6 de agosto de 2014

Público y Personal - 21

Capítulos 19 y 20 < ----

Reporte 534

Afrodita 08 sigue sin comunicarse a través de algún medio digital que conozcamos. El seguimiento persona a persona indica que se cortó el pelo y lo cambió de color. Eso es consistente con la paranoia inicial que presentó cuando se reveló la existencia de los seguimientos a las comunicaciones. Al parecer solo asiste a la clases de piano todas las noches.

Sofía comenzó a sentir que alguien la vigilaba. Pensó en Mariana. Hizo cuentas y era lunes. Llevaba una semana o más destrozada, llorando, tratando de entender por qué Santiago había desaparecido. Era como si lo hubieran borrado de la faz de la tierra. ¿Y si no había desaparecido por voluntad propia? Quizás había sacado conclusiones apresuradas. Quería entenderlo todo y dejar de sentirse triste.

No volvió a sonreír. Le costaba hasta moverse. Tener el corazón roto es el peor estado del ser humano, porque nada que la razón pueda decir, cobra sentido.

Señor Presidente, las medidas adoptadas en el pasado Consejo de Ministros han tenido un gran éxito. La economía da muestras de recuperación, ya no hay desórdenes. Pero necesitamos de usted.
Si ya lo resolvieron, ¿para qué me necesitan?
No puede seguir aquí encerrado, la Nación lo necesita.
Te tiene a ti.
Gabriel. Deja de actuar como un niño.
No estoy ni siquiera actuando.

Boris había entrado en el desespero absoluto. Gabriel no era ni la mitad del hombre que había visto crecer políticamente. Se sentía frustrado. Impotente.

Primero
Muchas veces creemos que tenemos nuestra propia historia de amor.
Que habrá un gran ‘y fueron felices para siempre’.
Pero no.
Eso solo existe en las películas y en los cuentos.
Tremenda farsa que nos han vendido.

Reporte 206B

Venus 69 volvió a acceder a sus cuentas de correo y redes sociales. Ahora tiene un blog. Se llama http://www.corazonesrotos.com , y solo contiene reflexiones sobre el amor y el desamor. Al parecer tiene que ver con un rompimiento amoroso. Sigue asistiendo a las clases de Ballet y a la Universidad. Nada fuera de lo normal en los usos digitales.

El martes era el día de Mariana. Así lo había bautizado en su cabeza. Pero ese martes fue diferente. No hubo paquete, no hubo domicilio inesperado. Nada. Pensó que ante los últimos rumores era mejor darle unas horas más antes de abrir el primer paquete. Ya no recordaba cuantas semanas habían pasado desde que lo recibió. Cayó en cuenta de que nunca había pensado cómo actuar, de pasar algo como esto.


3 comentarios:

  1. Poooooor fiiiiin. Todos los días pasaba a ver qué nos habías dejado hasta que hoy me encuentro con que esta entrega es genial

    ResponderEliminar
  2. genial!! lo peor, sí, puede ser, tener el corazón roto....

    ResponderEliminar
  3. De los corazones rotos.....

    «corazones rojos, corazones rojos,
    corazones fuertes,
    espaldas débiles de mujer..
    ciudadana de segunda clase
    ¡¡¡¡hey mujeres!!!!
    »

    http://www.youtube.com/watch?v=zNEqNxwQGDo

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!