10 de agosto de 2016

Carta abierta a los niños y niñas de la Colombia de hoy

Queridos niños y niñas de la Colombia de hoy:

Quiero pedirles perdón a nombre de todos los colombianos. Quiero pedirles perdón porque están creciendo en un mundo lleno de odio y discriminación.

No tengo hijos, pero espero tener uno. Y me duele el alma saber que se va a encontrar con un entorno tan adverso para su felicidad. 

Hoy ser niño es muy difícil, porque heredamos los rencores, miedos y posiciones ideológicas de nuestros padres y abuelos. Y porque les enseñan que la diferencia es pecado, que los gordos, bajitos, negros, indígenas, gays, e incluso las mujeres, son inferiores... Que no merecen respeto. Entonces se crean bandos, porque los niños y las niñas repiten lo que se les enseña en la casa... Y hoy, muchos hogares enseñan a discriminar.

Soy Barranquillera. Y me crié en un colegio que promueve y en una familia que respeta la diferencia. Y soy afortunada por eso. A ellos les debo lo que soy y el profundo respeto que siento por el otro. 

Recuerdo que mi colegio no tenía uniforme, permitía que los niños y jóvenes usaran pelo largo y aretes, sin importar la edad. El motivo era que cada quien podía formar su personalidad como quisiera y que los padres en esto tienen responsabilidad. Creo que lo hicieron bastante bien. De mi promoción todos tienen trabajos en diversas partes del mundo, muchos ya tienen hijos y por lo que veo en redes sociales, son felices. Y eso es lo más importante. Gracias Colegio Alemán de Barranquilla.

En mi colegio no nos obligaban a ir a misa si alguno profesaba otra religión diferente a la católica. La opción era ir a leer a la biblioteca. En mi colegio había una clase de valores, en lugar de la clase tradicional de religión donde se estudia la Biblia, nosotros aprendíamos a resolver nuestras diferencias. 

En mi colegio, cuando éramos pequeños (creo que hasta antes de los 7 años o algo así) luego las clases de natación nos cambiábamos, niños y niñas en el mismo espacio. Ninguno se volvió gay o lesbiana por eso. Creo que fue el mejor ejercicio de reconocimiento del otro sin ningún tipo de morbo.

Queridos niños y niñas. Quisiera que todos pudieran tener colegios así. Donde cada quien es libre. Quisiera que  solo pudieran aprender del amor. Quisiera que no les impusieran ideas alejadas de la realidad. 

Les escribo porque hoy los conservadores radicales de Colombia (incluidos los religiosos) están promoviendo una marcha "en defensa de los valores de la familia". Todo porque el Ministerio de Educación inició un proceso de revisión de los manuales de convivencia (que son como las leyes que rigen en un colegio) para prevenir la discriminación a los niños, niñas y adolescentes que sean homosexuales o sientan que su identidad sexual es diferente. ¿Por qué? Porque ellos creen que ser gay es una enfermedad que se pega; porque creen -porque la Biblia lo dice- que la familia debe ser solo hombre y mujer con sus hijos; porque no les gusta lo diferente. 

Pero ser gay no es pecado, no es enfermedad y no se pega. Y espero que todos aquellos niños que sean criados con esta visión entiendan y no le transmitan estas falsas creencias a sus hijos. 

El fondo de esta pelea es que la Ministra de Educación es abiertamente lesbiana. Y para los heterosexuales blancos colombianos que siguen doctrinas religiosas radicales ella quiere "convertir a todos los niños en gays, inculcándoles la ideología de género". 

Ilógico.

Sencillamente porque las personas no se vuelven homosexuales porque les digan que está bien serlo, así como tampoco dejan de serlo porque les digan que es pecado. Así de simple. 

También argumentan que se quiere "acabar con la institución más antigua de la humanidad y sus valores": la familia. 

Ilógico.

Ilógico porque hay familias que no son solo mamá, papá e hijos. Porque hay familias que sin abuela, hija y nietos. Porque hay familias con solo madre o solo padre. Y porque también hay familias con dos madres o dos padres. Ilógico también porque hay padres, tíos y abuelos heterosexuales que abusan sexualmente de sus hijos, sobrinos y nietos. Entonces ¿qué valores defienden?

Los de la marcha también dicen que "ellos tienen derecho a educar a sus hijos como quieran".

Ilógico.

Porque la ley los protege. Si quieren que sus hijos crezcan en una burbuja donde no se habla de homosexualidad o de derechos sexuales pueden hacerlo. Los colegios, si no promueven abiertamente el castigo a los chicos que se declaren homosexuales, pueden  no tocar estos temas dentro de sus clases. Entonces ellos podrían buscar este tipo de colegios. 

