16 de septiembre de 2011

Las últimas Citas

Si hay algo  complicado para una mujer soltera, son las primeras citas. Pero para mi lo son las últimas. Aquellas en las que uno le va a decir al tipo con el que sale que ya no más. No estoy hablando de esas citas para terminar con tu pareja -esas son otra historia-, sino de aquella que tienes que agendar para quitarte de encima a un tipo con el que has venido saliendo los últimos fines de semana, que regala chocolates o flores, a lo que has respondido con unos cuantos besos y quizá algo de sexo.

Son las citas para echar a alguien que seguramente querrá ser tu novio si sales con él 2 o 3 veces más pero que no logró hacerte morir de amor, por más detalles que tuviera contigo.

¿Por qué es difícil?
Porque así uno esté mamada de verle la cara al man, romper las ilusiones es una cosa muy complicada. Supongo que algunas mujeres simplemente desaparecerán de la vida del tipo, o harán una llamada diciendo "esto no va para ninguna parte, lo siento". Yo era de esas últimas. Porque me daba lata llamar al tipo, citarlo, para verle la cara de perro regañado al sujeto que creyó que la cita era para algo más emocionante.

Lo peor de citar a alguien para echarlo, es escoger el lugar perfecto. En la casa de uno, o de él, es jodido porque se pueden echar a llorar -ellos o uno-, o pueden armar un escándalos de esos de alzar la voz y demás. Un restaurante... y luego qué, ¿pagar la cuenta por la echada? ¿La banca de un parque? ¿La portería del edificio? ¿En el carro? No se sabe qué es peor: si darle la oportunidad de que te haga show privado, o intentar acabar con esa posibilidad en un sitio público, arriesgándote que la lagrimeada salga peor entre meseros que en la sala de tu casa.

Segundo punto: La pinta. Cómo vestirse. Generalmente uno echa al tipo con el que venía saliendo y se va de rumba con los amigos. Pero resulta que esto no puede ser tan evidente, porque seguramente el discurso tendrá implícito que te da persar que todo termine. Pero tampoco puede irse uno como alma en pena, porque el de la tusa será otro... ¿Quedarse con la pinta de oficina?

Y toca montar el drama. Si bien en las primeras citas uno se preocupa por parecer interesante, inteligente, divertida... en esa última uno tiene que parecer que tiene un buen corazón, que no es una malparida y bla bla bla... Toca poner cara de ternura, con ojo semi aguado y fingir dolor.

Demasiado complicadas esas últimas citas. Demasiado. Mejor mandar un sms, un chat de blackberry o hacer una llamada a ponerse a cuadrar últimas citas para ser "políticamente correcta".


8 comentarios:

  1. No sé si algo tan impersonal como el BB Chat o el SMS duelan menos, lo que si me parece es que sacan más la piedra

    ResponderEliminar
  2. Qué excesos de cálculo, qué cantidad de detalles ocultos que toman las mujeres. ¿Será que todos los hombres nos ilusionamos tanto? Afortunadamente nunca me han echado así ya que nunca he comenzado a generar eso. A la próxima calcularé el umbral del llanto y las preguntas comprometedoras sólo por conocer algo de la manipulación femenina; sólo me queda comenzar a enredarme. Del lado masculino es más fácil, según supongo, la única réplica puede ser: es un irresponsable, le teme al compromiso, aún no ha madurado lo suficiente, que son argumentos muy tranquilizadores y significan: aún no me quiero ahorcar, presumo que soy joven (esa no me la creo, en mi caso, pero hace parte de la falsa moral).

    ResponderEliminar
  3. Cada que lo leo me produce miedo... :O

    ResponderEliminar
  4. Creo que nunca he tenido una de esas citas (propiamente hablando), pero de cualquier manera que uno lo haga, es incómodo y extraño. Y lo peor es terminar sintiéndose una malparida por aplastar al pobre man que a lo mejor se portó lo más de bien con uno. Buen post.

    ResponderEliminar
  5. Y para que complicarse tanto?, con un mensajito de texto uno puede ahorrarse el problema.

    ResponderEliminar
  6. Tuve que compartir este post a una amiga que lleva un mes planeando esa ultima cita, y cada vez que se reúne con el aquel.... terminan en arruchis!!!

    ResponderEliminar
  7. Como dice un amigo mío..." no hay mejor lugar para terminar "algo" q un Juan Valdez pq se evita cualquier tipo de show. Eso sí, luego de toamrse el café para evitar "accidentes""

    ResponderEliminar
  8. Al principio trate de decirle que era como intenso pero o no me entendía o se hacía el bobo y seguía en las mismas...entonces decidí simplemente desaparecer y no volver a contestarle el celular porque la cosa estaba pasando de castaño a oscuro y ya me sentía bastante asfixiada en su intento de ser especial conmigo... creo que varias semanas después ya tuvo que haber entendido!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!