6 de marzo de 2013

El Mundo Al Revés

A veces creo que Colombia es un chiste malo bien contado.

Nos pasamos los días repitiéndonos  y dejando que nos digan, que somos el segundo país más biodiverso del mundo, que tenemos los mejores paisajes, las mejores flores, el mejor clima, las mejores playas. Nos llenamos la cabeza de mentiras como que nuestras mujeres son las más hermosas de latinoamérica y que lo mejor que tenemos es nuestra gente. Nos llenamos de pajazos mentales, cuando la realidad es que fracasamos como sociedad.

Fracasamos porque en éste país todo funciona al revés.
Fracasamos porque en este país tener plata es lo que vale: a más traqueto, más viejas y más poder.
Fracasamos porque la justicia funciona para los que tienen, no para la madre abusada por su marido, que a su vez violaba a sus hijos.
Fracasamos porque en este país el miedo manda. Miedo a que nos roben, miedo a que nos violen, miedo a que nos maten. El miedo nos domina y no podemos hacer nada al respecto, porque al final el que 'da papaya', es el que tiene la culpa. Las víctimas en Colombia tienen la culpa de su propia desgracia.
Fracasamos porque aquí, si piensas diferente, alguien sale y te insulta.

Colombia está podrida por dentro: Se justifica que los adolescentes violen a sus compañeritas de curso, porque 'ella se lo buscó'; se justifica que se asesine al vecino, porque él era guerrillero; se justifica al ladrón, porque seguro tenía hambre.

Me disculparán los que leen este espacio generalmente lleno de amor. Pero hoy amanecí cansada. Cansada de trabajar por un país que lo peor que tiene es su gente; por un país que cree que la vida se compra y que cree que los niños no son más que un estorbo.

¿Será que este país tan biodiverso, con paisajes tan hermosos, con mujeres tan bellas, está condenado al fracaso como sociedad? ¿Será que esto fue lo que nos tocó y no hay nada que hacer?

Quisiera creer que hay motivos para recuperar la esperanza, pero por más que lo pienso, no la veo por ninguna parte.



8 comentarios:

  1. Colombia en sí misma solo existe por las fronteras que delimitan los humanos. El mundo es hermoso, pero el hombre es la peor de las pestes.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo por completo , estamos llenos de tráfugas , culto al más vivo, acá roban y no pasa nada , elegimos los peores gobernantes , pagamos los impuestos más altos , estamos rodeados de corrupción y la triste realidad es que los buenos no siempre somos más .

    ResponderEliminar
  3. Te regalo un motivo para recuperar la esperanza, la gente como TÚ, que todos los días se levanta a trabajar con la esperanza de un mejor país... ATT Mareadita

    ResponderEliminar
  4. Esta es la patria del atracador (con muy diversos matices, pero todos dentro de esa gama), el tramposo y el mañoso siempre ganan, quienes nos empeñamos en seguir los caminos legales quedamos en un limbo y pese a las ganas de largarnos de este antro en el que no tenemos plena pertenencia, la triquiñuela institucional se empeña en tenernos cautivos. Lástima que tan bella geografía, tal diversidad biológica y tantas riquezas estén por desaparecer en manos del más «avispado», que traducido al «idioma colombiano» es el más tramposo, el más agresivo, el más hampón, el más intrigante. Acá no se aprecia la inteligencia (que no es sinónimo de las recomendaciones) y siempre queda el más ignorante y el más bruto en posibilidad de abusar del poder; hay mucho más por decir de esta unidad administrativa pero no me extenderé por ahora.

    ResponderEliminar
  5. no dejes de escribir diferente, de tener un corazón que reclama por cosas justas y que sueña con un mundo mejor... si te cansas, toma un respirito, apóyate de una mano amiga y ... sigamos!

    ResponderEliminar
  6. Buen artículo. Sin embargo, creo que lo que dices no es nada nuevo, creo que todos lo sabemos de una u otra forma. Al mismo tiempo todos pensamos que la culpa es de los demás, de la "sociedad"...
    alguna vez hemos pensado: qué papel juego yo en todo esto?
    Pues resulta que todos esto sucede por la indiferencia social, que solo crea una ausencia de construcción cívica y cultural... que a uno lo atraquen en la calle en plena luz del día y que nadie alrededor diga nada. El soborno o hasta colarse en una fila por ejemplo. La corrupción es solo una repetición de dinámicas sociales a gran escala, en otras palabras, a cada pueblo el gobierno que se merece.

    La construcción de una sociedad más justa, pero sobretodo más lógica no empieza desde las institutciones, por qué siempre decimos "es que los gobernantes", "es que los corruptos"... muchos de estos problemas se solucionarīan si las dinámicas sociales se transformaran y eso solo depende de nosotros, cada uno en su casa.. asi suene a cliché.. y cómo hacemos entonces??

    Educando a los niños a valorar las cosas, a respetar al otro, a conocer su historia, a querer a su país, a conciliar y sobretodo a no competir... que lo material llega por la educación y no por el camino fácil... reciclando, educando, respetando, leyendo, conociendo y queriendo sus orígenes... dejando de ver toda la porquería que la televisión nos vende. Visitando nuestro país y dejando de pensar que es mejor ir a Miami que al Chocó.
    Porque en Colombia todo lo extranjero nos parece mejor, y a veces se necesita estar lejos para darse cuenta lo que es nuestro potencial.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo. No es por ser pesimista pero esto no tiene solucion.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!