25 de noviembre de 2011

Un hombre sensato

Estábamos en un bar cualquiera. Éramos tres parejas: una de esposos con hijos, otra que ya vivían juntos y la de novios (la mía). La conversación, luego de pasar por el clima, las últimas noticias de la vida de cada uno y los comentarios sobre las últimas noticias terminó en ese tema que todos teníamos en común: La relación.

Y como tenía que pasar, ellos se alinearon en la burla hacia nosotras por aquellos de que los tres iniciaron las relaciones sin querer nada serio y se sintieron 'obligados' a ponernos el rótulo de NOVIA. Era divertido ver cómo los hombres defendían su posición de la no necesidad de ponerle nombre a la relación, mientras las mujeres nos sentábamos en la orilla opuesta. Todos teníamos una historia parecida.

Pero uno de ellos rompió la línea argumentativa unificada y dijo 'Yo si creo que uno debe dejar a las mujeres que se ilusionen'.


¿Cómo así?

El personaje explicó su argumentación así:

"Tuve una novia durante ocho años, y siempre tenía miedo de todo, que ni siquiera le di las llaves de mi apartamento. Y al final todo se acabó por sustracción de materia y falta de ilusión. Entonces ahora ¿qué hago? Si ella -y señaló a su actual pareja- me dice 'quiero que pasemos juntos toda la vida'; 'el día que nos casemos'; 'cuando tengamos hijos....', pues yo sueño con ella. Al final si me rayo y le digo 'yo no me quiero casar'; 'es demasiado pronto para hablar de hijos', ella comienza a sentir un nivel de frustración frente a la relación que es barro. Entonces yo hablo de los hijos, del matrimonio, de la casa que vamos a comprar que, al final, si no va a funcionar lo nuestro en el largo plazo, se va a acabar así hayamos o no hablado de los nombres de los hijos. Y así, luego de una relación de ocho años lleno de rayes, en la que nunca quise darle la llave de mi casa a mi novia, a los pocos meses de salir con ella, se pasó a vivir conmigo".


Me sorprendió. Nunca había escuchado un argumento de este tipo. Mientras que el esposo de mi prima dice en su acento costeño:

- Mujeres créanle más a los que rechazan todos sus videos del futuro, porque si te dice a todo que sí te está siguiendo la corriente para que no jodas.


Debatimos un rato más hasta que el tema se diluyó en el embarazo de mi prima y cómo las hormonas hicieron estragos en su cuerpo...

Pero me quedé pensando. Al final las relaciones se alimentan de las ilusiones, ¿no? Entonces él tiene la razón: Mejor ilusionarse juntos.


6 comentarios:

  1. Me encantó... No se qué tienen tus posts que cada vez que leo algo siento que ya me ocurrió... Saludos

    ResponderEliminar
  2. suripantagrilla11/25/2011 11:14 p. m.

    Yo también siento lo mismo que Quimera, y peor a veces siento que estamos en el mismo tema, en realidad pienso que las mujeres nos montamos en la película muy rápido , y anhelamos desde siempre algo y ellos se pasan de relación en relación haciéndose expertos en torearnos , al final mejor no hacer suposiciones , (uno de los Cuatro acuerdos) estar centradas y entender que ellos van a una revolución mas bajita .

    ResponderEliminar
  3. si,las grandes obras funcionan asì: La Sagrada Biblia, El libro del Tao, El I Ching (todo puede pasar o todo tiene que ver contigo) por eso perduran. Osea mi querida niña que te estas volviendo sabia

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo...
    Así todo se vaya a la basura, al menos se sabe q esos momentos se compartieron y no fueron ideas de uno solo

    ResponderEliminar
  5. Este post me entró como vivencia propia... no porque haya exigido nombre a la relación sino porque fue todo lo contrario, tenía bastante miedo. Me siento feliz de contar con un hombre que rechaza, como yo, ciertos actos prospectivos tradicionales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Déjeme hacerle una pregunta, una nada más: ¿Donde está el hombre sensato?

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!