casos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!