12 de febrero de 2013

Gracias Adele

Que para ser famoso hay que ser bello y flaco es un presupuesto que, estoy por creer, está por derrumbarse. Hoy el mundo de la música nos está demostrando que la delgadez no tiene que ser pre requisito para la fama y el éxito.

El Domingo viendo los Grammys decidí escribir este post. No soy muy amiga de andar escribiendo de moda y de famosos, pero sí me gustó mucho ver cómo las mujeres 'llenitas' se tomaban el escenario, mostraban todo su talento y se llevaban premios, como un mensaje muy alentador para todas esas chicas (incluso niñas) consumidas y esclavizadas por su peso.

No vine aquí a decirles que es mejor ser flaca que gorda, o viceversa o en sentido contrario. Pero si quiero agradecer a Adele y su voz; a Christina Aguilera y su valentía; a Miranda Lambert y a Kelly Clarkson por su personalidad. Por enseñarnos que el talento importa más que los kilos.

Espero que se conviertan en el modelo a seguir y dejemos de lado el prototipo 'Paris', que está matando -literalmente- a muchas de hambre.























 Fotos tomadas de Diversos medios y encontradas por medio de Google


2 comentarios:

  1. Conclusión se puede tener sus kilitos de más, ser voluptuosa y ser talentosa y feliz a la vez, en eso último si que ellas saben y de paso creo que aplica para hombres. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cierto!
    Me encantan las fotos...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!