29 de julio de 2013

¿Qué es el amor? Por Rodolfo Llinás

Me robo este fragmento de una entrevista a Rodolfo Llinás publicada aquí. Me pareció bastante genial.



En definitiva, ¿qué es el amor?
Es un estado funcional, como una golosina, y los enamorados son golosos ("que me ame, que me ame"). Eso hace que se sienta rico y que se activen los sistemas de gratificación. Por eso gusta. Claro, eso es indistinto de lo que se ame o a quién se ame. Amar la plata o a alguien del mismo sexo es, funcionalmente, la misma vaina. Eso sí, nunca es demasiado, nadie se muere por exceso de amor. No es como la epilepsia.

¿Y el odio y la envidia?
Son estados funcionales automáticos de los núcleos de la base del cerebro.Como todos los pecados capitales, no son negociables: el señor se enamoró y, como el que se va de rabo, no hay nada que hacer.Ahora, como todos los patrones de acción fijos, se pueden modular con otros. Por ejemplo, en el caso de la señora que ama a su marido y luego lo odia por infiel, hay un cambio de patrón de acción fijo, que era el amor, por otro, que es el odio... ¡Simple!

¿Y el amor a primera vista?
Funciona como en el cerebro de los pájaros: el patrón de acción fijo estaba activado, disponible y listo cuando apareció la persona que le gustó, y listo.

¿Y el amor eterno?
Ese es de inteligentes que estructuran y modulan los patrones de acción fijos sobre la base de ver al otro como la mano de uno. Cuidarla es mi responsabilidad y viceversa. Saber que no habrá puñalada trapera es la norma. ¡Nunca, primero me matan tres veces! Esa es la clave neuronal del amor eterno, la que mantiene el estado funcional activo y bloquea cualquier cosa que le sea contraria. Es una calidad de estado mental. Si se entiende no hay otra posibilidad que amar al otro; en cambio, querer acostarse con otro y pasarla rico no es amor. Amor es compromiso y cerebralmente está en el cerebro truhán. Uno no se enamora de una mujer porque tiene unas tetas buenísimas, uno se enamora de su cerebro, porque con él se interactúa y se avanza, con las tetas no.Amar es cerebralmente un baile y hay que bailar con el que pueda danzar con el cerebro de uno. Amar es bailar, no hacer gimnasia. Encontrar eso es muy difícil; hallarlo es un tesoro.


No sé ustedes pero LO AMÉ!!!!

1 comentario:

  1. Del TAO:
    ¿Que es el amor?
    - La ausencia total de miedo -, dijo el maestro.
    - ¿Y qué es a lo que tenemos miedo?
    - Al amor -, respondió el maestro.
    ---------------------------------------------------------------------------------------------
    Aunque todos conocemos la palabra y la decimos con grandes
    ínfulas, también es ese gran desconocido.
    Queremos ser amados, estar completos, queremos dar y recibirlo
    al modo que pensamos, para cumplir con nuestro ego.
    Es entonces que encontramos el desamor,sí ese personaje
    que nos muestra la soledad, la cual, es esparcida hacia
    el mundo, hacia los demás.
    Es ahí, es ese vacío donde nos vemos en los espejos
    y sabemos que no es fácil amarse así mismo, menos que otra
    persona lo haga y llega el deseo, de volver y de extrañar
    a quién nos amó por unos instantes, eternos.

    Es el desamor, las causas de nuestro dolor, es el ego, el nos
    causa esos apegos. queremos ser sus dueños o tener

    Después de muchas lunas, la soledad sigue,a la espera del bastón de la luz, el cual, es capaz de llevarnos al mismo corazón de nuestro sufrimiento, encarándonos, para permitirnos superar y encontrar la verdadera plenitud de aquel vacío.

    La tristeza y desamor, sólo lo sentimos en el momento que ya
    el otro no está, ese anhelo por amarla(lo), por amarse, a sabiendas
    que aquel sentimiento puede ser tan eterno como las huellas
    dejadas sobre la arena de un río, o tan temporal como las dejadas sobre las piedras. Porque nunca nos permitimos abrirnos a su
    presencia, quedándonos lejos del presente.

    Y al final, después de todo, entendemos que el amor,
    es aquel que nos cuida, nos dá energías y nos hace uno con el resto. Y eso sólo pasa en el presente, viéndonos tal cual,
    abriendo el corazón, aprendiendo a amarnos, a amar.
    Es aquel silencio, llenándonos de confianza , en dónde todo
    pasa, es en dónde encontramos la plenitud.



    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!