7 de abril de 2013

III


- Te digo que tu novio es una porquería. Llevo meses diciéndotelo y tu no haces caso.
- Pero Nicky. ¿Cómo quieres que te crea? Estoy lejos y él jura que me ama.
- Te voy a mandar una cosa. Pero por favor no mueras mientras tanto. Y espero que me perdones.
-No entiendo.
- Ya verás

Nicolás era uno de esos gays, orgullosos de serlo. No compartía ningún tipo de infidelidad. Pensaba incluso, que ver porno sin su pareja era una falta grave. Sus amigos le decían que era el único marica godo en Colombia. Leal hasta el final. Incapaz de comprender una traición, haría lo que fuera por sus amigos.

Eran unos 20 minutos de grabación. La mayoría de ellos eran de una rumba, en una casa que ella no conocía, en la que había gente, de los que solo reconocía a Nico y a su Novio. Todo iba normal, como cualquier fiesta, hasta que comenzó a ver cómo todos se retiraban y la fiesta de muchos, quedó convertida en una fiesta de dos. Ver los besos y caricias entre su novio y la nena a la que todos llamaban Nat, le provocó lágrimas y un dolor en el centro del pecho, como si le estuvieran arrancando el corazón.

Reinició la llamada por skype con Nicolás.

- ¿Me puedes explicar qué es esto? No puedo creer que grabaras a mi novio, comiéndose a cualquier perra por ahí y me lo mandes, así no más, como si fuera el último corto de Disney. 
- Mi Caro. Yo te adoro. Y lo sabes. Somos amigos desde el colegio. Y ese desgraciado nunca, nunca me cayó bien. Por eso nos alejamos. Por eso nunca lo quise conocer. Sencillamente porque sé lo que es. Es un aniquilador de mujeres. Y a ti te usa. Te usa porque le sirve para guardar su imagen ante su familia, o sus jefes. Tu vales más que eso. Tu vales más que él. No entiendo por qué, viviendo tan lejos. Sigues pegada a una esperanza de vida que no existe. Que no va a existir. Que te va a llenar de desgracias. Sigue adelante. Hazte una vida allá. Sé Feliz. 

Sabía que el anónimo amenazante tenía que tener un motivo. Porque, de lo contrario, no hubieran editado el video de tal forma que pareciera que él fuera la atracción central de la fiesta.
Las cosas no son cómo se ven. Me quieren joder.

Comenzó a hacer un poco de inteligencia social, para saber quiénes eran los que lo estaban amenazando. El desespero y la rabia lo iban consumiendo, en la medida que iba encontrando pistas. Este hijodeputa! Decía cada vez que daba un click.

En medio de su desespero, se dio cuenta de que llevaba un par de días sin saber de Caro. No había tenido cabeza tan siquiera de pensar en ella. Intentó llamarla, sin obtener respuesta. 

Mi amor. Te he estado llamando, pero no apareces. Debes estar muy ocupada estudiando. Recuerda que te amo y llámame apenas puedas. millones de besos. Te extraño, Charlie.

No quiero volver a saber de ti. Eres lo peor que me ha podido suceder en la vida. No entiendo cómo pudiste mentirme todo este tiempo. Y yo creyendo. Creyendo. Soy una imbécil. Te odio. 

Entendió que Nicolás, amigo del colegio de Carolina, a quién nunca conoció (y que era el mismo aquella noche en el bar) había actuado en su contra y había mostrado a Carolina todo lo relacionado a la fiesta.

Se llenó de ira. 
Caminó un par de veces alrededor de su sala. Quería gritar. Salir corriendo. Le escribió un último mensaje a Carolina, esta vez al mail.

A medida que recordaba todos los hechos, se llenaba más y más de odio. Me las van a pagar... malparidos. Se repetía.

Salió de su casa preso de la desesperación y de la rabia. Eran las nueve de la noche. Sabía que encontraría a todos los que le habían arruinado sus días en un pub de la 82. Llegó a los pocos minutos y se paró en frente de lugar esperando a que Nicolás y Natalie aparecieran. Observó con cuidado. Se sentaron junto con otras tres personas en la terraza, esquina norte. 

Se acercó a la entrada. Me están esperando, dijo al bouncer del bar. Caminó lentamente hacia el grupo de amigos que discutía sobre algo de la realidad nacional. 

Al levantar la mirada, Natalie palideció. Charlie... ¿Qué haces aquí? 

- Tu, se supone que estás muerta, le gritó.

La gente que alrededor, los miraba y murmuraba.

- Déjanos explicarte.... 
- Explicarme qué??? Explicarme qué?? El tormento al que me han sometido?

Nicolás se levantó de la silla. 

- Venga hermano. Cálmese. Le dijo poniéndole un brazo en el hombro.

- Hermano, su puta madre, Malparido. Gritó empujándolo a un lado. 

El guardia del bar se iba acercando para calmar los ánimos, cuando Charlie sacó de su chaqueta un arma.

- Me las van a pagar todos malparidos.

Disparó en contra del grupo de amigos, reservando la última bala para sí mismo. 


Masacre en Bar al Norte de Bogotá
Testigos indicaron a este medio que se trataría de una venganza. El perpetrador, se suicidó luego de los hechos.

Fue el titular que comenzó a inundar las redes sociales, los medios, el internet.

Entre tanto, en Austria. Carolina leía el siguiente mail:

Mi hermosa Caro

Siento mucho haberte hecho sufrir, pero siento más no haber podido ser la persona que tu te merecías. Te mentí, es cierto. Mentí sobre quién soy y sobre cómo soy. Me inventé un personaje digno de ti. Pero en lo único que no mentí fue en que te amo y que eres lo mejor que hay en mi vida. 

Intenté cambiar contigo, por ti. Pero ese lado oscuro. Ese otro yo que es todo lo que seguro viste en ese video que tu amigo Nicolás hizo, me ganó. No pude contenerlo.

Espero que me perdones. Pero, sobre todo, espero que logres ser feliz, lejos de mi, rodeada de personas que te merecen y te amen.

Con todo mi corazón. Por siempre. Charlie.

Al terminar la carta, misteriosamente, se sintió tranquila. Como si le hubieran quitado un peso de encima. Como si ahora sí, pudiera seguir adelante. Tomó su celular 

Hola. Quería saber si aun sigue en pie la invitación. C

Respiró profundo y sonrió. Entendió que había dado el primer paso del resto de su vida.

-FIN-







4 comentarios:

  1. La venganza de un marica enamorado del novio de su mejor amiga. Una novia, al igual que Charlie, humana.
    Felicitaciones por la historia.
    Pd/Pienso que la trama tenía para un par de entradas más ;).

    ResponderEliminar
  2. Oh!!!! eres la mejor!!!
    logras dar esos vuelcos a la historia y hacer que mi corazón se paralice, pase de querer llorar de emoción, de sentirme engañada también y por solidaridad con Caro odiar a su novio, y luego un PAS! quedo simplemente boquiabierta jeje

    El hecho es que somos humanos, nunca perfectos, pero tenemos que intentar jugar limpio...

    ResponderEliminar
  3. ayyy me encanta pero me quedo faltando... seria mas chevere una parte 4

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!