27 de noviembre de 2012

Fue IV

Viene de acá

Tocaba volver a comenzar de ceros. Todo el camino recorrido en el trasegar del olvido, se había perdido. Error de estrategia, pero ya tocaba asumir con dignidad la cagada y llorar en las noches cuando la ira y el dolor se hacían más fuertes.

- Lo peor es que me di cuenta de que me mueve todo. Malparido...
- Ay mi Mary... ¿Y qué quieres hacer?
- No sé, ojalá pudiera dejar de sentirme como una imbécil... Eso sería un buen comienzo...
- Bueno eso es una decisión... 
- No pues tan fácil. ¿Por qué culos no me quedé a esperar a ver qué tenía que decirme? ¿Y ahora cómo carajos voy a saber para qué quería verme?
- Eso te pasa por reaccionar como una loca histérica...
- Bueno a regañar a otra.
- Yo no te regaño... solo digo... ¿Y si lo llamas?
- Que va!!
- Mira, llevas 3 semanas así y no levantas cabeza. La incertidumbre te va a matar. 
- Pero él podría llamar... 
- Ay si claro, luego de tremendo show... Hasta yo te tendría miedo.

Lo que le dijo su amiga le quedó sonando toda la noche. Y la mañana siguiente. "Cuando tienes una idea, ráscala, para que se te quite de la cabeza", solía decirle su abuela.

Hola.  Enviar

Apenas espichó el botón, comenzó a sudar a mares. Nerviosa como si tuviera 15. Qué desastre.

Esperó mirando detenidamente el celular durante varios minutos. No pasó nada. Decidió volver al excel a ver si era posible engañar a su cabeza para que dejara de pensar en él.

Dos de la mañana.

Quién eres?

Le pareció muy extraño. O definitivamente no quería saber nada de ella, o solo borró su teléfono y no recordaba el número.

Mary. Ya me olvidaste?

Creo que te equivocas de número.

No eres Armando?

No. Soy Alberto

Revisó la serie de mensajes y en lugar de un 6 puso un 3. Sí seré burra... metí mal el dedo y no verifiqué.

Qué pena, tienes razón. Me equivoqué.

Tranquila, no hay rollo.

Pensó que las cosas pasan por algo y que en definitiva era mejor no haberle escrito a Armando. Le contó en el almuerzo de amigas del viernes, su incidente con el sms errado y Antonia, sin ningún agüero le rapó el teléfono y mandó un mensaje:

Hola. Puedo sonar algo loca, pero tengo demasiada curiosidad. Cuántos años tienes? ¿Eres Soltero?

- Antonia!!! que voy a parecer desesperada en búsqueda de marido!
- Mi vida, lo único que puede pasar es que nunca responda. Y, ¿perdiste algo?
Sin dejar que nadie opinara nada prosiguió Un hombre que le manda mensajes de texto a una desconocida, a las 11:30 de la noche, o es soltero o es gay. Así que tienes que arriesgarte. Además, tu misma lo dijiste... Las cosas pasan por algo.

jajaja! Qué directa! Tengo 37, soltero, recién terminado. y Tu? Asumo que soltera, buscando.

Las 3 amigas no podían parar de reír. Por lo menos el personaje tenía sentido del humor.

- No!! pero entusado....
- Jaaaa quién habla, para un entusado, otra despechada!! Contestaaaaa, gritó Antonia.

32, algo despechada, no buscando... 

No buscando, segura? Entonces a qué debemos tanto interés?

Trato de entender por qué le respondes sms a una desconocida a las 11:30 de la noche un martes.

Por compasión. Quizá era un mensaje para un enamorado, y sería demasiado cruel que el objetivo no respondiera ese mensaje. Eso rompe corazones.

Siempre eres así de considerado?

En general... 

Gran cualidad

Gran defecto.

La dinámica de Alberto y Mary pasó de sms, al Chat, del chat al teléfono... Por horas, en jornadas interminables hablaban, se reían... Ningún tema se salvaba. Las horas de sueño se disminuyeron. Esta 'relación' virtual la llenaba de energía, a pesar de no ponerle cara al personaje.

- Cómo olvidar?
- Cómo olvidar qué?
- A alguien
- Esa es una pregunta demasiado compleja, pero tengo una fórmula: Es fácil. Te acuerdas de la cagada que te hizo la persona. Te das cuenta que tú vales más que eso. No alimentas los recuerdos y sigues con tú vida. Y listo... Hecho.
- Yo creo que se olvida, llenando los espacios con otros recuerdos. Otra cara, otros deseos.
- Ese es el segundo paso. Cuando olvidas, debes rellenar el vació.
- Al?
- Dime?
- Quiero conocerte
- Yo también...





6 comentarios:

  1. Excelente como siempre, pero un tanto confundida! :s
    jejejeje

    Att: M.G. =')

    ResponderEliminar
  2. No me gustan los relatos largos, pero tus historias tienen algo que me atrapan. Quizás es la forma sencilla en la que logras hacer que más de una (me incluyo) se refleje. :)

    ResponderEliminar
  3. Quiero mas...



    Me encanta actualizarme en tu blog... lo malo es que cuando termino quedo con ganas de mas!!!

    ResponderEliminar
  4. es increíble, pero amo verme reflejada... hace un tiempo "alguien" me escribió por error y dirigiéndose a mi por mi apodo, pensó que yo era una periodista de una prestigiosa revista y comenzamos a hablar, ...claro, la curiosidad gana!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!