11 de julio de 2012

Odio las historias de corazones rotos

Una de las personas favoritas en mi vida es mi hermanita. Digamos que en muchos aspectos es mi héroe personal. Y, aunque ella a veces lo dude, ante las circunstancias, es una dura.

Pero hoy, alguien le rompió el Corazón. Por cualquier motivo, no importa. Por eso decidí escribirle.

Anoche, me despertó a las 12 de la noche porque estaba muy triste y necesitaba hablar con alguien. Durante una hora se quejó, y yo rebatí sus argumentos. Al final de la historia, las hermanas mayores estamos para regañar, y nunca para 'pobretear'.

En medio de la conversación me dice "Naty, puedes adelantar el tiempo?" Frase que me rompió el corazón. ¿Cómo hacer para que el tiempo pase más rápido y se lleve el dolor causado por la desilusión? No hay fórmula. Pero ese es el deseo que deben tener todas las personas que hoy tienen el corazón roto.

Y quizá las palabras no ayudan a minimizar el dolor, porque cuando el corazón está roto, el sentimiento le gana a la cabeza por un momento, y sentirse morir, parece la mejor salida. Pero cuando uno se da cuenta de que no se murió, se siente poderoso, vivo, más fuerte.

Hoy le quiero decir a mi hermanita (usando palabras de una amiga) "Lo que es de Dios no hay nada que lo detenga. Y si estas cosas pasan es porque vienen cosas maravillosas." Y para eso solo se necesita paciencia.

A mi hermanita, que nunca dude de ella. Que se concentre en sus metas, en quererse y amarse. Que si ha salido de todas, seguro sale de esta y más rápido que nunca.

Te mando un beso y un abrazo




9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Al igual que tu hermana alguien me rompió el corazón hace poco. Y odio eso, porque siempre me he dicho que uno no está para sufrir ni lamentarse, ¿Pero cómo evitar enamorarse, sobre todo cuando al parecer el panorama es "Favorable"? Nadie sabe. Nadie quiere sufrir. La mayoría tampoco quiere estar solo(a), pero después de desahogarse -Que es fundamental- llega un momento en el que te dices: hay que seguir. Continuar. Levantar la cabeza y ser conscientes que mejores cosas y personas vendrán. A veces debemos ser egoístas y pensar en nosotros, y luego mirar alrededor. Eso aprendí y eso quiero. Finalmente todo pasará y en algún momento lo vamos a notar en la libretica de cosas que ya nos importan una mierda.

    ResponderEliminar
  3. El dolor es inevitable, sufrir es opcional

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coherente con este post pasado
      http://www.noescuestiondehormonas.com/2012/07/decisiones.html

      Eliminar
  4. Me encantó y si los hermanos mayores son para eso. Y los papás también. Como hago con estos hijos que siempre nos ponen en estos corre-corres y uno con su sabiduría tira linea, pero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja papi!!! el trabajo de los papás es preocuparse y correr por nosotros
      el trabajo de los hijos, es ponerlos a correr jajajaja

      Eliminar
    2. Quien más ama y es quien más sufre, pero aún así siempre pensé que era mejor sentir intensamente a pesar del dolor porque nuestra piel y nuestro corazón se nutren del sentir. Es bien importante saber sufrir y no volverse víctimas porque hay que saberse entregar al sufrimiento lo mismo que a la felicidad y eso es equilibrio sano y por demás sabio

      Eliminar
  5. Lo malo de las historias de amor es que muchas terminan con un corazon roto, pero despues del dolor y del sufrimiento uno comienza a ver todo lo bueno; claro que a veces no hay nada bueno que rescatar.
    Te sigo hace un tiempo, solo que ahora me anime a escribir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!