Soy Naty Marenco. Tengo 35 años. Vivo en Bogotá y me declaro abiertamente a favor de la inclusión, a favor de los derechos, a favor del respeto y sobre todo a favor del amor.

Queridos niños: Espero que ustedes en algún momento también puedan declarar lo mismo, y se deshagan de cualquier idea que les hayan inculcado sus padres. 

Querido jóvenes. Si sienten que son homosexuales y alguien les dice que es malo serlo, no presten atención, seguramente esa persona no entiende lo valioso de la diferencia. 

Queridos niños y niñas. Ojalá todo fuera diferente, y hoy nos gobernara el amor y no el odio.

Con cariño 

Naty

23 comentarios:

  1. Gracias Naty por tu comentario seguro les va a cambiar como ver la vida a todo el que lo lea, me gustaria seguirla contigo ...un saludo cordial (osea beso y abrazo)

    ResponderEliminar
  2. "ser gay no es pecado", iba bien hasta que dijiste eso. entonces si te encuentras a un hijo varón que lo este penetrando otro varón, le aplaudes?, si tienes una hija lesbiana lamiéndose a otra, estallas en llanto de alegría? si ser gay no es pecado entonces vete a vivir a sodoma. si eso te dejo el colegio alemán mejor que cierren ese colegio, lindos valores los tuyos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Milena Gómez8/10/2016 4:59 p. m.

      Naty que linda reflexión. Soy del Colegio Alemán y también me siento profundamente orgullosa de serlo.
      Con razón que usted opina como "Anónimo".

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Siento mucho odio en el comentario de Anónimo, que triste vivir con tantos bloqueos mentales

      Eliminar
    4. No me guio por ninguna religion y soy supremamente abierta a las diferencias de cada uno. Esta carta demuestra que vivir abierto a las diferentes personalidades es lo mejor que puede hacer el ser humano. Leo este tipo de comentarios y me parece mas preocupante que un ser que dice "no vivir en pecado" y tener una vida "llena del amor de SU dios" sea capaz de pensar en tantos comentarios llenos de contenido sexual para criticar una carta en donde en ningun momento se utilizo la palabra "lamiendose" y nada es subido de tono. Que tristeza me da que en pleno año 2016 viviendo en un pais laico en donde la religion catolica no es obligatoria la gente aun sea capaz de hacer este tipo de comentarios. Usted Anonimo busquese ayuda profesional para quitarse toda su mentalidad sexual exagerada de la cabeza pues hasta ahora yo estoy segura que por usted ir a un baño donde entran varias personas a la vez haya terminado "lamiendose" con los que estan al lado de usted.

      Eliminar
  3. "Las personas no se vuelven homosexuales porque les digan que está bien serlo, así como tampoco dejan de serlo porque les digan que es pecado. Así de simple" esto fue muy contundente.

    ResponderEliminar
  4. Estudié en un colegio similar al tuyo Naty, en mi salón contábamos con un gay, un joven con un leve transtorno de síndrome de down y una niña en silla de ruedas porque nació con una enfermedad que no le permitía caminar. Al principio, no diré que fue fácil, sin embargo la construcción de sociedad que se fue formando, porque en todo el colegio, había de diferentes razas, "estratos sociales", creencias religiosas o ateos, etc. fue lo que nos dejó a todos.

    De mi grupo casi todos optamos por profesiones con énfasis social y otros en lo artístico, logramos reconocer en el otro la diferencia y sus derechos, como también sé hasta dónde llego yo con los míos.
    La educación en casa y colegio, se debe dar con miras a lograr un mejor futuro, a fortalecer nuestras sociedades igualitarias, libres y respetuosas.
    Esto que tenemos nosotros, es por lo que se debe seguir luchando.
    gracias por tu escrito.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Naty, buena tu reflexión, lo que pasa es que en nuestros tiempos no había la libertad que hay ahora, yo me considero una persona de mente abierta, acepto a todos por el ser humano que son y no por la condición que representan.
    Pero no estoy de acuerdo con que en los colegios hablen de la homosexualidad como algo normal, por que como tú sabiamente lo mencionas, para Dios la homosexualidad es pecado......y si es pecado....no es normal.
    Estoy de acuerdo con que debe haber respeto por las personas, pero no al punto de pasar por encima de la palabra de Dios.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Milena Gómez8/11/2016 8:35 p. m.

      "Yo me considero una persona de mente abierta y acepto a todos por el ser humano que son". "La homosexualidad es pecado y no es normal" (osea no puede ser aceptada).
      ¿? entonces los homosexuales no son seres humanos ¿? (ya que no merecen aceptación)
      Con todo respeto Karena, no entiendo tu posición...

