11 de diciembre de 2014

Público y Personal - 42

Si eres nuevo en este espacio. Esta es una historia por partes. Comienza Acá
Capítulo anterior

Las instrucciones que había recibido David Martínez eran sencillas, contar todo lo que sabía sobre las operaciones en la colmena, asegurar que el Presidente conocía todo y mostrarse cansado e indignado frente a este tipo de acciones del Gobierno. Nosotros nos encargamos del resto.


Mariana no salía del asombro. La entrevista había salido demasiado bien. El entrenamiento que le dieron a David en manejo de medios y entrevistas había pagado cada minuto invertido. El tema era noticia mundial y todo el mundo estaba reaccionando. Era impresionante cómo la solidaridad mundial se movía por un tema como la privacidad, y no por las grandes masacres de las últimas guerras. De pronto, Mariana sintió que quizás se había equivocado de pelea.


Sintió cansancio. Decidió dormir después de cuatro días de insomnio.


Señores Ministros, Generales y Asesores… ¿Cómo vamos a solucionar este desastre? Ya el argumento anterior no nos sirve.
Podemos justificar las acciones como un control porque teníamos informaciones de un posible ataque de ‘los enemigos’, dijo una joven del grupo de redacción de discursos.
Desarrolle la idea, por favor.
Pues, Señor, la gente se solidariza con el Gobierno, cuando sus acciones son para protegerlos, ¿cierto?
Cierto…
Entonces, si tenemos una gran amenaza –y para eso toca armar un buen caso-, seguro la gran mayoría se va a poner de nuestro lado.
Creo que es la hora de desempolvar la idea de la guerra, afirmó el Ministro de la Defensa, recordando el plan de Boris, que se había dejado enfriar, de acuerdo al transcurso de los acontecimientos nacionales.
Pero también necesitamos un plan para no ir a guerra de verdad, insistió el Ministro de la Política.
Señora Canciller, ya sabe cómo proseguir.


Los agentes abandonaron la colmena inmediatamente después de las últimas instrucciones. Se mezclaron entre la gente que se atiborraba en las calles y plazas reclamando respuestas del gobierno. Entre tanto, de los computadores iban desapareciendo archivos, datos, nombres. Un horno recibía lo que debía quemarse.
El mayor truco de desaparecer se estaba llevando a cabo en el edificio de la Empresa de Teléfonos y Comunicaciones Digitales Nacionales.


Se montaron campamentos. Se dibujaron grafitis en cada uno de los muros de la ciudad. La música, las artes, la voz, el cuerpo. Todo se convirtió en un elemento de protesta. En cada ciudad capital estudiantes, amas de casa, desempleados, ancianos, emprendedores, extranjeros, activistas. Todos se congregaron. “Nosotros somos una vergüenza como país. Alarcón nos ha traicionado a todos sus electores. Estamos pidiendo su renuncia”. “No queremos que el gobierno nos siga escuchando. Quiero mi privacidad de vuelta”. “¡Qué vengan los tribunales internacionales, el Comité Global de Naciones. Esto no puede quedar impune!”. “¿Qué futuro le espera a mis hijos si esto pasa en una democracia?” Todos se expresaban ante cualquier micrófono que apareciera.


El monitoreo de la Casa Presidencial no daba abasto. Solo se hablaba de eso. Radio, Internet, Televisión, Redes sociales. Reventaron. La noticia era tendencia en todas partes. Boris, esto es inviable. Toca poner a alguien a que hable a favor de nosotros. Esta es la lista de analistas, columnistas, y académicos cercanos, que han tenido posiciones a favor del control absoluto. Toca llamar a los ExGenerales.


Comenzó la contraofensiva.


“Señor Presidente de la República


Somos un grupo de académicos, investigadores, artistas y defensores de los derechos humanos que hace unos años escribimos una carta pública como ésta para expresar nuestro apoyo a su propuesta de Gobierno. Hoy recurrimos a esta misma vía para expresarle nuestra preocupación por las actividades de inteligencia que, según información de revelada por los medios de comunicación, fueron adelantadas por su Gobierno en contra de todos los ciudadanos de este país.

Estas acciones no son más que una injerencia arbitraria, que se erigen ante la obtención ilegal de información privada de los ciudadanos, lo que, a nuestro parecer, va en contra de los valores democráticos de la nación.


Sus acciones, Señor presidente, constituyen una amenaza a la seguridad personal de todos sus gobernados y en graves violaciones de los derechos humanos civiles, y políticos del derecho internacional y de nuestras soberanías, y dañas las relaciones entre naciones.


Solicitamos que se suspenda toda actividad de este tipo y exigimos a la Rama Judicial que inicie todas las investigaciones pertinentes para aclarar estos hechos.


Reclamamos de usted y de todo su Gobierno las garantías necesarias para la libre realización de nuestras actividades diarias y a que renuncie a cualquier acción futura para intimidar a la sociedad.


Queremos resaltar que hoy los ciudadanos y especialmente los jóvenes saben que nadie puede estar por encima de la ley, que pensar diferente no una amenaza, y que nadie puede violar sus derechos consagrados en la constitución.


Esperamos que la sabiduría ilumine su Gobierno y tome las acciones necesarias para que logremos retomar la fe en su gestión.


Cordialmente,


Siguen 58 firmas, entre ellas las de Mariana.


Reporte 208


Venus 69 no ha presentado mayor actividad. Desde el viaje de Afrodita 08 no tiene contacto con ella. Ha presentado bastante interés por las noticias de las interceptaciones y la amenaza generada por las nuevas protesstas. Ha permanecido bastantes horas en internet leyendo prensa de diversos países.


Sofía pensaba en Mariana. ¿Cómo alguien tan cercana a ella estaba involucrada en el mayor escándalo político de este momento y no lo vio venir? No le creí nada. Definitivamente uno tiente a subvalorar a las personas que nos rodean. A veces, nunca termina de conocer a las personas. Se sintió bastante desolada. El que era el amor de su vida, desaparece sin dejar el menor de los rastros. Era como un fantasma, un sujeto que no existía. Su mejor amiga podía ser casi un héroe nacional y ya la desconocía. Estaba completamente sola. Decidió tomar el control de la situación. Sacó del fondo del cajón la cajita con la cadena que le entregó Santiago, se la puso y subió una foto a su blog.


Únicas oportunidades
A veces solo necesitamos cerrar los ojos y lanzarnos al vacío.
Esperar que nos reciba el mar profundo y no el suelo.
A veces las oportunidades se dan una sola vez.
¿La tomas o la dejas?


Se sentó a esperar. Seguro aparecería.


Querido Santi
Tengo internet limitado. Me vine a áfrica a hacer una temporada de voluntariado. Asumo que necesitaba encontrarme a mi misma. Sé que estás en problemas. Sé que me necesitas pero por ahora solo puedo decirte que tienes que luchar por lo que amas. No te quedes quieto. Da la pelea. Todas las que tengas que dar. No te rindas. Ve, consigue tu sueño. No importa cuán difícil pueda resultar. Ya has sacrificado mucho. Ya has puesto al resto de la humanidad por encima de tu felicidad. Basta. Basta. Comienza a pensar en ti. No es justo.


Te adoro. Philli






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasar y dejar una huella!