3 de junio de 2014

Público y Personal - seis

cinco < ----

Hola S

Claramente no soy feminista, de lo contrario hubiera intentado aleccionarte desde el primer instante. No, mi escritora favorita no es Simone, sino que me llamo Sofía. Sí, ya sé te dije que Adriana, pero es un instinto autoprotector que no me permite decir mi nombre a la primera. Pero Adriana, si es por ‘Memorias de Adriano’, mi libro favorito a mis 18, cuando comencé salir en forma. Siempre era lo primero que me venía a la mente cuando alguien me preguntaba el nombre en las fiestas.

Aun no estoy lista para llamarte, ni para que me llames, pero si quieres seguir jugando bajo mis reglas, puedes contarme todo sobre ti en el siguiente correo.

Un abrazo

S.A.

Se emocionó a sobremanera con el correo. No pensó que tendría una respuesta tan positiva. Tenía que pensar cómo generar confianza. Es más, tenía que inventarse una vida. No podía cometer ningún error.

Sofi. Tengo miedo.
¿Qué pasó Mariana?
No puedo dormir, no puedo comer…
¿Tienes otro ataque de angustia?
Siento que alguien me sigue todo el tiempo. Incluso hasta el baño.
Mari, creo que tienes que calmarte. Todo este tema de las chuzadas te ha afectado. Deberías de dejar de ir a esas marchas y dejar de ver televisión por un tiempo. Escucha música clásica, eso te ayuda.
¿Puedo ir a tu casa?
Claro


El Presidente sabía que necesitaba actuar. Pero era demasiado para él en este momento. Aun no lograba su objetivo. Contrario a lo que pensó en un comienzo, que los medios dejarían pasar todo este escándalo como sucedía siempre, el drama se extendía cada día más. Este ya no era un tema de cinco minutos. Habían pasado 35 días y no había otro asunto. Decidió dar la cara. Sus asesores pudieron respirar tranquilos de nuevo. Sintieron que su trabajo no era en vano. Todo tomaba nuevamente sentido para ellos.


2 comentarios:

  1. ¡será que el cazador resultara cazado? Importante saber qué tanto nos llena el amor a lo desconocido y la curiosidad por jugar a lo que nos esabe.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!