25 de agosto de 2014

Público y Personal - 24

Lea aquí cómo todo esto empieza
Capítulo 23 < -----

La oposición al Gobierno continuaba creciendo. Las intensiones de tumbar al Presidente seguían más vivas que nunca. Si bien los aliados de la causa seguían multiplicándose, el filtro de internet, y el silenciador puesto sobre los medios era una barrera demasiado difícil para sortear.

Hemos recolectado suficiente información como para tumbar al Presidente. Tenemos los testigos, las fotos, las copias de los reportes, dijo el hombre de corbata roja.
Pero no podemos hacer nada para divulgarlo. Todos los medios nos han cerrado las puertas, agregó el hombre de camisa blanca con rayas azules.
Por eso los necesitamos a ustedes, volvió a intervenir el primero.
¿Y por qué nosotros?, preguntó Mariana.
Porque a los artistas se les cree. Es necesario internacionalizar la situación y despolitizar el asunto, dijo el de rayas.
De todos modos, creo que toca igualmente tomar medidas algo radicales.
En eso estamos.

La oposición sabía que tenía que ser inteligente. Cuando el Gobierno decidis de eso, ambos tienen stan tu vida, Simona. Ambos sienten un gran amor por ti.
golpes.
ara aca. Nada es nada.apagada como paraó poner orden en el país y se anunciaron todas las medidas económicas, se impuso el filtro de internet, y nadie habló de las capturas de los más de 450 líderes sociales que se encontraban luchando por el respeto de las libertades individuales. El Gobierno era poderoso, tenía dinero y no tenía moral.

Si bien tenían resuelto todo el lío de las interceptaciones ilegales, aun faltaba un asunto por solucionar: Lo qué pasaba con el Presidente.

Todos lo tenían en un buen concepto. Era un hombre honrado, centrado e inteligente. Pero de un tiempo para acá, fue como si lo hubieran cambiado. Investigando los hechos recientes, no había nada que los llevara a encontrar las causas de la debacle.

Sargento Aldana, ¿Conoce a usted a Sofía Acevedo?
Si señor.
¿Y qué relación tenía con ella?
¿Éramos novios?

No había terminado de dar la respuesta, cuando tres soldados de bajo rango le cayeron a golpes.
Si sigue con ese caprichito, nunca vamos a salir esta Sargento. No puedo seguir perdiendo todos los días el tiempo con usted. Imbécil.

No sentía los golpes. El dolor por no poder estar cerca de Sofía lo lastimaba tan fuerte, que todo estímulo externo se anulaba.

No puede ser que alguien decida morirse por amor. Eso es ser demasiado bruto.

Estas palabras le dieron la llave a la puerta de salida. Comprendió que no podía echarse a la muerte. Que debía luchar para salir del hoyo negro en el que se encontraba para salir y reencontrarse con Sofía. Tenía que crear un plan y rápido, a pesar de sus pocas fuerzas.

Reporte 545

Afrodita 08 ha cambiado de lugar de reuniones nocturnas. Ahora sale de la clase de piano a un bar cerca de su apartamento. Cero comunicaciones digitales o telefónicas. Cada vez es más cuidadosa con sus movimientos.


Mariana sabía que la seguían. Desde el primer momento. Cualquier descuido podría llevarla a la prisión, con lo que se comprometería la causa. Faltaban solo un par de semanas para ejecutar la siguiente fase del plan.



1 comentario:

  1. Y cuanto faltará para ejecutar la siguiente entrega?

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!