7 de junio de 2013

Miedos V

Viene de acá

A Jimena, Marco la conoció en un bar hacía varios meses. Con los años se había convertido en un experto en cacería nocturna. Sabía cómo atrapar viejas, y cómo despacharlas antes de la tercera cita, haciéndolas sentir como unas Diosas, no fuera que emprendieran una venganza en su contra. Y a él le encantaba.

Pero a Jimena no la había despachado antes de la tercera cita, sencillamente porque no tenían. Se encontraban entre frecuente y esporádicamente, por decisión  mutua, sin reclamos y sin compromisos. Ella era como él. No pedía nada a cambio. Estaba contenta con la situación, con no hacer preguntas. O por lo menos eso le hizo creer. Pero ahora, que veía su rostro perfecto y todo su ser en frente de Andrea, diciendo que es 'la novia de Marco', entendió que al final de cuentas Jimena es una mujer, y todas las mujeres (y lamentó haberse olvidado de este detalle) siempre están buscando algo serio. Solo que esta jugaba diferente, y había logrado mantenerse a su lado por un promedio más largo de tiempo. Pero al fin y al cabo, una mujer siempre busca marcar su territorio y esta escena era prueba de ella.

Tampoco podía creer que Andrea tuviera tanta cabeza fría. Sintió hasta temor de una mujer tan calculadora, pero también le fascinó saber que si se controlaba de esa manera, seguramente se iba a evitar un par de escándalos en el futuro.... ¡Perdón!? Estaba pensando en un F U T U R O con Andrea. Se sacudió esos pensamientos.

Ahora, ¿Por qué cuando pensó que se había salvado del drama del mensaje de texto, la vida le ponía en frente tremendo novelón? !Maldita Sea!, pénsó.

Antes de que Marco pudiera tan siquiera decir una palabra. Jimena se volteó y le dijo:

- ¿Eso es cierto?
- ¿Qué de todo?
- ¿Que ella es tu ex esposa?
- Si. ¿Y?

Estaba tratando de organizar la cabeza para evitarse un escándalo. Si había algo en la vida que le generara angustia era verse en medio de una pelea a gritos en un lugar público, y en los ojos de Jimena veía ira, odio... Iba a explotar en cualquier momento.

Miró a Andrea con cara de 'sálvame de ésta', a lo que ella respondió. Les voy a hacer la vida un poco más fácil. Jime -¿te puedo decir, así?-, siéntate y yo me voy a la barra por otro de estos. Señaló el vaso vacío sobre la mesa. Se levantó y caminó hacia el fondo del restaurante. Se estaba divirtiendo. Le gustaba esa nueva ella, con todo bajo control.

- ¿Tienes una exesposa? ¿Y me cancelaste porque estabas con ella?
- Vamos por partes Jimena. Creo que el que tiene que hacer las preguntas soy yo.
- Pero es que yo tengo derecho a saber.
- ¿Derecho? Derechos los que están en la Constitución. A ver y recapitulamos la última conversación que tuvimos, que mejor parecía tu último discurso entre mis cobijas: 'Mira Marco, yo sé que llevamos varios meses viéndonos. Y quiero que las cosas sigan como van. A mi la verdad no me interesa nada más. Estoy súper cómoda sin tener que responder preguntas, o dar explicaciones de lo que hago o dejo de hacer...", ¿Sigo?
- Pero...
- Pero ¿qué? Nuestra relación no amorosa, ni sentimental, no mediada por los rótulos ni los compromisos, se basaba en no preguntar. Entonces, si no preguntábamos, lo normal es no saber nada del pasado del otro... Por eso funcionaba.
- ¿Funcionaba¡? 
- Mira Jimena. De verdad me gustas. Eres demasiado espectacular. Pero yo no salgo con mercaderistas. Y eso eres tu. Te conviertes en lo que la otra persona quiere, para que te acepte. Eso hiciste. Te convertiste en la versión femenina de mi... y así me tuviste contigo un buen rato. Pero yo así no juego. Zafo.
- Pero... ¡Yo te amo!
- Jimena. Eso no es amor. El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece. Y tu aquí solo has ofrecido mentiras. Te suena conocido.

Andrea se sentó en la barra del bar y ordenó otro trago. Intentaba darle la espalda a la pareja, pero su curiosidad no la quería dejar. Tenía curiosidad pero miedo al mismo tiempo. ¿Y si la cosa salía mal para ella? La loca neurótica que lleva adentro intentó dominarla a punta de preguntas y sembrando dudas. Entonces, entre trago y trago se repetía. Todo va a estar bien. Lo que ha de ser será. lo repitió tanto, que comenzó a sentirse estúpida.

Marco sabía que tenía fácil la salida. Podía quitarse a tremenda loca de encima. Pero... una parte de él sabía que ella no merecía ser lastimada. Se fue doblegando al tiempo que en los ojos de Jimena comenzaron a avistarse unas lágrimas. Fue en ese momento que comprendió que la mujer frágil había desplazado a la femme fatale de los últimos meses.

- Yo no quería hacerte daño. Nunca te dije mentiras. Solo que después de tanto tiempo... Creí que podíamos...
- Mira Jime, dijo y puso sus manos entre las de él. Andrea no es mi ex esposa. Ella solo estaba jugando contigo. Jimena, en lugar de alegrarse con la noticia, vio venir noticias más desconsoladoras para ella y arrancó a llorar son contemplación.
- Ella es la mujer que si tiene algún tipo de chance contigo, ¿cierto? Dijo inundada en lágrimas.
- Así es.

Jimena se aferró a las manos de marco, y se acercó a su cara por encima de la mesa. Cuídate, sé muy feliz. Le dio un besito en la mejilla, agarró su cartera y caminó hasta la barra. Marco quiso atajarla, pero confió en la Jimena de antes y detuvo su impulso. Andrea no la vio venir, estaba demasiado entretenida dominando sus pensamientos. Jimena se paró en frente de Andrea y mirándola derecho a los ojos y luego de tomar un poco de aire para evitar llorar de nuevo -porque uno puede llorar delante de un man, pero nunca en frente de la competencia- le dijo...

6 comentarios:

  1. NATALIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!
    A mi no me dejes con puntos suspensivos!!
    Le dijo algo? La insultó? Le azotó la cabeza contra la barra del bar? Dioooooooooooosssssss!

    ResponderEliminar
  2. Una situación bien dura y por ahora bien manejada por cada una de las partes.
    Dos mujeres por un amor.. durooooo.

    ResponderEliminar
  3. Es un crimen dejar esta historia en puntos suspensivos!!!!

    ResponderEliminar
  4. que le dijo????? ahhhhh quede mirando pal techo... noooo como me dejas asi

    ResponderEliminar
  5. ay,.... menos mal ya paso a la siguiente parte :D que aun no sé si tiene final :O

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!