2 de junio de 2016

Magallanes o una buena forma de narrar el conflicto**


Colombia se acerca a la firma de la Paz entre el Gobierno y las FARC. Y ese solo es el comienzo del recorrido que como país tenemos que recorrer para sanar las heridas y no volver a cometer los mismos errores. Estamos en mora, porque con el tema de los paramilitares estamos en mora. Tenemos que ser capaces, no podemos seguir convertidos en un remedo de país donde los unos matan a los otros, mientras algunos sirven de espectadores de la masacre de la esperanza.

Nos guste o no, estemos de acuerdo o no con el proceso de paz, eso es lo que viene. Es el paso natural, acabar con la guerra. Y después de la guerra toca recoger los pedazos, no de las bombas, sino de todas aquellas almas destrozadas de las Víctimas. Y el arte es la mejor forma de volver a unir cada uno de los trozos.

Eso he admirado de los alemanes y su narrativa sobre la Segunda Guerra Mundial. Y eso es lo que hace Magallanes, una producción Colombo-Peruana-Argentina-Española, escrita y dirigida por el actor Salvador del Solar (Sí actor. Un galán de novela pudo hacer una gran película).

Él, a través de unos personajes maravillosos, deja de lado la sangre y la violencia para reconstruir la historia y darle dignidad a las Víctimas de guerra en el Perú.

No les voy a contar nada sobre la historia, porque cualquier cosa la arruinaría, y lo único que quiero es que vayan a verla, a ver si de una buena vez aprendemos, no por nada es considerada una de las 10 mejores películas latinoamericanas del 2015 y se ha ganado muchos premios.

La película no sólo está bien actuada, no solo tiene una excelente fotografía, un hilo narrativo (que puede ser lento para algunos gustos) que lo mantiene a uno al vilo y un par de giros dramáticos que te dejan con la boca abierta. También te destroza el alma. Te muestra los horrores de la guerra, el dolor de las Víctimas, sin disparar una bala...


Para narrar el conflicto no se necesita de camuflado, pero sí de mucho sentido crítico y algo de humor. Esta peli lo logra y debería ser un gran ejemplo para nosotros en Colombia.

Ver el Trailer



**No suelo escribir de cine en este blog, pero sentí que debía.