30 de julio de 2012

Deseos

Ella simplemente quería que la quisieran. Quería un novio.

Y se esforzaba para que eso pasara. Era casi que la mujer perfecta. De esas que todos dicen "ella sería la mamá de sus hijos". Buscaba el equilibrio, ni tanto que asuste, ni tan poco que aburra. No se las daba de lista, pero no se dejaba tildar de boba. En las citas comía lo necesario para que el hombre pensara "Qué bueno una mujer que coma", pero paraba justo antes de llegar el punto de pasar por una 'marrana'.

Era linda. Sabía caminar, coquetear, maquillarse, mirar, besar, hablar.

Pero algo pasaba. Dos fechas, dos citas y luego nada. Era como si se los tragara la tierra. Todos iniciaban con un gran interés, llamadas, invitaciones y de resto, nada. Es como si ninguno de los tipos fuera capaz de darle algo más de un beso.

¿Qué pasaba? Todos tejían teorías sobre el asunto. El grupo de amigas no entendía.
- Eso es que los tipos son idiotas y se asustan con una vieja como tu...
- Es que se dan cuenta o saben que estás desesperada buscando novio
- Ay, eso es porque el que no muestra no vende
- Es que le pones mucho misterio a salir con los manes....


Todas las apreciaciones, llegaban a la misma conclusión: se estaba usando la estrategia equivocada. Pero era lo único que conocía. Al final de cuentas, ella no fingía. Así era ella: todo en sus justas proporciones.

Así que definió que el problema no era de ella, sino del mundo masculino que no la entendía. Simple. Dejó de salir. A todo le decía que no. Dejó de importarle el asunto de tener a alguien que la quisiera, de tener un novio. Llegó el momento en que se olvidó del tema.

Hasta que un día, desapareció.

¿Seguramente nunca han pensado que son nuestros deseos los que nos mantienen vivos?

11 de julio de 2012

Odio las historias de corazones rotos

Una de las personas favoritas en mi vida es mi hermanita. Digamos que en muchos aspectos es mi héroe personal. Y, aunque ella a veces lo dude, ante las circunstancias, es una dura.

Pero hoy, alguien le rompió el Corazón. Por cualquier motivo, no importa. Por eso decidí escribirle.

Anoche, me despertó a las 12 de la noche porque estaba muy triste y necesitaba hablar con alguien. Durante una hora se quejó, y yo rebatí sus argumentos. Al final de la historia, las hermanas mayores estamos para regañar, y nunca para 'pobretear'.

En medio de la conversación me dice "Naty, puedes adelantar el tiempo?" Frase que me rompió el corazón. ¿Cómo hacer para que el tiempo pase más rápido y se lleve el dolor causado por la desilusión? No hay fórmula. Pero ese es el deseo que deben tener todas las personas que hoy tienen el corazón roto.

Y quizá las palabras no ayudan a minimizar el dolor, porque cuando el corazón está roto, el sentimiento le gana a la cabeza por un momento, y sentirse morir, parece la mejor salida. Pero cuando uno se da cuenta de que no se murió, se siente poderoso, vivo, más fuerte.

Hoy le quiero decir a mi hermanita (usando palabras de una amiga) "Lo que es de Dios no hay nada que lo detenga. Y si estas cosas pasan es porque vienen cosas maravillosas." Y para eso solo se necesita paciencia.

A mi hermanita, que nunca dude de ella. Que se concentre en sus metas, en quererse y amarse. Que si ha salido de todas, seguro sale de esta y más rápido que nunca.

Te mando un beso y un abrazo




6 de julio de 2012

Problemas y defectos...

¡Tengo un problema con los nombres!

Para cualquier persona normal ese pequeño defecto no significaría nada, pero para mí, que trabajo en comunicaciones, sí es problemático.

Me pasa constantemente que no recuerdo el nombre de un alguien y termino bautizándolo en mi celular bajo apodos como "Man Moreno alto de la Universidad" o "chica blanca prensa oficina tal"... Por lo que mi celular parece un Sancocho de apodos difíciles de reconocer.

Soy un desastre!!

Así como cuando me saludan por la calle y 'sé que la conozco, sé que la conozco, pero ni idea de dónde' y duro todo el día pensando cómo conocí al personaje, dónde y por qué siento que conoce algún secreto oscuro de mi vida.

Sudo frío cuando en temas laborales me hablan de alguien y me toca preguntas "y ese quién es?" y
Me responden "ay niña!!! El gerente de tal cosa".

He intentado diversos métodos para lograr acordarme y aprenderme rápido los nombres, y nada funciona. Será que a mis 31, ¿Soy un caso perdido?

5 de julio de 2012

Pies descalzos

Me gusta andar descalza. No es raro que en algún momento en la oficina me quite los zapatos!

A veces me estorban... Quisiera andar descalza siempre (claro que el asco por lo sucio de los pisos me gana)

No hay mayor felicidad que llegar a mi casa y botar los zapatos a la mierda y sentir el piso frío en la planta de mis pies.

Por eso amo estar en la playa (extraño la playa) porque puedo caminar descalza y sentir la arena en mis pies.

Para mi, la libertad no tiene zapatos y mis pies descalzos son su máxima expresión!

4 de julio de 2012

Decisiones...

Definitivamente sufrir es una decisión.
O una excusa.

Tanto como ser feliz.
Sonreír.

Tu decides si llorar o reír.
Si hablar o callar

Si bailar o quedarte congelada en una esquina.

El sufrimiento no se da porque sí.
Tu decides, si quieres sentirlo o no.
Tu mismo te sumes en la tristeza y en el autocompadecimiento.

Es similar a que el des-amor no mata, pero estarías dispuesto a morir por alguien.

O a que la perspectiva depende de si ves el vaso medio lleno o medio vacío,

Todo eso son decisiones.
No sufrir está únicamente en las manos de cada uno.

2 de julio de 2012

Busy, Ocupada, en la inmunda


Estoy ocupada, así o peor que en la foto. Por eso el abandono y la falta de cabeza para escribir historias, y con tan pocos sobresaltos en mi vida, que los insumos se están acabando.

Espero pronto estar de vuelta y darles algo que valga la pena leer.

Gracias de todos modos por seguir aquí

Naty - @state_0f_mind