23 de abril de 2013

Especial Libros: José Saramago


En el pabellón de Portugal de la FILB de este año, encuentran
este afiche en honor a Saramago



Yo sigo esculcando mi biblioteca y recordando aquellos momentos en los que me enamoré de ciertos autores. José Saramago es, creo, mi principal amor literario. Y como los amores vienen con altibajos, este no es la excepción: hay cosas que no me gustan, pero hay otras que me fascinaron al extremo.




Dos ensayos: sobre la ceguera y sobre la lucidez.









Lo primero que leí fue "Ensayo sobre la Ceguera". Claro. Fue el libro por el que le otorgaron el Nobel. Recuerdo que  que se lo regalaron a mi papá para su cumpleaños en noviembre de 1998. Yo me estaba graduando del Colegio, es decir, no tendría más de 17 años, no me había venido a vivir en Bogotá y vivía en la casa de mis padres.

La sensación cuando terminé de leer el libro fue: "si esto realmente sucediera, sería así tal cual. Así de inmunda es la esencia humana".

Luego intenté, ya en la Javeriana con un libro prestado de la Biblioteca: 'El Cuaderno'. No me enganchó. Lo dejé de lado a las pocas páginas.





Años más tarde, mi novio de la época me regaló La Caverna: Fascinante, luego me compré (bueno mi papá me llevó a la librería y me lo regaló -Aun la independencia económica no era una realidad en mi vida): 'Ensayo sobre la lucidez', que parecía estar inspirado en un país como Colombia.

Más tarde llegó mi favorito: Las intermitencias de la muerte (siento tentada a contarles lo que pienso del libro, pero arruinaría el final). Solo me queda por decir que LO AMÉ. Lo leí durante unas vacaciones en Barranquilla. Me lo regalaron (esa edición debe estar donde mis papás) y luego regalé uno a mi actual novio, que es el que ven en la foto.

Claraboya, La Caverna y las Intermitencias de la Muerte


En una Feria del Libro de hace unos años compré El Elefante. Lo comencé y me aburrió. Luego mi hermano comenzó a leerlo y ¿adivinen? Hasta ahí supe del libro... Y en diciembre mi mami me dio 'Claraboya'. Aun no lo leo, así que no puedo decirles qué tal: Pero ahí está posando hermoso para la foto.

No sé si han leído a José Saramago. En caso negativo, deberían, se están perdiendo de unos relatos fabulosos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasar y dejar una huella!