      Eliminar
    2. Yo me pregu to si fue Dios el que escribió la Biblia? La biblia fue escrita por el hombre y en una época donde había menos opinión y libertad, porque si ibas en contra te ahorcaban, pedreaban. No sé por qué hablan de pecado, cuando todo el mundo peca

      Eliminar
  7. Que buena reflexión Naty, el enseñar a aceptar la diversidad hace que la sociedad sea mejor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Naty. Aplaudo tu reflexión.
    Es coherente e inteligente. Por mi parte este tema me ha hecho conocer mejor a muchas personas. Cuando dan su punto de vista sobre el tema ves inmediatamente si son amorosas y compasivas o intolerantes, con miedo a los cambios y capaces de manifestar repulsión u odio por otros seres humanos.
    Tu reflexión es una fragante flor en este mundo lleno de críticas y juicios.

    ResponderEliminar
  10. Mis respetos Naty Marenco. estupenda reflexion. Como se haria para conseguir que fuera obligacion leerla?

    ResponderEliminar
  11. Antes de opinar sugiero que leamos y debatamos - todos los interesados - el contenido de la "cartilla" y si hay algún punto en que no estemos de acuerdo, se inicie un debate con respeto y exponiendo las ideas con argumentos y no simplemente calificando o juzgando a los autores o promotores de la idea que se quiere transmitir: Libertad, reconocimiento, inclusón y respeto hacia todos los seres humanos. No olvidemos que TODOS tenemos derechos, deberes y responsabilidades.

    ResponderEliminar
  12. Es la reflexión más acertada que he leído sobre este tema
    Y aunque todo me gusto,eb esto se resume todo
    "Sencillamente porque las personas no se vuelven homosexuales porque les digan que está bien serlo, así como tampoco dejan de serlo porque les digan que es pecado. Así de simple"
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  13. Que buen aporte a la discusión. desapasionado, aunque lleno de amor y ternura, concreto, respetuoso.

    ResponderEliminar
  14. Jessica Rodríguez C.8/13/2016 1:40 a. m.

    Querida Naty, gracias por iluminar algo el horizonte. Me identifico con cada punto que mencionaste. Sin embargo me duele en el alma reconocer que en el año 2016 la sociedad colombiana todavía no esté "dispuesta" a ser tolerante de verdad. Vivo en Alemania desde casi 25 años y aunque aquí tampoco todo es perfecto, soy conciente que los valores que traje (sembrados por mi familia y nuestro querido colegio alemán) tuvieron mucho más espacio para desarrollarse que si me hubiese quedado en Colombia. La sociedad colombiana siempre ha sido de doble moral. Hay varias razones para esto, muchas de ellas tienen que ver con la historia del país, pero analizar cada una de ellas nos llevaría mucho tiempo. He aquí uno de los problemas. Demasiadas personas en Colombia no leen. No se informan. Y es por esto que nuestra impulsividad y pasión innata (que muchas veces son aplaudidas y envidiadas en otros lugares) nos terminan de cegar. Si no fuese así, entonces pregunto: ¿Cómo es posible que personas cristianas que dicen preocuparse por la familia (tradicional) acepten y en algunos casos hasta celebren que sobretodo hombres casados y con familia tengan "una querida"? (Cosa que según la Biblia es pecado no solo para el hombre!). ¿Cómo es posible que se acepte que los jefes de las iglesias! se enriquezcan a costa de sus "ovejas"? ¿Cómo es posible que una sociedad cristiana permita que la diferencia entre ricos y pobres sea tan grande que haya personas y niños! que pasen o mueran de hambre?
    Hay muchas más preguntas que esa sociedad se debería hacer para que por fin caiga en cuenta de su doble moral. Sin embargo termino aquí mi comentario solo con una: ¿Cómo es posible creerse un buen ciudadano, hombre/ humano, cristiano, siendo conciente que solo cumple las reglas y mandamientos! que quiera cumplir?

    ResponderEliminar
  15. Romanos 1: 17 al 27

    Rom 1:17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.
    Rom 1:18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
    Rom 1:19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
    Rom 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
    Rom 1:21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
    Rom 1:22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,
    Rom 1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
    Rom 1:24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,
    Rom 1:25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
    Rom 1:26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
    Rom 1:27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

    La homosexualidad es pecado y si permiten que Dios entre a sus vidas si pueden dejar de serlo.

    Primera de Corintios 6: 9 - 11

    1Co 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
    1Co 6:10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
    1Co 6:11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

    Solo que el hombre no tiene en cuenta a Dios para nada os verdaderos principios y valores te los enseña la Palabra de Dios, lo que pasa es que el hombre quiere hacer su vida como le da la gana sin tener en cuenta sin tener en cuenta las normas de conducta que el creador dejo por inspiración divina en su palabra referente al hombre

    ResponderEliminar

Gracias por pasar y dejar una huella!