8 de mayo de 2014

Y si....

Siempre se preguntó qué seria de ella sin él. Era como si su mundo, su todo, estuviera ligado q él por algo tan fuerte que no lograba controlar. Era imposible zafarse de esa duda que se instaló en su cabeza para quedarse.

Los minutos y las horas sin él, eran una eternidad. desde que lo conoció, no lograba concentrarse. La ansiedad se la estaba comiendo viva.

"Eso no es amor", decía todo el mundo a sus espaldas. Pero ese era el único que ella conocía, entonces ¿cómo saber si eso era cierto o no?

Él por su parte, trataba de calmarla. Le explicaba que ella tenía que vivir con él, no por él. Pero todo era en vano. No lograba hacerla entender.

Pasaron varios años, y la pregunta solo se disipó el día que él ya no estuvo más. Y hoy se sigue recriminando el no haber tenido una vida sin él. A la mitad de su vida, se quedó sola.

Su padre había muerto, y ella no sabía como comenzar de nuevo.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Corto pero sustancioso y con el estilo propio que te caracteriza . Muy bueno me gustó

      Eliminar
  2. sacar afuera esos miedos que nos corrompen el alma

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!